Graduación de lentes

La graduación de lentes en niños, incluye la miopia, la hipermetropía y el astigmatismo, conocidos en conjunto como errores de refracción. Pueden diagnosticarse tan temprano como en el primer año de vida mediante un tamiz visual oftalmológico. Las indicaciones de lentes en los niños no es la misma que en los adultos, es por eso que es muy importante contar con la valoración de un especialista con posgrado en oftalmología pediátrica.

Los errores de refracción reprensentan un alto porcentaje a nivel mundial de impedimento visual completamente tratable. Aunque la mayoría de las veces no existe ninguna sintomatología específica, en algunas ocasiones nuestros niños pueden iniciar con tallado ocular frecuente, giros de la cabeza en diferentes direcciones, acercar demasiado las cosas que quieren enfocar, desviación ocular, dolores de cabeza, e incluso un bajo desempeño escolar, ser muy retraído o ser muy poco concentrado en las tareas pequeñas.