¿Cuándo una catarata pediátrica o congénita requiere de una cirugía?

¿Cuándo una catarata pediátrica o congénita requiere de una cirugía?

Muchas personas suelen pensar que las cataratas es un mal que solo afecta a personas de edad avanzada, pero los niños también pueden sufrirlas. La catarata infantil suele ser denominada una catarata congénita que provoca la opacidad del lente natural del ojo que está presente al nacer. Dependiendo de la densidad y la ubicación de la opacidad es como los oftalmólogos determinan si es necesaria una operación de cataratas en Mérida, que permitirá el desarrollo normal de la visión del niño y prevenir la ceguera.

Hay que aclarar que en los adultos mayores las cataratas aparecen muchos años después del desarrollo correcto de la visión, por lo que, tras eliminar la catarata con una cirugía, en muchos casos las personas logran recuperar la visión. Debido a que en los niños la visión aún está en desarrollo, si una catarata infantil no es tratada a tiempo, se pueden presentar problemas de la vista a largo plazo. Por esta razón, la detección y el temprano tratamiento de las cataratas previene la pérdida de la visión permanente en los niños, lo cual es importante para que tengan una buena calidad de vida.

Algunas cataratas en los niños solo suelen afectar una pequeña parte del lente o del ojo y no interfieren con la visión, por lo que no se justifica una cirugía; no obstante, hay casos más complicados en donde un procedimiento quirúrgico es necesario si se quieren evitar problemas en el largo plazo.

¿Cuándo es necesaria una cirugía de cataratas?

Las opiniones de los oftalmólogos pediatras en Mérida, Yucatán, suelen variar y por ello no se sabe de manera exacta cuándo se debe realizar una cirugía para corregir el problema de cataratas congénitas; no obstante, expertos señalan que el momento óptimo para realizar la intervención es entre las seis semanas y tres meses, ya que en esta etapa se podrán evitar mayores complicaciones en el bebé.

Los ojos de los bebés apenas se están desarrollando y esto implicaría que los efectos positivos que tendría al someterse a la cirugía serían más que los negativos. Una vez que los oftalmólogos han retirado la catarata, es de vital importancia que el ojo del bebé se corrija con un lente intraocular, implantado quirúrgicamente, aunque también se puede corregir con gafas; sin embargo, hay que decir que es muy complicado que los bebés utilicen este tipo de artefactos sin quitárselos o romperlos.

Si no se realiza una corrección de la vista luego de haber sometido al bebé a la cirugía, el ojo tendrá una visión deficiente y esto impedirá el correcto desarrollo de la visión infantil. Será el oftalmólogo quien determinará qué tipo de lentes deberá usar el bebé luego de la operación de cataratas en Mérida, pero en todos los casos, recibirán capacitación e instrucciones personales para mantenerlos.

¿Cuál es la principal causa de las cataratas congénitas?

Las cataratas congénitas ocurren en bebés recién nacidos y las razones de su aparición son muchas, entre ellas las tendencias hereditarias, los problemas metabólicos, diabetes por parte de la madre, reacciones adversas a medicamentos o infecciones.

Las cataratas se presentan también si la madre del menor desarrolla alguna infección durante el embarazo como sarampión o varicela, herpes, influenza, etc. Niños con edades un poco más avanzadas también desarrollan cataratas, que son denominadas por los oftalmólogos para niños en Mérida como cataratas pediátricas. La mayor causa de la aparición de este padecimiento en niños es como consecuencia de algún golpe que haya sufrido; se estima que el 40% de los casos de cataratas pediátricas son consecuencia de un traumatismo en el ojo.

Las cataratas pediátricas o congénitas son un tema complejo de tratar y por esta razón es importante que, si tienen alguna duda o inquietud sobre la cirugía o el padecimiento en sí mismo, asegúrense de comentarlo con el oftalmólogo para que pueda esclarecer todas las inquietudes. Recuerden que lo más importante es que acudan con un especialista que les brinde la confianza para poner en sus manos la salud de sus hijos.

Si su hijo tiene este problema, les recomendamos que acudan a la Clínica de Oftalmología Infantil de la Dra. Eli Esparza, donde contamos con un equipo ampliamente preparado y experimentado que podrán ayudar a que su hijo recupere su visión y con ello su calidad de vida. Las visitas de prevención al oftalmólogo son importantes para evitar afectaciones más graves que les afecten en el largo plazo.

La Dra. Eli Esparza cuenta con una amplia experiencia que la respalda como la mejor opción que existe para realizar una operación de cataratas en Mérida. Si quieren conocer más detalles respecto al procedimiento o quieren agendar una cita para que les brinden el diagnóstico de qué enfermedad ocular tiene su pequeño, lo mejor será que nos escriban al correo electrónico eliesparza.aguiar@gmail.com o bien nos pueden visitar directamente en nuestro consultorio, ubicado en iOptics, Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2, entre 26 y 28, Colonia México, Plaza Polanco 31.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.