¿Es para todos la cirugía de estrabismo?

¿Es para todos la cirugía de estrabismo?

El estrabismo es la desalineación de los ojos, lo que provoca que alguno de los ojos no llegue a usarse, dañando la visión, la percepción de profundidad y las habilidades motoras. Esta afección puede darse en niños y adultos.  Por eso, si detecta alguna anormalidad en la alineación de los ojos debe ir con un oftalmólogo, él determinará si es necesario una cirugía de estrabismo en Mérida.

Vaya con la Dra. Eli Esparza tiene un compromiso con la salud visual de sus pacientes, por eso está en constante actualización en los avances de la oftalmología. La doctora da un trato profesional y amable, tiene experiencia en atender enfermedades de los adultos y niños.

¿Qué es la cirugía de estrabismo?

La cirugía no se da como tratamiento inicial, en cambio, los oculistas en Mérida lo que harán primero es probar alternativas como el uso de lentes, terapias con parches y otros. Si ha probado todo esto y la anomalía continúa, entonces el médico determinará la operación como el siguiente paso.

La cirugía para tratar el estrabismo puede hacerse en niños pequeños, incluso desde los cuatro meses, y también en adultos. Lo ideal es que la operación se haga a una edad temprana ya que es cuando la visión binocular se adapta más fácilmente. Esto no quiere decir que no se pueda operar a niños grandes o  adultos, ya que los circuitos cerebrales encargados de la visión binocular seguirán teniendo la capacidad de adaptarse.

Es importante tener en cuenta que debido a que no todos los músculos oculares van a tener la misma respuesta después de la operación, puede suceder la necesidad de alguna sub correcciones y sobre correcciones. La mayoría de los pacientes operados responden satisfactoriamente; sin embargo, hay un bajo porcentaje que requieren de nuevas operaciones, ya sea meses o años después, para garantizar que los resultados de la primera cirugía.

Lo bueno de esta operación es que es ambulatoria, lo que quiere decir que no es necesario quedarse en el hospital. De hecho, tampoco requiere de llegar con horas de anticipación, además, un par de horas después de la intervención puede irse a casa. En sí, se trata de una cirugía sencilla y que no suele complicarse, es una operación muy segura. Los oftalmólogos en Mérida  le pueden hablar del procedimiento para que el paciente tenga más seguridad y confianza, además, si es un médico experimentado quien lo hará, la persona puede estar tranquila.

Pasos por seguir en el proceso

Antes de la cirugía de estrabismo en Mérida su médico dará instrucciones, una de ellas es el ayuno desde una noche anterior a la intervención. Aunque sea una operación ambulatoria es necesario no comer alimentos horas antes. Solo podrá tomar un poco de agua. Si el paciente está enfermo es importante lo comente antes de la operación con el médico, él determinará si continúa con el proceso o es mejor esperar a que la fiebre o tos de la persona desaparezca.

La anestesia que se aplicará al paciente dependerá su edad y las condiciones personales. No es la misma cantidad de anestesia que necesita un bebé, un infante más grande o un adulto. Cuando el paciente está sedado se inicia con el procedimiento que no suele extenderse más de una hora. Sin embargo, su duración puede oscilar entre media hora y 90 minutos, esto dependerá de la complejidad que presente el paciente.

Una vez terminado el procedimiento hay que esperar a que el paciente despierte totalmente. No suele vendarse los ojos en el proceso de recuperación, eso sí, es común que exista cierta sensibilidad a la luz, molestias oculares o alguna sensación de picazón. El especialista le indicará que evite frotarse los ojos. El paciente estará listo para irse a casa en aproximadamente dos horas después de la operación. Esto puede variar en cada paciente.

Para la recuperación en casa es probable que se le indique algún tratamiento antibiótico básicamente para prevenir infecciones. Asimismo, si un niño es el que se sometió a la operación, los padres deben cuidar que su ojo no se moje, estar atento si tiene náuseas o malestar en los días posteriores, si está cansado. No se recomienda que el niño use la alberca alrededor de los primeros diez días después de la intervención.

Finalmente, recuerde que hacer chequeos preventivos a los niños es vital para detectar posibles enfermedades y llegar a soluciones sencillas y efectivas. Llevé a su pequeño con la Dra. Eli Esparza, médico oftalmólogo, quien le da atención personalizada. También atiende emergencias oculares y hace exámenes infantiles y en adultos, y si es necesario realiza la cirugía de estrabismo en Mérida. Para agendar cita comuníquese al número (99) 481 9244. Si tiene una emergencia puede marcar el teléfono (999) 357 1910.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.