¿Qué es la retinopatía diabética? : Vasos sanguíneos rojos de los ojos

¿Qué es la retinopatía diabética? : Vasos sanguíneos rojos de los ojos

Los oftalmólogos en Mérida Yucatán son los especialistas idóneos para tratar la retinopatía diabética y evitar mayores complicaciones en la visión. La retinopatía diabética se caracteriza por ser una complicación de la diabetes y una de las principales causas de ceguera en adultos, debido a los cambios estructurales que ocurren en los vasos sanguíneos de la retina. El tratamiento oportuno por parte de los especialistas se convierte en esencial para preservar la visión.

¿Cómo se produce la pérdida de visión por la retinopatía?

Es de vital importancia acudir al especialista una vez al año para que realicen los exámenes pertinentes para detectar esta afección; porque, a medida que avanza la enfermedad, estos vasos se vuelven incontinentes y liberan sangre o líquido sanguíneo al espacio retiniano o al vítreo, lo que causa problemas de visión. La retinopatía diabética puede causar pérdida de la visión de dos formas:

Los vasos sanguíneos son frágiles

Los vasos sanguíneos anormales (neoformados), por ser frágiles, se rompen y liberan sangre en la cavidad vítrea, oscureciendo o incluso eliminando la visión. Esto suele ocurrir en las etapas más avanzadas de la enfermedad.

Ocurre edema y pérdida de visión

El líquido sanguíneo puede exudar a la región macular (parte de la retina que corresponde a la visión central), provocando edema y consecuentemente pérdida de visión. Puede ocurrir en cualquier etapa de la retinopatía diabética, aunque es más probable que ocurra en etapas avanzadas de la enfermedad.

Esta enfermedad puede ocurrir en diabéticos tratados con antidiabéticos orales o en aquellos tratados con insulina La retinopatía diabética suele aparecer a los pocos años, manifestándose antes en el caso de la diabetes tipo 1 que en la diabetes tipo 2.  La retinopatía diabética no solo depende de los valores de glucosa en sangre, sino también de otros factores como hipertensión arterial, niveles de colesterol, tabaquismo y otro sumamente importante que es el factor genético, a saber, el hereditario.

Los pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2 son muy propensos a desarrollar retinopatía diabética y, por lo tanto, deben someterse a un examen del fondo de ojo al menos una vez al año. La retinopatía diabética está directamente relacionada con los años de evolución de la diabetes. Sobre la etapa de retinopatía diabética, los oftalmólogos en Mérida  deben orientar al paciente para evitar su evolución.

¿Cuáles son las fases de la retinopatía diabética?

Retinopatía diabética proliferativa

La retinopatía diabética proliferativa es la etapa más avanzada de la enfermedad, se caracteriza por la aparición de nuevos vasos en la superficie de la retina y la papila. Estos vasos sanguíneos son frágiles y consisten solo en el endotelio. Crecen a lo largo de la retina y hacia el vítreo sin causar ningún síntoma ni pérdida de visión. Sin embargo, pueden romperse y liberar sangre en la cavidad vítrea, provocando una pérdida de visión severa e incluso ceguera.

Aproximadamente la mitad de las personas con retinopatía proliferativa también tienen edema macular. El edema macular puede ocurrir en cualquier etapa de la retinopatía diabética, constituyendo la principal causa de pérdida visual en los diabéticos. El edema macular es causado por la acumulación de líquido en la zona más importante de la retina, la mácula.  Por ende, el tratamiento oportuno con los oftalmólogos en Mérida Yucatán se convierte en un factor esencial para prevenir la ceguera y otros inconvenientes.

Retinopatía diabética no proliferativa

La retinopatía diabética no proliferativa es la etapa menos avanzada de la enfermedad, pudiendo identificar también dentro de esta los diferentes grados de desarrollo de la retinopatía. A menudo, estas primeras etapas también se denomina retinopatía diabética preproliferativa. En la retinopatía diabética incipiente , como su nombre lo indica, la enfermedad se encuentra en una etapa temprana y no causa cambios visuales. Sin embargo, si se desarrolla retinopatía diabética, puede ocurrir pérdida de visión que afecte a ambos ojos.

La retinopatía diabética no proliferativa leve es la etapa inicial de la enfermedad. En esta fase de la retinopatía diabética, las pequeñas dilataciones vasculares son visibles en la retina posterior. En la retinopatía moderada no proliferativa, a medida que avanza la enfermedad, son visibles más allá de pequeñas dilataciones, hemorragias, exudados blandos y duros en la retina posterior.

 En la retinopatía no proliferativa grave  además de los signos de retinopatía moderada, también son visibles vasos sanguíneos obstruidos, lo que priva a varias áreas de la retina del suministro de sangre. Estas áreas retinianas isquémicas estimularán la formación de nuevos vasos sanguíneos.

¿Cuáles son los síntomas de la retinopatía diabética?

De acuerdo con los oculistas en Mérida, en la retinopatía diabética los síntomas varían mucho según el estadio de la enfermedad (proliferativa o no proliferativa). En la fase inicial, la retinopatía diabética es asintomática (sin síntomas). Por este motivo, el paciente con diabetes no debe esperar a que aparezcan los síntomas visuales, sino que debe realizarse un examen de la vista al menos una vez al año.

La visión borrosa es uno de los síntomas más frecuentes de la retinopatía diabética y suele presentarse en la fase proliferativa de la enfermedad, cuando la mácula tiene edema y cuando los vasos se rompen y sangran hacia el vítreo. El sangrado puede reaparecer y provocar una visión muy borrosa. El especialista realizará una serie de exámenes para detectar este padecimiento e iniciar el tratamiento con el paciente.

Los oftalmólogos en Mérida Yucatán son los especialistas que deben visitar una vez al año, especialmente si sufren de diabetes para cuidar la salud visual y evitar la ceguera. Recuerden que a partir de los 40 años deben empezar a cuidar su salud ocular para que puedan disfrutar de una buena calidad de vida. La Doctora Elizabeth Esparza los puede atender de manera adecuada esta afección tanto en bebés, como en adultos. Si desean más información, pueden llenar el formulario del sitio web.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.