¿Qué es la miopía infantil y por qué hay que tratarla?

¿Qué es la miopía infantil y por qué hay que tratarla?

Los padres que tienen problemas de la vista y que utilizan anteojos son quienes se preocupan con mayor frecuencia por la salud visual de sus hijos. Generalmente son quienes se sienten más identificados y por ello es por lo que llevan a sus hijos con mayor frecuencia a los oftalmólogos en Mérida. Una de las enfermedades más comunes en los infantes es la miopía, que es un error refractivo común de la vista y que es muy fácil de tratar con el tratamiento adecuado, que generalmente consiste en el uso de gafas.

La medicina moderna ha detectado una infinidad de razones por las que algunos niños tienen problemas de vista, pero uno de los factores es la herencia, aunque no es el único. Los niños pequeños no saben si ven bien o no, lo que complica en muchas ocasiones el poder resolver el problema de manera adecuada. Por este motivo, es fundamental que tanto los padres como los profesores del pequeño, estén atentos ante cualquier señal o síntoma de que el menor no se ve del todo bien.

¿Qué es la miopía infantil?

La miopía infantil debe ser tratada por un oftalmólogo pediatra Mérida, ya que se trata de un padecimiento muy delicado porque implica un ojo que crece en exceso, es decir que no se consigue un enfoque adecuado del ojo para ver los objetos. Se debe tratar con mucho cuidado, ya que la miopía aumenta de manera significativa durante la niñez y durante la adolescencia.

Algunos estudios estiman que uno de cada diez niños que padecen miopía, desarrollarán enfermedad grave, ya que alcanzarán hasta seis dioptrías, que es denominada por los expertos como miopía magna, que es una de las principales causas de patologías más graves como pueden ser el desprendimiento de retina y la retinopatía miópica; no obstante, en casos extremos, pueden llegar a causar una discapacidad visual, que se presentará en la etapa adulta.

Es por esta razón que, desde pequeños, deben mantenerse al pendiente de la salud de los ojos de sus hijos, ya que, de no hacerlo, las consecuencias podrían ser muy graves. Los oftalmólogos para niños en Mérida han descubierto que la progresión de la miopía se puede detener si es detectada a tiempo y en edades tempranas, ya que basta con que el pequeño utilice unas gafas especialmente diseñadas para corregir su problema, para reducir el avance o corregir la miopía.

¿Cómo reducir los riesgos de miopía en sus hijos?

Si bien es cierto que existen casos congénitos de miopía, hay que señalar que hay otros casos en donde es una consecuencia de diferentes factores a los que se expone la vista del menor. Uno de los estudios más recientes ha puesto al descubierto que el aire libre ayuda a disminuir el avance de la miopía en los niños.

El estudio realizado por la Universidad de Sídney en escuelas de esa ciudad evaluó el efecto que tuvo el tiempo transcurrido al aire libre sobre la progresión de la miopía en niños de entre seis y 12 años. Los niños que pasaron más tiempo al aire libre presentaron menos progresión de la miopía, así que una de las recomendaciones es dejar que los niños pasen más tiempo al aire libre.

Se recomienda también limitar los tiempos que los niños pasan frente a las pantallas de televisión, celular, computadoras y tabletas electrónicas. El abuso en el uso de estas tecnologías ha ocasionado diversos trastornos visuales, no sólo miopía, así que hay que limitar los tiempos de uso y, de ser posible, comprar gafas especiales para el uso de estos dispositivos, que tienen un sistema anti- reflejante que evita la entrada de luz directa a la vista, que es sumamente dañina.

¿Cómo detectar la miopía?

Detectar la miopía en los infantes es un tema muy complicado, mucho más que detectarla en adolescentes o adultos. Los niños no saben bien cómo verbalizar que tienen alguna molestia; no obstante, la manera más sencilla de detectarlo es llevando a sus hijos con los oftalmólogos en Mérida para que realicen revisiones de rutina y detectar problemas a tiempo. En caso de que por alguna razón no puedan acudir con el especialista, es importante que se mantengan atentos a estas señales:

  • El niño se acerca demasiado a la televisión.
  • La postura que adquiere al leer o jugar suele ser con una tendencia a acercarse a los objetos.
  • Parpadea con más frecuencia de lo normal.
  • Presenta constantes dolores de cabeza luego de regresar de la escuela. Esta será una de las señales definitivas con las que podrían sospechar que su hijo tiene miopía.
  • Problemas de aprendizaje, ya que los niños no suelen decir a los docentes que no ven bien.

Si detectan estos síntomas, es importante que acudan con un especialista para que ofrezca un diagnóstico adecuado y pueda descartar o confirmar que se trata de miopía. Una de las mejores opciones es la Clínica de Oftalmología Infantil de la Dra. Eli Esparza, donde contamos con un equipo ampliamente preparado y experimentado que podrán ayudar a que su hijo recupere su visión y con ello su calidad de vida.

La Dra. Eli Esparza cuenta con una amplia experiencia que la respalda como uno de los mejores oftalmólogos en Mérida, así que, si quieren agendar una cita, comuníquense al teléfono (999) 4819244 o al correo electrónico eliesparza.aguiar@gmail.com.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.