¿Cuáles son las enfermedades oculares más comunes en los niños?

¿Cuáles son las enfermedades oculares más comunes en los niños?

Las patologías oculares en la infancia son muy comunes y se trata de trastornos visuales que suceden antes de la maduración. La salud ocular de los niños debe estar en mano de los adultos, quienes tienen la obligación de llevarlos con los oftalmólogos en Mérida para realizar revisiones para descartar que exista algún problema de la vista y haya un diagnóstico de forma precoz que permita brindar el tratamiento adecuado para que el niño logre recuperar su vista de forma completa y así desarrolle su vida de manera normal.

En ocasiones resulta difícil decidir el momento adecuado en el que se tiene que llevar a los niños con el oftalmólogo para que los revise y se descarten problemas oculares. Desde que nace el bebé debe ser revisado por un especialista en el ramo para descartar problemas congénitos y de no tenerlos, entonces debe acudir una vez más entre los tres y cinco años para descartar problemas pediátricos. Los problemas oculares de los niños se pueden diagnosticar y revertir antes de que se vuelvan permanentes. Existen algunos padecimientos que son muy comunes en los niños pero que, de detectarse a tiempo, son completamente tratables.

Ambliopía

La ambliopía implica que el paciente tiene una mala visión en uno de los dos ojos debido a que no ha desarrollado su visión normal durante los primeros meses de vida. Esto es lo que se conoce como ojo perezoso y se presenta cuando la agudeza visual es mejor en un ojo que en el otro. En estos casos, un oftalmólogo debe revisar al pequeño para que se diagnostique el problema y se inicie el tratamiento lo antes posible y recuperar su visión. Después de los 9 años es más complicado tratar la enfermedad y se presentará agudeza visual disminuida en el ojo afectado.

Los signos y síntomas de alerta que debe tener en cuenta un padre y que son indicadores de que hay que visitar a un oftalmólogo infantil en Mérida son los ojos desalineados, que el niño entrecierra un ojo, constantes tropiezos con objetos, inclinación constante de la cabeza y visión doble. Si se detecta a tiempo, este padecimiento se trata fácilmente con el uso de lentes y de parches oculares.

Astigmatismo

El astigmatismo es un error de refracción en el que los objetos se ven borrosos de cerca y de lejos. Esto se debe a que existe una curvatura desigual en la córnea o el cristalino, lo que evita que los rayos de luz que entran al ojo se enfoquen en un solo punto de la retina, ocasionando una visión borrosa. Generalmente este padecimiento es detectado por el oftalmólogo cuando realiza la revisión de rutina del menor y por ello su detección sólo es posible si los padres se mantienen al pendiente de la salud ocular de su hijo.

El astigmatismo, por lo general, puede presentarse con miopía (visión corta) o hipermetropía (visión de lejos). En ambos casos, es muy importante que estén atentos a sus hijos para detectar si tienen que entrecerrar los ojos para poder enfocar un objeto que se encuentra lejos. Como hemos mencionado, la salud ocular de los niños depende en gran medida de sus padres que son quienes deben mantenerse al tanto de cómo se comportan.

Estrabismo u ojo bizco

El estrabismo se debe principalmente a la desalineación de los ojos del pequeño, lo que genera que perciba dos imágenes de un mismo objeto. El estrabismo puede ser horizontal o vertical, lo que dependerá de qué músculos extraoculares están afectados. El estrabismo es provocado por distintas causas, razón por la que los oftalmólogos en Mérida deben realizar un examen de la vista en el momento en que el niño comienza a presentar los primeros síntomas.

En este caso los síntomas son muy evidentes, pues los padres comenzarán a notar que el niño tiene un ojito desviado. Es importante que los padres mantengan una observación constante, ya que en ocasiones se dan cuenta cuando ya se encuentra avanzado el estrabismo. El tratamiento puede incluir prismas, cirugía para el estrabismo e inyecciones de bótox, aunque el tratamiento dependerá de las determinaciones que tomen los oftalmólogos para niños en Mérida.

Miopía

La miopía o visión corta es también un error de refracción en el que el paciente ve los objetos cercanos con claridad, pero los objetos distantes los ve borrosos. El error se produce cuando el ojo no refracta debidamente la luz, lo que genera imágenes poco claras. Es posible que la miopía alta en niños provoque ojo perezoso (ambliopía), por lo que los padres se deben mantener pendientes para evitar que haya mayores afectaciones en los ojos.

En este punto ya saben cuáles son los problemas oculares más frecuentes en los niños, por lo que si notan algún síntoma como los que hemos descrito, es importante que acudan a la Clínica de Oftalmología Infantil de la Dra. Eli Esparza, donde les podremos ayudar a que sus niños traten los problemas de la vista. Contamos con un equipo de profesionales altamente experimentados que ofrecerán los mejores tratamientos.

La Dra. Eli Esparza cuenta con una amplia experiencia que la respalda como la mejor opción que existe en el ramo, es considerada como uno de los oftalmólogos en Mérida mejor preparados que existen y por ello ha logrado que miles y miles de niños recuperen su salud visual. En caso de que quieran agendar una cita de valoración, les recomendamos comunicarse por medio de nuestro correo electrónico eliesparza.aguiar@gmail.com o bien nos pueden visitar directamente en nuestro consultorio, ubicado en iOptics, Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2, entre 26 y 28 Colonia México. Plaza Polanco 31.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.