Tamiz visual neonatal, asegúrale a tu bebé una visión saludable

26 julio, 2022
Tamiz visual neonatal, asegúrale a tu bebé una visión saludable

Algunas afecciones que causan ceguera son prevenibles con un tamiz visual en Mérida. Por lo que, la mejor manera de asegurar una salud ocular a sus hijos es llevándolos desde pequeños a sus revisiones oftalmológicas.

El desarrollo de la vista no se termina con el nacimiento. Durante el primer año de vida, experimenta cambios que permiten su correcta evolución. Por ello, es indispensable que cuando el bebé cumpla sus 28 días, aproximadamente, lo lleven a que se realice su tamiz visual neonatal. En el caso de ser prematuro, es indispensable que acudan al oftalmólogo infantil en Mérida durante la primera semana de nacido.

¿En qué consiste el tamiz visual en Mérida?

El tamiz visual es una prueba de detección de anomalías oculares. Es fundamental aplicarla a todos los recién nacidos con un mes de edad y en el caso de los prematuros es con una semana. Esto se debe a que la labor del desarrollo visual en ellos será más ardua que en el caso de un bebé que estuvo en el útero de su mamá durante 36 semanas.

Esta prueba consiste en una consulta con un oftalmólogo pediatra en Mérida, como la Dra. Elizabeth Esparza. Primero, se hace una revisión de las partes externas de los ojos, es decir, los párpados, pestañas, lagrimales, conjuntiva, córnea e iris. Luego, mediante la aplicación de un medicamento en gotas se realiza una dilatación pupilar que nos permite valorar la graduación y las partes más internas como cristalino, nervio óptico, retina y mácula.

En general, el tamiz visual en Mérida es esencial para detectar o descartar oportunamente problemas de la vista de los recién nacidos, como la catarata y el glaucoma congénitos, el estrabismo, la uveítis, retinoblastoma y retinopatía del prematura que es un padecimiento de ceguera evitable.

Por eso, si un bebé prematuro no visita regularmente a su oftalmólogo pediatra, tendrá más probabilidad de padecer ceguera. Un buen monitoreo es esencial para asegurar la salud visual de sus hijos.

Cabe recordar que después del tamiz visual es necesario volver a revisar la salud ocular a los ocho meses, y después entre los cuatro y seis años un chequeo preventivo para descartar afecciones oculares y monitorear la agudeza visual.

Enfermedades que se detectan mediante el tamiz visual

Las enfermedades que se detectan o descartan con el tamiz visual son las siguientes:

Catarata congénita

Una catarata congénita es la opacidad del cristalino del ojo que está presente al nacer. El cristalino debe ser transparente. La mayoría de las cataratas se producen por la edad, pero se presentan desde el nacimiento.

El tratamiento dependerá de la gravedad de la catarata. Es decir; si son leves y no afectan la visión es posible que no se recomienda ningún tratamiento, en el caso contrario, lo más seguro es su extirpación mediante una intervención quirúrgica.

Glaucoma congénito

El glaucoma congénito es un defecto del desarrollo anormal del sistema de drenaje del humor acuoso, un líquido incoloro que nutre la córnea y el cristalino. Se produce de manera constante y cuando no se evacúa de manera correcta, se acumula dentro del globo ocular, pudiendo provocar daños irreversibles en el nervio óptico si no se interviene a tiempo.

Este padecimiento se trata principalmente de manera quirúrgica y la terapia médica tiene una función complementaria. El procedimiento se seleccionará de acuerdo con la gravedad del glaucoma.

Retinopatía del prematuro

La retinopatía del prematuro es un trastorno ocular causado por el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos en la parte sensible a la luz de los bebés prematuros. Esta afección se puede resolver sin tratamiento, pero cuando está avanzada, puede causar problemas de visión permanentes o ceguera. Por eso, es esencial realizar el tamiz visual neonatal a sus hijos.

En el caso de que sus hijos tengan la retinopatía del prematuro en un nivel de gravedad, es posible que se le recomiende un tratamiento combinado de terapia tradicional y medicamentos.

Acudan a la Dra. Elizabeth Esparza

La salud visual de sus hijos es fundamental para su desarrollo, por eso es importante buscar a los mejores médicos oftalmólogos. La Dra. Elizabeth Esparza es de las mejores oftalmólogas en Mérida. Su posgrado en oftalmología pediátrica le permiten brindarles los tratamientos más avanzados.

Agenden con la Dra. Elizabeth Esparza un tamiz visual en Mérida para sus recién nacidos, para hacerlo, comuníquense al teléfono (999) 481 9244, también pueden escribirnos un correo al mail eliesparza.aguiar@gmail.com. Para emergencias marquen al número (999) 357 1910.

Visítennos en el nuevo consultorio ubicado en iOptics, Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2, Plaza Polanco 31.