• Lun - Vie de 10:00 - 14:00 y 16:00- 20:00 pm

  • Sabados de 10:00 - 16:00 pm

  • Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2,Colonia México. Plaza Polanco 31

  • 999 4819244

¿En qué momento debo llevar a mis hijos al oftalmólogo?

¿En qué momento debo llevar a mis hijos al oftalmólogo?

Cuando se trata de los más pequeños del hogar, es muy importante la prevención, ya que ninguna medida sobra para cuidarlos, protegerlos y ayudarles a tener un mejor desarrollo. La salud ocular es muy importante y por ello las visitas periódicas con oftalmólogos pediatras en Mérida, Yucatán, son indispensables porque ellos podrán detectar si los pequeños presentan algún problema de vista, pero además ayudarán a prevenir que se puedan presentar problemas.

Es importante que los padres de familia se mantengan al pendiente de los niños y observarlos para determinar si existe alguna anormalidad o dificultad en sus movimientos, ya que esto se puede traducir en alteraciones en los ojos, que generalmente son muy sencillas de tratar en los niños e incluso corregibles si son detectadas a tiempo.

¿Ante qué síntomas deben estar alerta los padres de familia?

Uno de los síntomas que son muy notorios y que dejan ver que los pequeños tienen que ir con un oftalmólogo infantil en Mérida es que tengan mucho parpadeo o que se quejen de que no ven bien; si se observa que tuercen mucho los ojos o que guiñan mucho, son dos señales que indican que los pequeños están teniendo problemas de la vista y es necesario acudir con un especialista. Es común que los niños requieren lentes para poder ver bien y si los usan a tiempo, seguramente el problema se podrá corregir en la medida de lo posible.

¿A partir de qué edad se puede detectar algún problema?

Los problemas de la vista se detectan prácticamente desde que el niño nace, ya que hay lesiones que se ven desde el nacimiento, como es el caso de una catarata congénita, una alteración en la córnea, un déficit en la formación del globo ocular o asimetrías faciales que puedan impedir que un pequeño pueda ver bien.

Si al realizar el primer examen de la vista en el nacimiento no se detecta ningún problema, entonces las primeras revisiones deben hacerse a partir de los 4 a 5 años, porque a esa edad los pequeños identifican las letras o dibujos; además ya saben decirlas, lo que facilita la detección de un padecimiento visual que esté afectando la calidad de vida de los menores.

¿Cuáles son los principales problemas oculares que pueden presentar los niños?

La causa más frecuente por la que los padres de familia acuden con oftalmólogos pediatras en Mérida, Yucatán es porque los pequeños presentan defectos de graduación, que es denominada como ametropía, problema que hace que los niños no enfoquen bien en la retina y tengan una visión borrosa. Si esto no se trata a tiempo, se puede producir uno de los padecimientos más terribles en la oftalmología pediátrica: la ambliopía, la no formación de la visión en uno de los ojos, lo que hará que los pequeños pierdan su capacidad para ver de forma correcta.

Otra causa muy común por la que suelen acudir con especialistas en oftalmología es por los estrabismos, que son un déficit o alteración en la alineación de los ojos. Los ojos tienen que estar paralelos para tener un correcto enfoque en el mismo objeto sin que se distorsione. Si pierden el paralelismo, los niños perderán la capacidad de enfocar y la capacidad de desarrollar la agudeza visual; por ende, se producirá un déficit visual y ojo desviado.

Otra causa frecuente por la que los padres llevan a sus hijos con los oftalmólogos para niños en Mérida es porque presentan alteraciones en la forma de los ojos, es decir que se tiene un párpado más abajo que otro o no está igual formado que el otro, pero también se puede presentar el caso en el que cada ojo tiene un color distinto en la pupila. En la mayoría de los casos que se presentan se trata de asimetrías, que pueden corregirse si se detectan a tiempo.

¿Cómo explicar a los niños que van a tener que utilizar lentes?

Es importante explicar a los niños que utilizarán gafas porque tienen un problema de vista y que, de no utilizarlas, no podrán ver bien. Si a un niño se le colocan las gafas y se percata que con ellas puede ver mejor, no tendrá la menor duda de utilizarlas, pero es importante que sea consciente que el uso de estos artefactos no es nada malo y que, si se intentan burlar de él, lo primero que debe hacer es no sentirse mal y posteriormente informar a un adulto de este acto de acoso para que se haga conciencia en los menores sobre el uso de gafas.

Por último, es importante que, si van a llevar a sus hijos con oftalmólogos pediatras en Mérida, Yucatán, es necesario que lo hagan con profesionales que garanticen la correcta atención a sus pequeños, como es el caso de Clínica de Oftalmología Infantil de la Dra. Eli Esparza, donde contamos con un equipo de especialistas que ayudarán a sus pequeños a resolver su problema de la vista.

La Dra. Eli Esparza es una especialista comprometida con la salud de todos sus pacientes, por lo que siempre se mantienen a la vanguardia en los temas oftalmológicos, todo ello sin dejar de lado el trato amable y profesional. Si quieren agendar una cita, escriban al correo electrónico eliesparza.aguiar@gmail.com o bien nos pueden visitar directamente en nuestro consultorio, ubicado en iOptics, Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2, entre 26 y 28 Colonia México. Plaza Polanco 31.

Categories:
¿La miopía puede ser controlada en los niños?

¿La miopía puede ser controlada en los niños?

La miopía es uno de los problemas visuales más comunes a nivel mundial. Se estima que una de cada dos personas la padece. De acuerdo con los oculistas en Mérida, los cambios miopes suelen ser frecuentes. Si no se hacen los controles correspondientes para mantener controlada esta afección, las enfermedades oculares graves podrían aumentar de manera considerable en edades tempranas.

El control de esta enfermedad es de vital importancia, ya que, la miopía por encima de los 6 grados aumenta el riesgo de cataratas y otras enfermedades como desprendimiento de retina, glaucoma y maculopatía miópica que se encuentran entre las principales causas de pérdida permanente de la visión. El uso de anteojos corrige la dificultad de la visión, pero no interrumpe la evolución del grado que es más intenso en la infancia y la adolescencia temprana.

Diversos estudios demuestran que la miopía se está volviendo más común entre los niños. Si bien no existe un vínculo directo comprobado, las investigaciones sugieren que los niños que pasan más tiempo en el interior haciendo actividades casi enfocadas (como trabajar con la computadora, videojuegos y leer) tienen tasas más altas de miopía que aquellos que pasan más tiempo al aire libre.

En los últimos años, los oftalmólogos para niños en Mérida han observado una mayor incidencia de la miopía en los niños entre los 6 y 14 años. En edad preescolar, puede afectar hasta el 5% de los niños, en otras edades hasta el 9% y en los adolescentes en un 30% aproximadamente. Además, los infantes tienen una mayor probabilidad de desarrollar miopía si alguno de sus padres la padece.

¿Cuáles son los síntomas de la miopía?

Irritación de los ojos

Uno de los síntomas más notorios son los ojos rojos y la comezón constante. El niño en un intento por “aclarar” la visión borrosa se va a frotar los ojos con gran frecuencia. Incluso sin picazón, la miopía puede generar que los ojos permanezcan rojos. Una vez más, el síntoma puede confundirse y lo que muchos piensan que es sueño o irritación natural de los ojos es en realidad un problema de visión.

Dolor de cabeza

Cuando el niño nota que no puede ver bien desde la distancia en la escuela, es común que intente hacer un mayor esfuerzo para mejorar su visión. Cerrar los ojos, fruncir el ceño e intentar aumentar la concentración al máximo son tareas que normalmente realizan quienes padecen este tipo de problemas. Como lo hacen de forma excesivamente prolongada, el resultado es que los niños miopes suelen volver a casa después de la escuela quejándose de dolor de cabeza.

¿Cuál es el tratamiento de la miopía por parte de los oculistas en Mérida?

Distintas investigaciones de todo el mundo muestran que se puede detener o contener la progresión de la miopía en los niños, pero cuanto antes se inicie el tratamiento, mejor será el resultado. Es importante que se realicen los exámenes con frecuencia para evitar complicaciones en la visión. En caso de que se usen anteojos o lentes de contacto, deberán ser cambiados cada año.

Corrección con anteojos

No existe un método único para corregir la miopía. El tratamiento más adecuado para su hijo depende del caso y, principalmente, de su estilo de vida. Por lo general, usar anteojos o lentes de contacto es eficaz para corregir el problema. Ambos funcionan de forma similar: reorientan los rayos de luz para que se enfoquen en la retina, compensando la forma irregular de los ojos.

Hábitos saludables

Otra advertencia de los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán  a los padres es el abuso de las pantallas electrónicas. Esto se debe a que distintos estudios han demostrado que en la infancia, el exceso de tecnología y el esfuerzo visual cercano provocan la miopía acomodativa o síndrome de visión por computadora. Es una dificultad temporal para ver a distancia provocada por el estrés de la musculatura ciliar.

Si no se cambian los hábitos, puede provocar una miopía permanente. Por lo tanto, la recomendación para los niños es descansar de 15 a 30 minutos cada hora de uso de la computadora, videojuego u otro equipo. Igualmente, la alimentación correcta es de gran importancia para que el pequeño pueda tener una visión saludable.

Cuando el niño presente dolor de cabeza de manera constante, ojos irritados, comezón y dificultad para aprender en la escuela, es importante acudir a los oculistas en Mérida para que envíen el tratamiento oportuno que permita que los niños puedan tener una mejor calidad de vida y la miopía pueda ser controlada con el propósito de evitar otras afecciones. La Doctora Eli Esparza puede atender a los pequeños con el profesionalismo y dedicación que la caracterizan. Si desean más información, pueden llamar al 481 9244.

Categories:
¿Por qué es importante llevar a los niños al oftalmólogo infantil?

¿Por qué es importante llevar a los niños al oftalmólogo infantil?

Llevar desde temprana edad a los pequeños con los oftalmólogos para niños en Mérida es esencial. Los ojos humanos se desarrollan durante el embarazo. Pero incluso después del nacimiento, continúan creciendo hasta la edad adulta, cuando alcanzarán su tamaño final. Es durante la infancia cuando un individuo pasa por más cambios, crecimiento y desarrollo del cuerpo. Por eso, es importante estar al tanto de las novedades y conocer la importancia de la ayuda de los profesionales durante este tiempo.

¿Cuál es la importancia de la visión en los niños?

Los niños no siempre pueden determinar si ven bien y, a menudo, no saben cómo expresar a los adultos lo que sienten. Entonces, ¿cómo saber si su hijo es más difícil de ver de lo que debería ser? Los pequeños signos, como el picor incesante de los ojos o la necesidad de pegar la cara a los libros, son indicios de que la salud ocular del niño puede necesitar ayuda especializada.

Una visión deteriorada por trastornos oculares, como errores de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo), es perjudicial para el buen rendimiento escolar. Ver con calidad evita que el niño pierda el interés por lo que se enseña y facilita la comprensión y entendimiento de las clases. Incluso si no saben cómo expresarse, los padres pueden notar algunos comportamientos y hábitos que pueden ser indicativos de mala visión.

Aunque los signos son notables, no son un diagnóstico de las necesidades visuales reales del niño. Por eso, antes del inicio del curso escolar, es importante que su hijo se someta a una consulta oftalmológica con un oftalmólogo infantil en Mérida, para que pueda identificar la existencia o evolución de cualquier trastorno visual. Igualmente, el cuidado de la salud visual de los niños debe realizarse desde los primeros días de vida.

¿Por qué acudir a los oftalmólogos para niños en Mérida?

Primeros exámenes oftalmológicos

Es importante identificar cualquier enfermedad de manera temprana para un tratamiento oportuno. Idealmente, la primera prueba debe realizarse entre los tres y los seis meses de edad. El profesional de oftalmología infantil realizará exámenes completos que evalúen el desarrollo neuropsicomotor, la simetría facial y el aspecto externo de los ojos. Si hay alguna sospecha, el médico también puede realizar pruebas de refracción en bebés.

Sin embargo, es importante recordar que todo niño nace hipermétrope, debido a que los ojos aún son muy pequeños. Con el paso de los meses, los ojos crecen y la visión alcanza su estado normal. Por lo tanto, cuidar los ojos desde la infancia tiene gran importancia, porque al realizar un examen periódico se podrá determinar de manera temprana si hay alguna enfermedad, problema de refracción o anomalía.

Detectar malformaciones

Incluso al inicio de la vida, la visita al oftalmólogo tiene como objetivo detectar problemas derivados de malformaciones. Entre los tres meses y los tres años, la oftalmología infantil tiene como objetivo detectar problemas relacionados con el desarrollo del niño. Una vez realizados los exámenes, los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán indicarán las opciones de tratamiento con el fin de restaurar la calidad de vida del niño y, principalmente, permitirle poder desarrollarse como cualquier otro individuo.

Identificar problemas de alfabetización

Es común que las escuelas instruyan a los padres para que busquen médicos de oftalmología infantil durante la fase de alfabetización del niño. Esto se debe a que es importante que el niño vea bien las letras y lecciones que se le dan durante las clases. Cada vez que va a iniciar un nuevo año escolar, uno de los requisitos es presentar un examen optométrico u oftalmológico para que los maestros sepan si el niño debe usar gafas constantemente o seguir alguna recomendación especial.

A menudo, lo que puede verse como un problema de desarrollo, cuando el niño tarda más en leer y escribir, por ejemplo, puede resolverse simplemente con el uso de anteojos. El niño entiende lo que se dice, simplemente tiene dificultad para ver lo que escribe el maestro en la pizarra o lo que dicen las páginas de los libros. Muchos niños no expresan cuando ven borroso, pero es esencial que como padres estén pendientes de si su pequeño puede ver sin ningún inconveniente.

Corregir la miopía temprana

Es incorrecto creer que los problemas de visión solo surgirán mientras el niño está aprendiendo a leer. Algunos problemas como la miopía pueden surgir entre los 12 y los 15 años. En esta etapa, el diagnóstico es menos complicado, ya que el niño ya es capaz de verbalizar y expresar sus dificultades. Aun así, si nota que su hijo tiene dificultades para concentrarse en los estudios, busque a un profesional porque la solución puede estar en sus manos.

Los niños también deben visitar a los oftalmólogos para niños en Mérida. Idealmente, entre el nacimiento y los dos años, las visitas deben realizarse cada seis meses. Después de esta fase, si no hay indicaciones específicas, mantener las visitas anuales. Sobre todo, intente comprender las dificultades que enfrenta su hijo y cómo mejorar la visión puede ayudar a su desarrollo.

La Dra. Eli Esparza es la especialista que está dispuesta a atender a los pequeños porque cuenta con el conocimiento, experiencia, preparación y profesionalismo para realizar los exámenes pertinentes y detectar de manera correcta cualquier enfermedad y anomalía para que sus hijos reciban el tratamiento indicado. Si desean agendar la cita, pueden escribir a eliesparza.aguiar@gmail.com o  llamar al (999) 357 1910.

Categories:
Los ojos de los niños son la ventana al mundo: importancia de cuidarlos

Los ojos de los niños son la ventana al mundo: importancia de cuidarlos

Los ojos de los niños son sus ventanas al mundo. Muchos problemas oculares potencialmente graves comienzan en la infancia, pero pueden pasar desapercibidos. Desde que nacemos y a lo largo de nuestra vida, es de gran importancia acudir a los oftalmólogos en Mérida Yucatán como método preventivo y para un tratamiento oportuno que evite mayores complicaciones en ese órgano que nos permite ver la vida.

Los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán están capacitados para diagnosticar, tratar y controlar todos los problemas oculares de los niños, además de recetar anteojos y lentes de contacto. También son hábiles para reconocer los signos a veces sutiles de un problema ocular que un bebé o un niño pequeño no puede describir. La Dr. Eli Esparza es la especialista que podrá atender de manera adecuada a su pequeño.

¿Qué es un oftalmólogo pediátrico?

Si su pequeño tiene algún problema ocular, dificultades con un examen de detección de la vista o problemas para leer o aprender, o si precisa una intervención o tratamiento por una enfermedad que afecta sus ojos; un oftalmólogo pediátrico tiene la experiencia adecuada y las calificaciones pertinentes para tratar oportunamente al infante. Estos especialistas se han preparado de forma pertinente por varios años para tratar las afecciones y problemas oculares de su pequeño.

Los oftalmólogos pediátricos son expertos para diagnosticar, tratar y controlar todos los problemas que los niños tengan en los ojos. Generalmente, estos especialistas brindan los servicios de diagnóstico de las enfermedades, trastornos del procesamiento visual, afecciones hereditarias y congénitas; cirugía, cuidado de las lesiones oculares, recetar anteojos y lentes de contacto. Son los especialistas que sin lugar a duda tratarán de manera oportuna y temprana a los niños para mejorar su calidad de vida y cuidar la visión que es de suma importancia en su proceso de aprendizaje.

Problemas oculares comunes en los niños

Conductos lagrimales bloqueados

 Esta condición relativamente común ocurre en la infancia cuando una membrana en el conducto lagrimal que drena hacia la nariz no se abre después del nacimiento. Las lágrimas no pueden drenar, causando ojos llorosos perpetuos y posibles infecciones oculares que son molestas para los niños. La mayoría de los casos se resuelven sin tratamiento. Sin embargo, algunos bebés necesitan un masaje suave o un procedimiento quirúrgico para abrir la membrana.

Cataratas pediátricas

La mayoría de las cataratas se desarrollan en personas mayores. Pero algunos infantes nacen con ellos o los desarrollan en la niñez como resultado de otras enfermedades, como la diabetes. Una catarata es una opacidad del cristalino de los ojos que puede causar visión borrosa o doble. Generalmente, el tratamiento efectivo es la operación de cataratas en Mérida.

Ambliopía u ojo vago

La ambliopía es una afección en la que la visión de un ojo se reduce porque el ojo y el cerebro no funcionan juntos correctamente. El ojo puede parecer normal, pero el cerebro favorece al ojo bueno. Si no se trata, la visión puede verse afectada permanentemente en el ojo vago. En algunos casos, pero no en todos, la ambliopía es causada por el estrabismo. La ambliopía es la causa más común de problemas visuales en los niños. El tratamiento incluye gotas especiales para los ojos o parches en el ojo bueno para obligar al ojo vago a trabajar.

Estrabismo

Esta es una condición en la que los ojos se cruzan o se desvían. Un ojo puede mirar al frente mientras que el otro se mueve hacia arriba, hacia abajo o hacia afuera. El tratamiento para el estrabismo también incluye parches y gotas para los ojos para hacer que el ojo débil trabaje más. Los oftalmólogos en Mérida Yucatán serán quienes le indiquen cuál es el tratamiento efectivo y oportuno para su hijo.

Señales de advertencia de problemas oculares en los infantes:

  • Ojos llorosos persistentes.
  • Frotarse los ojos con frecuencia cuando su hijo no tiene sueño.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Material blanco o amarillo en la pupila.
  • Enrojecimiento que no desaparece.
  • Pus o costra en los ojos.
  • Ojos cruzados o distraídos.
  • Entrecerrar los ojos con frecuencia.
  • Inclinación o giro frecuente de la cabeza.
  • Ojos o párpados caídos o abultados

Cómo detectar problemas oculares en niños

La ambliopía se presenta en aproximadamente el 3% de los niños, y existen otros trastornos que amenazan la visión y se pueden ayudar con un diagnóstico y tratamientos tempranos. Para ayudar a detectar los problemas más comunes que afectan la visión en los niños, diferentes oftalmólogos especialistas recomiendan buscar:

Desalineación: este es el problema más fácil de notar, donde un ojo mira hacia afuera o hacia adentro cuando el niño mira a los padres o algo más. Esto ocurre en menos del 1% de la población total.

Cataratas: son aún más raras y ocurren en menos del 1% de los niños. Los padres pueden ver una película blanca que cubre el ojo u observar un reflejo blanco en el ojo de su hijo en una fotografía.

Hipermetropía (dificultad para ver de cerca), miopía (dificultad para ver de lejos) y astigmatismo (imágenes distorsionadas como resultado de un defecto en el ojo o el cristalino); estas afecciones son mucho más difíciles de detectar. De hecho, la mayoría de las veces los padres no notan nada malo o extraño.

Importancia de los exámenes de visión en los pequeños

Los bebés no nacen con una visión completamente formada. Aprenden a ver con el tiempo a medida que se desarrolla su cerebro en los primeros años de vida. A medida que los bebés crecen, se establecen vías entre el cerebro y los ojos. Si este proceso no se desarrolla sin problemas, uno o ambos ojos no se desarrollarán correctamente. Si existe algún obstáculo en la visión o los infantes no ven con claridad, las vías al cerebro no pueden ser estimuladas y no aprenderán a ver de manera correcta.

Por ejemplo, una condición conocida como ambliopía u «ojo vago» puede resultar en deterioro de la visión y pérdida de percepción de profundidad. Si no se trata a tiempo, puede ser irreversible más adelante en la vida. Por eso es fundamental diagnosticar los trastornos oculares en los niños lo antes posible y comenzar el tratamiento oportunamente con los oftalmólogos en Mérida Yucatán.

¿Cuál es la edad adecuada para un examen de la vista?

Es recomendable realizar exámenes de la vista para los niños dentro de su primer año o dos si hay antecedentes familiares de problemas, como ambliopía, desalineación o cataratas. Cuanto antes se detecten los problemas, será mejor para su tratamiento. Es importante que se aseguren que los infantes no tengan problemas de visión y puedan aprender bien, ya que, el 5% de los problemas de aprendizaje están relacionados con la visión.

Tratamientos para problemas oculares

Una vez que se identifican los problemas, el tratamiento más común es un par de anteojos para mejorar la visión. De acuerdo con diversos estudios, alrededor del 75% de los adultos usan anteojos o lentes de contacto. Algunos estiman que aproximadamente una cuarta parte de los niños en edad escolar usan lentes correctivos. Si la corrección con anteojos no es suficiente, a veces se puede usar un parche temporal sobre un ojo para fortalecer el otro ojo del niño.

Los parches para los ojos también pueden ser un tratamiento para los ojos desalineados, pero alrededor de un tercio de los niños con este problema finalmente requerirán cirugía. La cirugía también es el tratamiento de las cataratas en los niños, al igual que en los adultos. Y al igual que las cirugías oculares para adultos, estos procedimientos se realizan de forma ambulatoria, sin necesidad de hospitalización.

Oftalmólogos pediátricos: ideales para tratar a los niños

Los niños no son adultos por lo tanto, no pueden decir qué les incomoda, responder preguntas médicas, ser pacientes y cooperar durante un examen médico. Los oftalmólogos para niños saben cómo examinar y tratar a los niños de una manera que los hace sentir tranquilos, relajados y cooperativos porque van a interactuar de manera correcta con ellos y los infantes no sentirán miedo o temor durante la consulta.

En adición, los oftalmólogos para los niños emplean equipos especialmente diseñados para ellos. La mayoría de los consultorios de estos especialistas están diseñados, decorados y organizados pensando en los pequeños. Esto incluye las salas de examen, espera, que pueden contar con juguetes, videos y libros de lectura para infantes, entre otros. Esto ayuda a crear un entorno cómodo y sin incomodidades para su pequeño.

Es importante que desde pequeños las personas aprendan a cuidar la salud visual con los oftalmólogos en Mérida Yucatán porque los ojos son la ventana al mundo que les permite a los infantes conocer todo lo que está a su alrededor y desarrollarse de manera adecuada para ser seres independientes. Este es el momento oportuno para que ustedes y sus hijos acudan a un examen que permita prevenir y diagnosticar de manera oportuna cualquier oportunidad, para agendar la cita, solo tienen que llamar al (999) 481 9244.

Categories:
Lo que los padres deben saber sobre la miopía en sus hijos

Lo que los padres deben saber sobre la miopía en sus hijos

Como padres tenemos la obligación de estar atentos a nuestros hijos y esto incluye observar si su desarrollo es adecuado. No somos médicos, pero podemos ver cuando algo nos parece fuera de lo normal, en este caso, además de realizar un tamiz visual Mérida, hay que estar pendientes si los niños tienen la necesidad de enfocar los ojos con frecuencia para ver objetos distantes, se quejan de dolores de cabeza o para poder ver tiene que acercarse demasiado al libro a la televisión. Estos son factores que pueden dar un indicio que necesita un chequeo ocular.

La Dra. Eli Esparza, es un médico oftalmólogo, con especialidad en oftalmología pediátrica, con gran experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares en la infancia. Tiene un gran compromiso con la salud visual de sus pacientes, por eso da un trato profesional y humano, además, siempre está en constante estudios para estar a la vanguardia en lo referente a la oftalmología. Algunas de las enfermedades que trata son: enfermedades de la retina, pterigiones, cataratas, entre otras.

Aspectos que considerar para prevenir miopía en los niños

La miopía, por desgracia, es cada vez más común en los niños, por eso es importante poder detectarla para ayudar a la visión de su hijo. Despreocúpese, puede ayudar a su hijo, sobre todo si se descubre esta afectación ocular a tiempo y lo lleva a oftalmólogos para niños en Mérida para que le den un diagnóstico y tratamiento.

Es necesario que se realice un diagnóstico de esa situación y además que se le dé un tratamiento adecuado, ya que si se deja al azar los problemas de visión pueden agravarse, con el paso del tiempo la persona tenderá a desarrollar desprendimiento de retina, desarrollo temprano de cataratas, degeneración macular y glaucoma. Está claro que un niño que pasa por esta situación y que vea mermada su salud ocular, también incurre en el riesgo de perder la vista a temprana edad, si no se le da tratamiento.

Es normal que los padres tengan dudas de qué es lo que le está pasando a sus hijos, quizá consideren que esos comportamientos puedan deberse a alguna situación emocional, falta de confianza o algún problema de desarrollo cognitivo. En realidad todo recae porque ve borroso y no puede enfocar bien. Sin embargo, esto tiene solución, lo primero que debe hacerse agendar una cita con oftalmólogos pediatras en Mérida, Yucatán para que le hagan al niño un examen completo de los ojos, esto le hará ir descartando posibles opciones de lo que le sucede a su hijo.

Lo ideal es que lleve a su hijo con profesionales incluso si no ve muchos síntomas que pudieran indicar algún problema, acudir con un oculista es también preventivo, sobre todo cuando aún está en desarrollo. Hago hincapié en una profesión de la vista, ya que aunque el médico pediatra le podrá indicar algunas situaciones, el único que puede dar solución es el especialista.

Solo un profesional de la salud visual puede brindar la mirada completa necesaria para detectar miopía y otros problemas de visión. Un examen de la vista en la escuela o un breve examen realizado por un pediatra no es suficiente.

Acostumbre a llevar al infante con el médico pediatra un par de veces al año, también debe visitar a un oftalmólogo, un examen de la vista anual completo por un profesional para que cheque su salud ocular. Por supuesto debe también haber realizado el tamiz visual Mérida, un examen imprescindible en todos los niños.

Los problemas de visión pueden tener un efecto profundo en el aprendizaje. Existe un alto índice de niños en edad preescolar que tienen problemas de visión. También los adolescentes pueden presentar visión alterada y no usar lentes o utilizar unos inadecuados.

Los niños deben someterse exámenes durante su desarrollo, de tal forma que desde su nacimiento y hasta que concluye el periodo de crecimiento sea llevado frecuentemente con un oculista especializado en infantes. De esta manera, estará seguro de que todo esté bien en su crecimiento y si encontraran algún defecto pueden tomarse medidas tempranas. Por supuesto, que una vez que se es adulto también es recomendable que se realizan visitas y exámenes de vista completos al menos una vez al año.

Si como padres se toma una actitud proactiva en relación a la salud de los pequeños, estaremos procurándole una buena salud ocular, no solo en la niñez, también a lo largo de su vida; además, esta es la mejor manera de controlar la miopía.

La miopía puede controlarse muy bien con lentes, incluso con cirugía refractiva cuando es necesario. Asimismo, es importante que se reduzca el tiempo que se pasa frente a la computadora o cualquier aparato con pantalla digital, pues esto también contribuye a la permanencia de esta afectación visual.

Sucede que gracias al cansancio ocular que sufre debido a la cantidad de horas frente a las pantallas, la miopía podría agravarse, por lo que es importante poder tener un mejor equilibrio entre el tiempo frente a la pantalla y el tiempo al aire libre. Esto puede ser un poco complicado, ya que no solo se trata de la computadora, sino de la televisión, video juegos, teléfono celular, tableta. Pero como padres debemos propiciar un tiempo fuera de estos y reducir el uso de los aparatos digitales a nuestros niños por el bien de su salud visual.

Lo ideal es mantener en observación y chequeo preventivo a los niños, llevarlos a revisiones frecuentes para que les hagan exámenes totales y hagan una evaluación. Así como poner atención a su desempeño escolar, desenvolvimiento social o deportiva, ya que ahí también podemos encontrar pistas que nos indiquen que algo podría n estar bien en si vista y que podría tener miopía.

Para atender estas y otras enfermedades oculares en niños, así como para realizar tamiz visual Mérida y otros exámenes, está la Dra. Eli Esparza, oftalmóloga especializada en pediatría. Para agendar cita, llame al teléfono (999) 481 9244, si tiene alguna emergencia pude llamar al teléfono (999) 357 1910.

Categories:
¿Por qué son importantes los exámenes visuales en la infancia?

¿Por qué son importantes los exámenes visuales en la infancia?

Un examen a tiempo puede hacer la diferencia para sus hijos, al llevarlo con oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán se le realizará una evaluación ocular y se le podrá detectar si padece alguna afectación en sus ojos. Si bien es cierto, el médico general o familiar podrá detectar algún síntoma, esto de ninguna manera podrá ser sustituto de una consulta y examen realizado por los especialistas como lo es un oftalmólogo.

Dra. Eli Esparza, es un médico oftalmólogo, comprometida con la salud visual de sus pacientes, está a la vanguardia en los temas de oftalmología, y con el objetivo de dar trato amable y profesional. Se preparó en el Posgrado de Alta especialidad en Oftalmología pediátrica para ser un profesional con más experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares. Como especialista en oftalmología, cuenta con gran experiencia en el tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades de los adultos y niños.

Factores que considerar sobre los exámenes de la vista en la infancia

En la etapa del crecimiento los niños necesitan contar con una visión óptima para poder desarrollarse adecuadamente y no tener trabas en su aprendizaje. Asimismo, al realizar exámenes visuales en temprana edad está asegurando un futuro sano en la visión de su hijo, previniendo o detectando problemas importantes en su visión.

Por lo tanto, al ir con oftalmólogos para niños en Mérida, como la Dra. Eli Esparza, lo que se medirá es cómo es la agudeza visual a todas las distancias, cómo son las habilidades oculares, si son precisas, si está haciendo el trabajo visual de forma cómoda. Asimismo, evalúa si la movilidad ocular es adecuada, si su enfoque es bueno.

Ahora bien, no debe esperar mucho tiempo para realizar el primer examen visual a su hijo, de hecho, se recomienda que sus primeros exámenes se realicen apenas pasado los seis meses de vida. Después de eso, conforme vaya desarrollándose y creciendo el niño debe realizar más exámenes, esto pueden ser cumplidos los 3 años, así también cuando entre a la escuela primaria es otro buen momento para realizar otro examen.

Es importante que cuando el niño este en la etapa de desarrollo, pero también en la edad escolar básica se llevan a cabo varios exámenes durante se tiempo con el fin de asegurarse que todo marcha bien. Si por algún motivo se ha encontrada alguna afectación y el niño requiera de usar lentes, entonces será necesario que las visitas con el oftalmólogo pediatra Mérida sean más frecuentes, o según lo que su médico indique.

Los niños no tienen fascinación por los doctores, por lo tanto, cuando sea el día de la consulta, lo mejor será que el niño este pasando un buen día, tenga tranquilidad y esté feliz, de tal manera que se presente a la cita tranquilo, además que tenga conocimiento qué sucederá en la consulta. Es decir, si habrá exámenes o preguntas que lo tenga presente así no le tomará por sorpresa y podrá fluir más y participar en la consulta, lo que permite obtener mejores resultados.

Como padre igual es bueno que sepa que la consulta conlleva exámenes de visión, pruebas para precisar si es necesario que el niño use lentes, también será necesario hacer una evaluación sobre la salud optima de los ojos del niño, cuestiones hereditarias, entre otros factores.

Asimismo, dependiendo de cada especialista es posible que, con el fin de conocer un poco más la historia clínica del niño, pueda formular preguntas con respecto al embarazo, por ejemplo, si hubo algunos problemas al momento de está dando a luz. En este sentido, si bien el niño puede expresar lo que ve o siente, como padre también es muy importante la observación y en este caso además de comentar si su hijo fue prematuro, también es necesario que aclare si tiene algún problema de desarrollo motriz, si tiende a frotarse los ojos constantemente.

Igualmente, si parpadea con una frecuencia que considera fuera de lo normal, se le dificulta mantener un contacto visual con los demás o si ya se le ha realizado alguna otra prueba ocular que muestren algún resultado negativo, deben comentarlo con los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán.

Por otro lado, es igualmente importante que se realicen exámenes de la vista a su bebé, ya que la visión de un niño pequeño debe estar en tan buenas condiciones como la de una persona ya desarrollada. Podrá realizar distinción de tonos, enfocar adecuadamente y aumentará su atención a todas las actividades que lleve a cabo.

Los médicos constatan que las pupilas del pequeño funcionen de forma precisa, ya sea que haya luz o no. También se verificarán que los ojos del bebé tengan la capacidad de poder fijar su mirada en un objetivo y lo pueda seguir, de hecho, esta capacidad la tienen al poco tiempo después de haber nacido.

Los exámenes visuales del niño pueden realizarse y estos no necesitan saber leer, ya sabemos que esta la prueba para poder distinguir las letras pequeñas de las grandes, pero cuando se trata de un niño que aún no sabe leer existen exámenes que pueden realizarse de igual manera para poder determinar su salud ocular. Sus exámenes cambian las letras por imagen que ellos pueden identificar, como frutas o figuras geométricas.

Otra de las pruebas se llama retinoscopia y tiene el objetivo de poder determinar si el niño padece catarata congénita y quizá algunos problemas de refracción. Para poder diagnosticarlo, esta prueba tiene la finalidad de poder observar el reflejo en la retina.

También es necesario determinar si se padece de miopía, hipermetropía o astigmatismo, los cuales suelen ser un lugar común entre la población infantil en edad escolar.

Ahora ya sabe, ya sea que su hijo sea un bebé o un niño en edad escolar, no importa, la realización de exámenes es igual de crucial para comprobar que su desarrollo visual es bueno, así como la prevención o pronta intervención en caso de que saliera con alguna afectación. Por eso debe llevarlo con oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán, como la Dra. Eli Esparza. Para agendar cita llamé al teléfono (999) 481 9244, si tiene alguna emergencia pude marcar el teléfono (999) 357 1910.

Categories:
Qué hacer en caso de traumas oculares en los niños

Qué hacer en caso de traumas oculares en los niños

Una de las condiciones que es más frecuentemente tratada por los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán es el trauma ocular, que consiste en toda lesión en la parte externa de los ojos y que puede ser causada por un corte, golpe, quemadura o corrosión de la piel, como resultado del contacto con alguna sustancia tóxica. Estos accidentes pueden comprometer gravemente la estructura del ojo afectado, pero también sus anexos, como los párpados, las pestañas, las cejas y las glándulas que protegen la zona, por lo que, si esto les ocurre a sus niños, lo más recomendable es que acudan a consulta médica por urgencias.

En muchos casos, los traumas oculares pueden derivar en daños irreparables en la visión, pero, en el caso específico de los menores de 6 años, hay que poner especial atención, porque las funciones visuales no se han desarrollado por completo, lo que significa que pueden llegar a padecer ambliopía, es decir, cuando usan casi exclusivamente el ojo en buen estado. Para prevenir estos accidentes, es necesario que estén en alerta constante, porque las lesiones más frecuentes se producen cuando ellos están jugando o al practicar actividades deportivas al aire libre; aunque, también es común que se produzcan por sustancias en el hogar, sobre todo en menores de tres años de edad.

La doctora Elizabeth Esparza aconseja que, ante cualquier trauma ocular con químicos, como cloro, detergentes, pintura, aerosoles o perfumes, deben humedecer los ojos de sus hijos de inmediato, con agua de la llave, y lavar repetidas veces hasta eliminar el exceso, antes de trasladarlos a consulta por emergencias con oculistas en Mérida. Y es que los agentes químicos producen quemaduras en las delicadas membranas de los ojos y, en algunos casos, dependiendo de la concentración y de la cantidad de producto que haya logrado penetrar, el daño puede ser irreparable.

Asimismo, otro trauma común que reconocen los oftalmólogos en Mérida Yucatán es la invasión de cuerpos extraños; ante esto, la doctora Esparza indica que, si los niños presentan fotofobia, tienen lagrimeo constante o no pueden mover los párpados, es probable que tengan una herida en la córnea o en la lente del ojo, lo que requiere una evaluación a la mayor brevedad. A propósito de esto, lo primero que deben saber es que, si el ojo está abierto o hay una rotura, no deben comprimir la zona ni colocar un parche, ya que pueden agravar la situación; por el contrario, si sus hijos tienen algo enterrado en uno de sus ojos, no lo retiren por ningún motivo, porque esto podrían ser el tapón que estaría manteniendo su integridad.

Pongan la salud visual de sus niños en manos de una profesional de gran calidad humana como la doctora Elizabeth Esparza. Para agendar sus citas, solo deben ingresar en su sitio web.

Categories:
Conozcan los test visuales más comunes en oftalmología pediátrica

Conozcan los test visuales más comunes en oftalmología pediátrica

La realización de un test visual en la población adulta es un procedimiento muy sencillo e indoloro, ya que los pacientes poseen la capacidad de comunicarse fácilmente e interactuar, pero, en el caso de los niños, esta evaluación exploratoria puede representar un desafío para los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán. Determinar si los niños padecen alteraciones de la visión es algo que se recomienda hacer en edades muy tempranas; de hecho, el primer examen de la vista se lleva a cabo justo después de nacer, porque, en caso de que se diagnostique alguna enfermedad, la detección temprana puede ayudar a establecer el tratamiento más eficaz para corregirla.

Leer Más

Categories:
Conozcan qué es el estrabismo infantil y sus tipos

Conozcan qué es el estrabismo infantil y sus tipos

El estrabismo infantil es uno de los defectos visuales que más rápidamente pueden apreciar los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán, pues se trata de una falta de alineación de los ojos que se produce cuando las funciones binoculares no son correctas. Una de las consecuencias más relevantes es que, al percibir el cerebro imágenes distintas, es incapaz de fusionarlas y se ve obligado a descartar una de ellas, para evitar la visión doble.

Leer Más

Categories:
¿Cuándo deben ir los niños al oftalmólogo? Parte I. Primeros años

¿Cuándo deben ir los niños al oftalmólogo? Parte I. Primeros años

La mayoría de las personas piensa que no es necesario llevar a sus hijos con los oftalmólogos para niños en Mérida, al menos hasta que comienzan a detectar problemas en la vista. Sin embargo, el éxito en el tratamiento y la prevención de la gran mayoría de alteraciones oftálmicas que se presentan en la edad pediátrica siempre están condicionados a un diagnóstico precoz.

Leer Más

Categories: