¿Qué sabe sobre la retinopatía diabética?

¿Qué sabe sobre la retinopatía diabética?

La diabetes puede traer múltiples complicaciones y una de ella es la retinopatía diabética, para que esta afectación pueda ser atendida es preciso acudir con oftalmólogos en Mérida, pues lo que se quiere evitar es que crezca y provoque ceguera, esto puede ocurrir si no se le da un tratamiento adecuado. Esta enfermedad y sus consecuencias puede prevenirse si se realizan un buen seguimiento y control, sobre todo si simultáneamente se tiene bajo control a la diabetes.

Acuda con la Dra. Eli Esparza, es un médico oftalmólogo, comprometida con la salud visual de sus pacientes, hizo sus estudios en el Posgrado de Alta especialidad en Oftalmología pediátrica, su objetivo es mantenerse como una profesional aumentando su experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares en la infancia.

Una profesional que está a la vanguardia en los temas de oftalmología, tiene gran experiencia en el tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades de los adultos como cataratas, pterigiones, glaucoma y enfermedades de la retina, y se caracteriza por dar trato amable y profesional.

Aspectos fundamentales de la retinopatía diabética

La diabetes puede traer consecuencias en la visión, y los daños colaterales ocurren en los vasos sanguíneos en la retina. Por desgracia una diabetes mal atendida puede provocar la ceguera. Por ellos las personas que sufren diabetes deben ir con oftalmólogos en Mérida, Yucatán, como la Dra. Esparza, para realizarse una evaluación de la vista por lo menos una vez al año, de esta manera se estará descartando que padece problemas oculares a causa de su padecimiento.

La retinopatía diabética es un daño que sucede dentro del tejido de la retina en los vasos sanguíneos, esto provoca que exista perdida del líquido y por lo tanto una visión distorsionada. Recordemos que la retina se ubica en la parte de atrás del ojo, tiene sensibilidad a la luz, y ahí se lleva el proceso el cual produce imágenes visuales.

Existen dos tipos de retinopatía, una de ellas es la diabética no proliferativa, esta no es intensa y no suele presentar síntomas. El segundo tipo es la diabética proliferativa, aquí ya se comienzan a crear nuevos vasos sanguíneos fuera de lo normal en la retina, hablamos de una etapa avanzada.

Aunque durante las primeras etapas esta enfermedad no suele presentar síntomas, sí lo hace conforme va a avanzando, es aquí cuando solos signos de su presencia se hacen evidentes. Por desgracia, existen ocasiones cuando la persona pierde la visión de manera abrupta y repentina, y este se vuelve el único síntoma.

Algunos de los síntomas de la retinopatía diabética son: visión borrosa, el deterioro de la visión del color, bloqueo de la visión de la persona por manchas o rayas, deficiente visión nocturna, pérdida repentina y total de la visión, entre otras.

Es importante señalar que esta enfermedad afecta a ambos ojos, aunque no a la misma intensidad, y que la única alternativa que tiene las personas con diabetes para prevenir la perdida da la visión es la asistencia frecuente con oculistas en Mérida para que pueda detectarse a tiempo.

Otra de las razones por la cual hay que tener cuidado con esta afectación ocular, es porque puede complicarse y provocar hemorragia vítrea que es cuando un vaso sanguíneo nuevo va a hacia el gel vítreo que es lo que llena el ojo y es hace que retina reciba luz. También puede provocarse desprendimiento de la retina, cuando esto sucede y no se trata puede producir pérdida total de la visión. Otra de las complicaciones es el glaucoma.

Factores de riesgo

Es verdad que cualquier paciente que tenga diabetes ya es un candidato posible a sufrir retinopatía diabética, este hecho debe mover a las personas a acudir con oftalmólogos en Mérida y checarse frecuentemente. Sin embargo, hay personas que tienen un riesgo mayor a presentar esta enfermedad.

Entre los pacientes con riesgo se encuentran aquellos que no pueden controlar adecuadamente los niveles de azúcar en sangre, presión alta, colesterol alto, fumador, mujeres embarazadas o tienen un largo historial de diabetes.

Sucede que la glucosa es la que daña los vasos sanguíneos y hace que el flujo de la sangre que va hacia la retina disminuya. La afectación de los vasos sanguíneos en ocasiones es poco y por lo tanto no termina afectando a la visión.

Pero cuando la persona ya está en una etapa muy avanzada de la enfermedad entonces los vasos sanguíneos si pueden llegar a bloquear la visión por completo. Es verdad que los vasos seguirán produciendo pero estos serán poco estables, llegarán hasta el gel vítreo o se romperán de forma sencilla.

Cuando la persona presenta síntomas, y estos se van a acumulando, entonces hay una probabilidad grande que el paciente pierda la visión. Sin embargo, esta situación ocular puede diagnosticarse gracias a la realización de una tomografía de coherencia óptica. Si por una parte es verdad que esta enfermedad inicia sin ningún cambio aparente en la visión, estas modificaciones sí pueden ser detectadas por un especialista, de aquí la importancia de ir de manera temprana y preventiva con el oftalmólogo.

El especialista realizará uno o varios exámenes con el fin de dar un diagnóstico, entre algunos de los exámenes que puede realizar está la prueba de dilatación ocular. Consiste en la dilatación de las pupilas para poder ver fácilmente el interior del ojo.

Cuando se realiza el examen ocular se toma imágenes del interior del ojo, dentro de lo que se puede detectar están anomalías en los vasos sanguíneos, el nervio óptico o la retina, presencias de cataratas, cambios en la presión ocular o en la visión general. Aparición de nuevos vasos sanguíneos, desprendimiento de retina, entre otras.

También está el examen de angiografía con fluoresceína que consiste en la misma dilatación de las pupilas, a continuación se inyecta una tinta que va coloreando el ojo y conforme la sustancia llega al interior del ojo se toman imágenes para que los oftalmólogos en Mérida tengan la visualización de vasos sanguíneos anormales.

La Dra. Eli Esparza, especialista en oftalmología está para atender estas y otras enfermedades oculares. Agende cita, hable al número (999) 481 9244, si tiene alguna emergencia puede marcar el teléfono (999) 357 1910.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.