• Lun - Vie de 10:00 - 14:00 y 16:00- 20:00 pm

  • Sabados de 10:00 - 16:00 pm

  • Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2,Colonia México. Plaza Polanco 31

  • 999 4819244

¿Por qué es importante realizar el tamiz visual en los más pequeños?

¿Por qué es importante realizar el tamiz visual en los más pequeños?

El tamiz visual Mérida debe ser realizado en los recién nacidos y máximo en las 4 primeras semanas de vida para detectar cualquier anomalía. La discapacidad visual en la infancia afecta el proceso de aprendizaje y la integridad física y psicológica, siendo fundamental su prevención e identificación precoces. Con los conocimientos médicos actuales, al menos el 60% de las causas de ceguera y discapacidad visual grave en los niños se pueden prevenir o tratar.

Muchos padres saben sobre los exámenes optométricos que se llevan a cabo cuando los niños están más grandes, pero ignoran que este examen tiene una gran importancia porque permite la detección precoz de enfermedades que comprometen el eje visual, como cataratas congénitas, glaucoma congénito, malformaciones y tumor intraocular. Además, durante el examen, es posible diagnosticar el trauma del nacimiento, la hemorragia, la inflamación y las infecciones.

¿Por qué es importante realizar el tamiz visual Mérida?

Este examen permite la detección temprana de una variedad de enfermedades oculares neonatales para su respectivo tratamiento. La mayoría de las afecciones oculares tienen tratamiento y un buen diagnóstico si son tratadas a tiempo (en las 6 primeras semanas de vida). Entre más temprano se diagnostique cualquier anomalía, las probabilidades de un tratamiento exitoso serán mayores para que el pequeño pueda tener una buena calidad de vida.

¿En qué consiste este examen?

Es un examen sencillo, indoloro y rápido, que debe ser realizado por un oftalmólogo infantil en Mérida, en los primeros días de vida del bebé o antes del alta hospitalaria. Puede repetirse en cada visita oftalmológica, ya que algunas enfermedades oculares aparecen más tarde. El reflejo rojo se verifica cuando una luz incide en la pupila. En primer lugar, se examinan todas las estructuras externas.

También se inspecciona el segmento anterior de los ojos y los párpados. En ocasiones es necesario dilatar las pupilas, utilizando gotas de colirio, para facilitar la valoración del reflejo pupilar y del interior del ojo. Con estas gotas es posible realizar una exploración adecuada de las partes más internas como el cristalino, retina, mácula y el nervio óptico para detectar cualquier afección.

El tamiz visual Mérida evalúa:

  • La visión
  • La integridad de los párpados y la vía lagrimal
  • Los movimientos oculares
  • El adecuado funcionamiento de las pupilas
  • Medición de la presión intraocular
  • Examen con microscopio de los ojos
  • Examen de fondo del ojo
  • La graduación que necesita el niño

¿Qué enfermedades oculares pueden presentar los bebés?

Muchas de las afecciones asociadas con la ceguera infantil son causas de mortalidad infantil (nacimiento prematuro, sarampión, síndrome de rubéola congénita, deficiencia de vitamina A y meningitis). Se estima que hay 1.4 millones de niños ciegos en el mundo y un niño ciego tiene muchos años de ceguera por delante. Aproximadamente el 50% y el 60% de las causas de ceguera infantil en México son prevenibles (rubéola, toxoplasmosis) o tratables (cataratas, glaucoma, retinopatía del prematuro).

Las cataratas congénitas son la causa más común de ceguera infantil prevenible en todo el mundo. Aproximadamente el 40% de las cataratas congénitas en México son secundarias a la rubéola. El diagnóstico precoz por parte de los oftalmólogos para niños en Mérida es importante porque implica la necesidad de tratamiento quirúrgico y corrección visual lo antes posible, a menudo con estimulación visual.

El glaucoma congénito ocurre en aproximadamente uno de cada diez mil nacidos vivos, es una enfermedad rara, caracterizada por un aumento de la presión intraocular en niños con malformaciones oculares. En aproximadamente el 30% de los casos, al nacer, se producen cambios en el segmento anterior del globo ocular que pueden atraer la atención de la familia y del neonatólogo.

La retinopatía del prematuro se encuentra entre las principales causas de ceguera infantil, tanto en los países desarrollados como en desarrollo. Los recursos tecnológicos y la mejora de la atención neonatal permiten la supervivencia de muchos recién nacidos de bajo peso al nacer y prematuros, quienes constituyen el principal grupo de riesgo para la ocurrencia de la enfermedad y sus complicaciones.

El retinoblastoma es el tumor intraocular de mayor frecuencia en la niñez. Puede ser hereditario. Ocurre en aproximadamente uno de cada quince mil nacidos vivos y esta incidencia varía según el nivel de desarrollo de la región, siendo mayor en los países desarrollados debido a la mayor supervivencia de los bebés con retinoblastoma, quienes pueden transmitir los genes a sus descendientes.

La visión se desarrolla en un 90% durante los primeros dos años de vida. Por tanto, es durante esta fase que el niño aprende a fijar, a mover los ojos juntos y a percibir la profundidad. Todos y cada uno de los cambios durante esta fase que no se hayan corregido pueden provocar problemas de visión por el resto de su vida. Además, el desarrollo motor del niño durante el primer año de vida está directamente relacionado con su capacidad visual.

Un retraso en el desarrollo, en realidad puede ser una discapacidad visual, que se diagnostica fácilmente y la mayoría de las veces se trata; el otro 10% del desarrollo visual ocurre entre los 7 y 9 años. El tamiz visual Mérida realizado por la Dra. Eli Esparza es de gran importancia para detectar cualquier problema y anomalía visual, por lo tanto, llevar al pequeño al oftalmólogo es relevante para evitar la ceguera. Llamando al (999) 357 1910 podrán agendar la cita del bebé.

Categories: