• Lun - Vie de 10:00 am a 2:00 pm y 4:00 pm a 8:00 pm

  • Sabados de 10:00 am a 4:00 pm

  • Star Medica, Consultorio 823

  • 4819244

Lo que los padres deben saber sobre la miopía en sus hijos

Lo que los padres deben saber sobre la miopía en sus hijos

Como padres tenemos la obligación de estar atentos a nuestros hijos y esto incluye observar si su desarrollo es adecuado. No somos médicos, pero podemos ver cuando algo nos parece fuera de lo normal, en este caso, además de realizar un tamiz visual Mérida, hay que estar pendientes si los niños tienen la necesidad de enfocar los ojos con frecuencia para ver objetos distantes, se quejan de dolores de cabeza o para poder ver tiene que acercarse demasiado al libro a la televisión. Estos son factores que pueden dar un indicio que necesita un chequeo ocular.

La Dra. Eli Esparza, es un médico oftalmólogo, con especialidad en oftalmología pediátrica, con gran experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares en la infancia. Tiene un gran compromiso con la salud visual de sus pacientes, por eso da un trato profesional y humano, además, siempre está en constante estudios para estar a la vanguardia en lo referente a la oftalmología. Algunas de las enfermedades que trata son: enfermedades de la retina, pterigiones, cataratas, entre otras.

Aspectos que considerar para prevenir miopía en los niños

La miopía, por desgracia, es cada vez más común en los niños, por eso es importante poder detectarla para ayudar a la visión de su hijo. Despreocúpese, puede ayudar a su hijo, sobre todo si se descubre esta afectación ocular a tiempo y lo lleva a oftalmólogos para niños en Mérida para que le den un diagnóstico y tratamiento.

Es necesario que se realice un diagnóstico de esa situación y además que se le dé un tratamiento adecuado, ya que si se deja al azar los problemas de visión pueden agravarse, con el paso del tiempo la persona tenderá a desarrollar desprendimiento de retina, desarrollo temprano de cataratas, degeneración macular y glaucoma. Está claro que un niño que pasa por esta situación y que vea mermada su salud ocular, también incurre en el riesgo de perder la vista a temprana edad, si no se le da tratamiento.

Es normal que los padres tengan dudas de qué es lo que le está pasando a sus hijos, quizá consideren que esos comportamientos puedan deberse a alguna situación emocional, falta de confianza o algún problema de desarrollo cognitivo. En realidad todo recae porque ve borroso y no puede enfocar bien. Sin embargo, esto tiene solución, lo primero que debe hacerse agendar una cita con oftalmólogos pediatras en Mérida, Yucatán para que le hagan al niño un examen completo de los ojos, esto le hará ir descartando posibles opciones de lo que le sucede a su hijo.

Lo ideal es que lleve a su hijo con profesionales incluso si no ve muchos síntomas que pudieran indicar algún problema, acudir con un oculista es también preventivo, sobre todo cuando aún está en desarrollo. Hago hincapié en una profesión de la vista, ya que aunque el médico pediatra le podrá indicar algunas situaciones, el único que puede dar solución es el especialista.

Solo un profesional de la salud visual puede brindar la mirada completa necesaria para detectar miopía y otros problemas de visión. Un examen de la vista en la escuela o un breve examen realizado por un pediatra no es suficiente.

Acostumbre a llevar al infante con el médico pediatra un par de veces al año, también debe visitar a un oftalmólogo, un examen de la vista anual completo por un profesional para que cheque su salud ocular. Por supuesto debe también haber realizado el tamiz visual Mérida, un examen imprescindible en todos los niños.

Los problemas de visión pueden tener un efecto profundo en el aprendizaje. Existe un alto índice de niños en edad preescolar que tienen problemas de visión. También los adolescentes pueden presentar visión alterada y no usar lentes o utilizar unos inadecuados.

Los niños deben someterse exámenes durante su desarrollo, de tal forma que desde su nacimiento y hasta que concluye el periodo de crecimiento sea llevado frecuentemente con un oculista especializado en infantes. De esta manera, estará seguro de que todo esté bien en su crecimiento y si encontraran algún defecto pueden tomarse medidas tempranas. Por supuesto, que una vez que se es adulto también es recomendable que se realizan visitas y exámenes de vista completos al menos una vez al año.

Si como padres se toma una actitud proactiva en relación a la salud de los pequeños, estaremos procurándole una buena salud ocular, no solo en la niñez, también a lo largo de su vida; además, esta es la mejor manera de controlar la miopía.

La miopía puede controlarse muy bien con lentes, incluso con cirugía refractiva cuando es necesario. Asimismo, es importante que se reduzca el tiempo que se pasa frente a la computadora o cualquier aparato con pantalla digital, pues esto también contribuye a la permanencia de esta afectación visual.

Sucede que gracias al cansancio ocular que sufre debido a la cantidad de horas frente a las pantallas, la miopía podría agravarse, por lo que es importante poder tener un mejor equilibrio entre el tiempo frente a la pantalla y el tiempo al aire libre. Esto puede ser un poco complicado, ya que no solo se trata de la computadora, sino de la televisión, video juegos, teléfono celular, tableta. Pero como padres debemos propiciar un tiempo fuera de estos y reducir el uso de los aparatos digitales a nuestros niños por el bien de su salud visual.

Lo ideal es mantener en observación y chequeo preventivo a los niños, llevarlos a revisiones frecuentes para que les hagan exámenes totales y hagan una evaluación. Así como poner atención a su desempeño escolar, desenvolvimiento social o deportiva, ya que ahí también podemos encontrar pistas que nos indiquen que algo podría n estar bien en si vista y que podría tener miopía.

Para atender estas y otras enfermedades oculares en niños, así como para realizar tamiz visual Mérida y otros exámenes, está la Dra. Eli Esparza, oftalmóloga especializada en pediatría. Para agendar cita, llame al teléfono (999) 481 9244, si tiene alguna emergencia pude llamar al teléfono (999) 357 1910.

Categories:
Pruebas de visión en bebés y niños

Pruebas de visión en bebés y niños

La salud integral de bebés y niños es indispensable y por ello se recomienda un tamiz visual Mérida y exámenes oculares que permitan identificar problemas de visión. Para ello se recomienda a los padres recurrir a los servicios de oftalmólogos especializados en la atención de niños, como la Dra. Elizabeth Esparza.

¿Qué es y por qué se realiza un tamiz visual en recién nacidos?

Una de las pruebas que se deben realizar a bebés recién nacidos es el tamiz visual para la detección temprana de alteraciones en los ojos que puedan comprometer su desarrollo y visión. Al momento del nacimiento el médico se encarga de hacer una exploración externa con el fin de comprobar que sus cejas y párpados se hayan formado correctamente y que no presente cataratas u otras alteraciones congénitas que sean visibles en la parte frontal de los ojos. Posteriormente se le realiza la primera revisión ocular completa que da gran importancia a la parte posterior de los ojos.

Se recomienda que el tamiz lo lleve a cabo un oftalmólogo pediatra Mérida a las cuatro semanas del nacimiento del pequeño, para lo que utiliza un oftalmoscopio. Este instrumento se compone de varias lentes y una lámpara que permiten revisar las estructuras que se encuentran detrás del ojo, como nervios y retina, los que no son perceptibles a simple vista, pero que en caso de presentar alguna alteración pueden ocasionar problemas de visión de diferente gravedad en los pequeños.

Durante el examen la prueba de reflejo rojo es muy importante, una maniobra en la que se emite un destello rojizo sobre la pupila del bebé para comprobar el reflejo que produce, y en caso de ser blanco se sospecha de una patología como retinopatía, cataratas o tumores. Cuando se presentan indicios de alguna alteración el médico indica el tipo de pruebas complementarias que requiere para confirmar un diagnóstico y así poder brindar un tratamiento adecuado.

