Enfermedades no oculares que detecta el tamiz visual Mérida

Enfermedades no oculares que detecta el tamiz visual Mérida

Realizar un tamiz visual Mérida a sus hijos es muy importante para comprobar su salud visual, puesto que, dado el caso de encontrar alguna anomalía, siempre es mejor comenzar con un tratamiento temprano efectivo.

Sin embargo, esta evaluación visual en los neonatos no solamente resulta útil para detectar enfermedades oculares, sino que puede servir para identificar otras patologías que tienen su primera manifestación en los ojos. A continuación, podrán conocer algunas de ellas.

Papiledema

El papiledema es una inflamación que se da alrededor del disco óptico; que es el área donde el nervio óptico, que es el encargado de llevar los mensajes del ojo al cerebro, entra en el globo ocular.

Los papiledemas se dan cuando el nervio óptico se inflama a causa de una mayor presión cerebral, que puede ser generada por tumores, meningitis, hipertensión intracraneal idiopática, hidrocefalia y trombosis en los senos venosos.

A través de un tamiz visual Mérida es posible identificar este síntoma y comenzar a tratar de forma oportuna estos problemas con el fin de hacer más llevadera la vida del bebé o, en algunos casos, controlar por completo la patología.

Albinismo

Cuando nace un bebé, si se da el caso de que el médico detecte una falta de pigmento en el cabello y la piel que esté afectando las pestañas y las cejas, lo más probable es que los remita a oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán para seguir de cerca cualquier cambio que se presente en la pigmentación y visión del neonato.

El término albinismo se usa para referirse al albinismo oculocutáneo (AOC), que es un grupo de trastornos hereditarios en los que existe poca o nula producción del pigmento natural melanina. El tipo y la cantidad de este pigmento que se produce en el cuerpo determina el color de la piel, del cabello y de los ojos.

Pero lo que no muchos saben es que la melanina también tiene un papel importante en el desarrollo de los nervios ópticos, lo que ocasiona que las personas que padecen albinismo también tengan problemas de visión.

Por lo general, los signos del albinismo son detectables a través del color de la piel, el cabello y los ojos de una persona, sin embargo, hay ocasiones en las que pueden ser sutiles. Quienes tienen albinismo también son sensibles al sol, por lo que tienen una probabilidad mayor de desarrollar cáncer de piel.

Aunque no existe una cura del albinismo, las personas que tienen este trastorno pueden proteger su piel y acceder a tratamientos con oftalmólogos en Mérida Yucatán para mejorar su vista, por lo que pueden tener una vida relativamente normal.

Síndrome de Goldenhar

Se trata de una condición en la que se presentan varias malformaciones desde el nacimiento, lo que se debe a problemas que suceden cuando el feto se está formando en el útero de su madre, en unas estructuras que se llaman primero y segundo arco branquial, encargadas de formar el cuello y la cabeza.

Lo que más se evidencia con este síndrome es la asimetría de la cara, además de problemas oculares, de oído y en la columna vertebral. Quienes tienen este problema tienden a tener un oído no formado del todo o directamente a no tener oído. También desarrollan tumores en los ojos y en otras partes del cuerpo, además de anomalías en la columna vertebral.

Este síndrome también puede llegar a afectar el corazón, sistema nervioso central, los pulmones y los riñones. Aún se desconocen las causas de la enfermedad, pero se ha determinado que la mayoría de los casos no son heredados.

El tamiz visual Mérida es muy importante en este caso porque, pese a todas las afecciones que acarrea este síndrome y que las manifestaciones físicas pueden ser muy evidentes, existen casos en que los síntomas son mucho más leves, pero se pueden evidenciar en la salud visual y auditiva del infante.

Síndrome de Weill-Marchesani

Este síndrome es una enfermedad hereditaria que se da en el tejido conectivo y afecta en mayor medida a los huesos y a los ojos. Algunas señales y síntomas de la patología son la baja estatura, dedos cortos y articulaciones rígidas, especialmente las manos.

A nivel ocular, este síndrome puede causar una anormalidad característica en el lente del ojo que se llama microesferofaquia. Sin el tratamiento adecuado puede complicarse en una severa miopía, que causa dificultad para ver de lejos, o causar un glaucoma.

Cuando se da la microesferofaquia refiere a un lente pequeño, que tiene forma de esfera, y se asocia con la miopía, que tiende a empeorar con el tiempo. También puede darse que este lente esté ubicado de manera anormal dentro del ojo.

Las afecciones cardíacas también pueden ser comunes en personas con el síndrome de Weill-Marchesani. En algunas familias este síndrome se hereda de forma autosómica recesiva y es causado por mutaciones en algunos genes.

Ahora que saben más sobre algunos padecimientos que no son meramente oculares, que pueden detectarse con un tamiz visual Mérida, tengan siempre presente esta evaluación para sus hijos recién nacidos, recuerden que un tratamiento adecuado puede mejorar de forma considerable la calidad de vida de ellos en caso de padecer alguna patología. Agenden su cita con la doctora Eli Esparza escribiéndonos a la línea de WhatsApp +52 (999) 357 1910.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.