Es importante tener en consideración que, incluso cuando no se han detectado anomalías durante el examen ocular, es necesario que los niños sean revisados de manera periódica por un especialista. Esto en particular cuando presentan antecedentes familiares de problemas de visión o ceguera, son prematuros o tienen enfermedades como artritis idiopática, neurofibromatosis, síndrome de Down, discapacidad de aprendizaje, problemas conductuales o afecciones neuropsicológicas, ya que tienen mayor riesgos de desarrollar alteraciones de visión.

¿Cuándo y cómo se hace la evaluación de visión en niños?

El tamiz visual Mérida es un procedimiento de gran importancia en niños para identificar de manera oportuna alteraciones en su visión que les permitan recibir un tratamiento adecuado y reducir los riesgos de complicaciones en un futuro.

En los bebés recién nacidos se recomienda que un oftalmólogo se encargue de examinar sus ojos y lleve a cabo la prueba de reflejo rojo, en especial cuando se trata de un bebé prematuro o pertenece a un grupo de riesgo por antecedentes familiares de trastornos de visión u otro tipo de problemas médicos.

Esta prueba debe hacerse también seis meses después del nacimiento y al año, en la búsqueda de estrabismo, ambliopía o exotropía, problemas oculares que describiremos a detalle en futuras publicaciones en este blog.

A partir de los tres años, cuando los pequeños pueden cooperar con el examen proporcionando información, se recomienda revisar la agudeza visual para determinar su capacidad de enfocar de lejos, a media distancia y de cerca, y en caso de ser necesario para hacer las correcciones de visión se les indicará el uso de anteojos.

En caso de que se sospeche de problemas como estrabismo o ambliopía, miopía, hipermetropía, astigmatismo y otros problemas lo más conveniente es realizar un examen completo para obtener la mayor información posible, la que será de ayuda para la corrección exitosa de la visión.

En el caso de niños en edad escolar, se indica un examen para determinar la agudeza visual y la alineación anualmente, en especial caso de sospechar de un problema. Algunos de los signos que pueden ser de utilidad para identificar problemas de visión en niños son los dolores de cabeza recurrentes y, en algunos casos, un bajo desempeño escolar por las dificultades para ver con claridad.

¿En qué se diferencian una evaluación visual y un examen ocular?

Una evaluación de visión tiene por finalidad identificar la agudeza visual y capacidad de enfoque de los ojos a diferentes distancias y en caso de identificar deficiencias recomendar el uso de anteojos. Por otro lado, un examen ocular es más completo y comprende diferentes pruebas para diagnosticar problemas visuales, de modo que permite obtener información a mayor profundidad sobre la salud del ojo y el sistema visual.

Se recomienda que se realice un examen ocular completo no solo a los bebés recién nacidos, sino también en casos en que se identifican problemas. Cuando los resultados de una evaluación de agudeza visual no son los adecuados el oftalmólogo infantil en Mérida puede recomendar un examen ocular a profundidad o si el pequeño manifiesta quejas sobre su visión o presenta comportamientos visuales anormales.

Es importante considerar que los niños con afecciones como prematurez, síndrome de Down, neurofibromatosis, artritis juvenil idiopática o con un historial familiar de estrabismo, retinoblastoma, ambliopía, glaucoma o cataratas presentan un riesgo mayor de desarrollar problemas oculares, por lo que deben someterse a exámenes oculares con mayor frecuencia.

También se recomienda que quienes tienen una discapacidad de aprendizaje, afecciones neuropsicológicas, retardos en su desarrollo o problemas conductuales sean revisados por un oftalmólogo.

Para llevar a cabo un examen de agudeza visual y pruebas oculares en niños y un tamiz visual Mérida a bebés, los servicios de la Dra. Elizabeth Esparza son una excelente opción por ser una de las mejores oftalmólogas en Mérida, Yucatán especializada en la atención con los pacientes más pequeños. Para agendar una cita o solicitar información detallada acerca de sus servicios, contáctenos al teléfono (999) 481 9244 con gusto los atenderemos.

Categories: