• Lun - Vie de 10:00 am a 2:00 pm y 4:00 pm a 8:00 pm

  • Sabados de 10:00 am a 4:00 pm

  • Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2,Colonia México. Plaza Polanco 31

  • 4819244

Consulta con el oftalmólogo: ¿cuál es la importancia de cuidar los ojos desde la infancia?

Consulta con el oftalmólogo: ¿cuál es la importancia de cuidar los ojos desde la infancia?

¿Ha llevado a su hijo a los oftalmólogos pedíatras en Mérida Yucatán? El cuidado de los ojos es una parte importante de la salud general de su hijo. Ya sea que haya notado un problema específico con la visión de su hijo o haya sido referido por el pediatra de su hijo, existe una amplia gama de profesionales del cuidado de la vista que pueden atender sus necesidades.

El cuidado de los ojos debe comenzar temprano, en los primeros dos años de vida de un niño, ya que, este es el período en el que ocurre aproximadamente el 90% del desarrollo de la visión. El primer examen de la vista, conocido como tamiz visual en Mérida, se realiza en la sala de maternidad, días después del nacimiento, para observar el reflejo de la luz.

Sin embargo, esto solo no es suficiente. Como en los primeros años de vida los niños no pueden identificar los problemas de visión por sí solos, lo ideal es llevar a su hijo al oftalmólogo entre el tercer y sexto mes de vida para que le hagan todas las pruebas necesarias. Pero ¿cómo sabe a quién acudir para la cita de su hijo? ¿Cuál es la diferencia entre un optometrista y un oftalmólogo? A continuación, se explicará la diferencia

Elegir al médico adecuado para su hijo

Los oftalmólogos son médicos y cirujanos. Se ocupan de los aspectos médicos y quirúrgicos del cuidado de los ojos. Verá a un oftalmólogo cuando su hijo tenga un problema diagnosticado con la salud de sus ojos. Los oftalmólogos también realizan procedimientos quirúrgicos si es necesario. Como método preventivo, es aconsejable ir a consulta por lo menos una vez al año con este especialista.

Los optometristas, por otro lado, son doctores en optometría. Realizan pruebas de la vista y servicios de salud ocular de rutina. Se les puede considerar el médico de atención primaria de los ojos. Pueden recetar anteojos o lentes correctivos a pacientes con ojos por lo demás sanos. Un optometrista también puede recetar gotas para los ojos y otros medicamentos para promover la salud ocular.

Los oftalmólogos pedíatras en Mérida Yucatán son profesionales que cuentan con una amplia experiencia para tratar adecuadamente a su pequeño como forma preventiva o ante alguna señal y síntoma que demuestran que hay algún problema visual. Los ojos de los niños son la ventana al mundo y por eso es importante cuidarlos desde el nacimiento. ¿Por qué cuidar la salud visual de su hijo?

1.     Diagnóstico temprano de enfermedades

Es necesario un examen ocular completo para diagnosticar temprano los errores de refracción, como miopía, astigmatismo, hipermetropía y estrabismo. Muchos padres esperan a que el infante crezca o en algunas escuelas le pidan el examen ocular u oftalmológico, no obstante, la prevención es el mejor método para detectar cualquier patología temprana para evitar el deterioro rápido y prematuro de la salud.

Estas pruebas también permiten la identificación de patologías provocadas por enfermedades sistémicas contraídas por la madre durante el embarazo, como cataratas, glaucoma, malformaciones y tumores intraoculares. Cuanto antes sea el diagnóstico, mayores serán las posibilidades de cura o de evitar que estos problemas empeoren en el futuro, lo que perjudica el desarrollo del niño. No esperen a que el niño crezca para acudir al especialista indicado, hoy mismo pueden iniciar a cuidar la salud de su pequeño.

2.     Facilita el aprendizaje y la alfabetización

Al inicio de la etapa escolar, estos problemas de visión que aún no han sido identificados, principalmente la miopía, hipermetropía y astigmatismo dificultan mucho el aprendizaje del niño, ya que, tienen serias dificultades para ver cuadernos, libros y lo que está escrito en la pizarra. El pequeño tendrá que hacer un gran esfuerzo para poder leer y, por ende, concentrarse para estudiar.

Las quejas de dolor o cansancio de los ojos, dolores de cabeza frecuentes, ojos rojos, desinterés en clase, apatía por aprender, fruncir el ceño o cerrar los ojos para leer, dificultades para igualar o distinguir colores, retraso en la lectura y escritura y bajo rendimiento escolar son algunos de los principales signos que dan los niños con trastornos de la visión.

3.     Evitar la pérdida de agudeza visual

El cuidado de la visión es importante a cualquier edad, pero en la infancia se vuelve fundamental ya que, la detección precoz de cualquier enfermedad es fundamental para el correcto funcionamiento de la visión. A mayor retraso en la determinación de problemas visuales, menores posibilidades de recuperación y corrección del problema, además de contribuir al déficit en el rendimiento escolar y socialización y estar relacionado con cambios en los estados emocionales y psicológicos de los niños.

4.     Mejora de la calidad de vida y ayuda en la interacción social

La relación con el mundo exterior se realiza fundamentalmente a través de la visión, por lo que cualquier anomalía de la función visual en los niños puede conllevar dificultades en las relaciones sociales, así como una disminución del rendimiento en las actividades físicas e intelectuales. Los oftalmólogos para niños en Mérida podrán identificar cualquier anomalía de manera temprana para evitar cualquier dificultad en su desarrollo integral.

Además de signos como falta de interés en las clases, falta de atención y concentración, la timidez excesiva puede ser una de las consecuencias de los problemas relacionados con la baja visión, ya que, el niño se siente diferente porque es incapaz de realizar tareas con el mismo ingenio y coordinación motora que los otros niños; especialmente durante la edad escolar, perjudicando su vida social y aspectos emocionales, como la autoestima.

Por lo tanto, la salud ocular de los niños siempre debe evaluarse, independientemente del grupo de edad y la presencia de síntomas. Así, la identificación temprana de las deficiencias visuales y el ofrecimiento de ayuda, evitando dificultades de aprendizaje, son estrategias para mejorar el desempeño escolar y el desarrollo infantil.  Los oftalmólogos pedíatras en Mérida Yucatán no solo identificarán tempranamente cualquier patología, sino también establecerán un plan para cuidar la salud visual del pequeño.

La importancia de los exámenes de la vista para los niños que regresan a la escuela

La visión saludable juega un papel importante en el éxito académico. La visión está estrechamente relacionada con el proceso de aprendizaje y los problemas no detectados a menudo causan problemas con el rendimiento escolar. A medida que su hijo se prepara para regresar a la escuela, considere un examen de la vista anual como parte de su lista de verificación.

A menudo, los niños no saben que tienen problemas de visión porque no comprenden cuándo algo anda mal. Los exámenes oculares regulares pueden detectar problemas de la vista y los ojos de manera temprana. Los niños tienden a responder mejor al tratamiento a una edad más temprana. Los mejores resultados se obtienen con el tratamiento iniciado a los 4 años, pero se pueden lograr buenos resultados si se toman medidas antes de los 7 años.

¿Por qué mi hijo debería someterse a un examen de la vista?

Pruebas de detección de ojos pediátricos para detectar anomalías o factores de riesgo para los ojos, como:

  • Ambliopía (ojo vago)
  • Error de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo)
  • Opacidad de los medios
  • Alineación ocular

¿Cuándo se le debe hacer un examen de los ojos a mi hijo?

Diferentes especialistas indican que los niños deben someterse a un examen de la vista antes de los 5 años, para descartar cualquier trastorno ocular o de la vista. En cualquier momento que crea que su hijo tiene dificultades con la visión, el color o la claridad, tiene dolores de cabeza recurrentes o sensibilidad a la luz, comuníquese con su proveedor de atención primaria u oftalmólogo pediátrico.

Los oftalmólogos pedíatras en Mérida Yucatán tienen una gran importancia en la vida de los niños porque son especialistas en prevenir y tratar cualquier enfermedad que pueda afectarles considerablemente, repercutiendo en su calidad de vida y teniendo una influencia negativa en el rendimiento escolar. La Dr. Eli Esparza es la especialista en oftalmología que puede atender adecuadamente a su pequeño. Para agendar una cita con ella, pueden llamar al (999) 481 9244. ¡Este es el momento indicado de cuidar a su hijo!

Categories:
Ojos cruzados: ¿Qué es la cirugía de estrabismo?

Ojos cruzados: ¿Qué es la cirugía de estrabismo?

La cirugía de estrabismo en Mérida es esencial para cuidar los ojos de los niños y permitir que puedan tener una mejor visión y calidad de vida. El estrabismo, también conocido como «ojos cruzados», ocurre cuando los dos ojos no pueden lograr la alineación adecuada para enfocar un objeto. Un ojo generalmente puede mirar directamente al objeto, mientras que el otro ojo gira en una dirección diferente.

En el estrabismo ocular, mientras un ojo fija un objeto, el otro se desvía (desviación del ojo). La desviación del ojo puede ser permanente o aparecer solo en determinados momentos. Esta desviación puede ser apenas perceptible (estrabismo leve) o, además, estar más acentuada provocando en este caso, una clara incomodidad al paciente por motivos estéticos, además de los problemas de visión que todo estrabismo ocasiona.

Causas del estrabismo

El estrabismo afecta hasta al 5% de la población. En el estrabismo, las causas pueden ser variadas como mencionaremos a continuación. Hay seis músculos extraoculares en cada ojo que controlan los movimientos de los globos oculares para un buen funcionamiento. Todos los músculos oculares deben trabajar de manera armoniosa para enfocar ambos ojos en el mismo objeto. Los ojos son un conjunto completo que deben trabajar armoniosamente.

El cerebro, a través de la imagen, controla los movimientos de estos músculos, mediante impulsos nerviosos de excitación e inhibición, de modo que cuando un músculo de un ojo se contrae su antagonista se relaja. Así, las enfermedades que afectan al cerebro, como tumores, ictus, parálisis cerebral (isquemia), hidrocefalia, síndrome de Down y Duane, prematuros, virus y traumatismos suelen ir acompañadas de estrabismo primario o secundario.

El estrabismo en adultos es raro y los más frecuentes son los adquiridos como consecuencia de traumatismos craneoencefálicos o por problemas vasculares (trombosis). Por lo general, la causa del estrabismo en adultos está relacionada con las siguientes enfermedades:

  • Botulismo
  • Diabetes (paralítica – estrabismo vascular)
  • Síndrome de Guillan-Barré
  • Pérdida de visión (ceguera)
  • Traumatismo cerebral

En el estrabismo, la existencia de antecedentes familiares es un factor de riesgo del problema (estrabismo hereditario). Una de las causas del estrabismo puede ser la hipermetropía, especialmente en los niños y que se trata con el uso de gafas. La pérdida de la visión provocada por determinadas enfermedades también puede provocar estrabismo. Si su pequeño tiene estrabismo es importante acudir a los oftalmólogos para niños en Mérida para iniciar el tratamiento adecuado.

Síntomas del estrabismo

En el estrabismo, los síntomas pueden sentirse de forma permanente o pueden ser intermitentes. Las personas con estrabismo pueden tener diferentes signos y síntomas, según el tipo de estrabismo en cuestión. Los síntomas y signos más frecuentes del estrabismo suelen ser los siguientes:

  • Ojos bizcos (desviados)
  • Ojos que no están alineados en la misma dirección
  • Diplopía (visión doble)
  • Pérdida de esteriopsia (percepción de profundidad)
  • Movimientos oculares descoordinados (los ojos no se pueden mover juntos).

No suele haber síntomas en el estrabismo congénito, a diferencia de la condición adquirida en la que el paciente se queja de diplopía (visión doble), porque los ejes ópticos no se dirigen simultáneamente hacia el mismo objeto y no hay supresión de imagen en un ojo.

¿Qué es la cirugía de estrabismo en Mérida ?

La cirugía de estrabismo implica aflojar o tensar los músculos del ojo para lograr una alineación adecuada de los ojos. Este tipo de cirugía se recomienda para todo tipo de giros oculares, incluidas endotropia, exotropía, hipertropía e hipotropia. Antes de realizar esta intervención, es recomendable llevar a cabo una corrección refractiva y tratamiento de ambliopía, cuando sea necesario.

¿Qué tan efectiva es esta cirugía de estrabismo en Mérida?

La cirugía de estrabismo es eficaz entre el 80 y el 90% de las veces. Algunos pacientes, dependiendo de su edad y tipo de estrabismo, requerirán múltiples procedimientos para obtener resultados óptimos. En el caso de los niños, se realiza alrededor de los 3 a 6 años. Después de la intervención, los niños podrán disfrutar de una mejor calidad de vida y se sentirán más cómodos.

¿La cirugía de estrabismo me dará una visión clara?

Si usted o su hijo han sido diagnosticados con estrabismo, la cirugía es una forma eficaz de mejorar la alineación de los ojos. Sin embargo, es importante comprender que, si bien la cirugía corrige el giro del ojo para ayudar a que los ojos parezcan alineados, no puede estimular a los dos ojos para que trabajen juntos para una visión clara.

Por lo tanto, su oftalmólogo puede recomendar un programa de terapia de la vista para mejorar la coordinación ocular y las habilidades para trabajar en equipo, lo que también asegurará que los ojos permanezcan alineados. Debido a la desviación, se puede presentar lo que se conoce como “ojo perezoso”, por lo que será importante entrenar varios ojos para que los músculos funcionen correctamente.

¿Qué es un procedimiento de recesión?

Se utiliza una recesión cuando el músculo está demasiado tenso. Este procedimiento implica reubicar el músculo en un área diferente: separar el músculo extraocular afectado del ojo y volver a unirlo más atrás en el ojo. Al alterar su posición, el músculo se debilita, lo que mejora la alineación.

¿Qué es un procedimiento de sutura ajustable?

Este procedimiento se realiza después de un procedimiento de recesión o resección en el que se utilizaron suturas ajustables. Durante este procedimiento, el cirujano ajusta las suturas que mantienen los músculos extraoculares en su lugar y los aprieta o afloja para mejorar los resultados quirúrgicos y lograr una alineación óptima. Esta cirugía generalmente solo se realiza en adultos, ya que el paciente permanece despierto durante el procedimiento solo con anestesia local. En el caso de los niños con estrabismo, generalmente se usa una sutura regular.

¿Es segura la cirugía de estrabismo?

Si bien todos los procedimientos quirúrgicos conllevan un riesgo, los riesgos asociados con la cirugía de estrabismo, que incluyen infección, sangrado o cicatrización excesiva, son bajos. El principal riesgo de la cirugía de estrabismo implica una corrección insuficiente o una corrección excesiva. Las complicaciones que conducen a la pérdida de la visión son muy raras.

¿Estaré despierto durante la cirugía?

Si bien la mayoría de los niños se someten a anestesia general, los adultos generalmente tienen la opción de sedación consciente con anestesia local. La cirugía se realiza en un hospital o centro quirúrgico y, por lo general, es un procedimiento ambulatorio. Los oftalmólogos en Mérida son los especialistas que le ayudarán y realizarán una intervención quirúrgica para solucionar este problema.

¿Qué esperar después de la cirugía de estrabismo?

Después de la cirugía de estrabismo, sus ojos se verán rojos y se sentirán doloridos. Algunas personas experimentan una sensación de cuerpo extraño en la que sienten que algo se les ha quedado atascado en el ojo. Esto se debe a las suturas y desaparecerá a medida que se disuelvan en las próximas seis semanas. Otros síntomas que puede experimentar en los primeros días después de la cirugía incluyen:

  • Párpados hinchados
  • Sensibilidad a la luz
  • Visión borrosa leve
  • Visión doble

Muchos oftalmólogos recetarán gotas o ungüentos antibióticos para los ojos que se usarán durante unos días después de la cirugía; asegúrese de usar su medicamento según las indicaciones de su médico para evitar complicaciones posquirúrgicas. Durante los primeros días después de la cirugía, espere estar de pie y descansando. Su médico le informará cuándo es seguro reanudar sus actividades normales, generalmente unos días después de la cirugía.

¿Qué síntomas indican un problema?

Esté atento a los signos de una infección o deslizamiento muscular durante la primera semana después de la cirugía:

  • Pérdida de la visión
  • Enrojecimiento creciente
  • Descarga verde
  • Dolor intenso durante el movimiento de los ojos.
  • Incapacidad para mover el ojo

Si nota alguno de estos síntomas, comuníquese con su oculista o con los servicios médicos de emergencia de inmediato. Es mejor acudir a tiempo ante una emergencia ocular, que esperar a que transcurra el tiempo y el problema se acentúe por falta de un tratamiento oportuno. Recuerden que su visión y la de sus hijos es muy valiosa porque es la ventana del mundo que conocemos.

¿Cómo sé si la cirugía fue exitosa?

Los primeros días después de la cirugía de estrabismo en Mérida proporcionarán una buena indicación del éxito de la cirugía. Sin embargo, la alineación de los ojos puede cambiar con el tiempo y es posible que el resultado final de la cirugía no se confirme hasta que su ojo haya sanado, generalmente alrededor de seis semanas después de la cirugía. La mayoría de los niños menores de 10 años necesitarán varios procedimientos para obtener resultados óptimos.

El estrabismo es un problema que tiene tratamiento y mientras esté indicada la intervención, se debe realizar para que el niño o usted pueda tener una mejor calidad de vida. Nuestra salud debe estar puesta en manos de especialistas, en este caso de oftalmólogos idóneos como la Dr. Eli Esparza que es especialista en Oftalmología con posgrado en oftalmología pediátrica. Sí desean más información, nos pueden escribir a eliesparza.aguiar@gmail.com

Categories:
¿Sabían que los niños también pueden tener glaucoma?

¿Sabían que los niños también pueden tener glaucoma?

Los oftalmólogos en Mérida pueden tratar el glaucoma de manera satisfactoria si es descubierto a tiempo. Si aún no conocen esta enfermedad, el glaucoma es un problema donde ocurre un daño en el nervio óptico, cuando la presión es alta. Generalmente, se da en las edades adultas o como consecuencia de otras enfermedades como la diabetes, no obstante, los niños también pueden sufrir esta afección. Acudir al especialista desde recién nacido, niño, adolescente, joven, adulto y anciano es de gran importancia.

¿Qué es el glaucoma?

El aumento de la presión ocular conduce a la destrucción de los nervios y deriva en la pérdida de la visión, lo que, en casos avanzados, puede provocar ceguera. La causa de la presión ocular alta está en el sistema de drenaje del ojo, que no puede drenar el líquido (humor acuoso). El glaucoma es más común en los ancianos, pero puede ocurrir a cualquier edad. En los niños y los bebés, los síntomas son diferentes a los de los adultos.

El glaucoma infantil es una de las principales causas de ceguera infantil, resultando en el 20% de los casos. Cuando se descubre temprano, existe una gran posibilidad de tratamiento y reversión de la afección. Pero desafortunadamente, la mayoría de los padres dejan que los síntomas pasen desapercibidos, lo que finalmente resulta en ceguera total. Tan pronto aparezcan los primeros síntomas, es importante acudir a los oftalmólogos pedíatras en Mérida Yucatán.

De acuerdo con diversos estudios, al menos 1 bebe nace con glaucoma congénito por cada 10,000 bebés. Por eso es muy importante que los padres estén atentos a cada signo y síntoma diferente en la salud ocular, aunque sean difíciles de percibir. Es por eso por lo que hemos preparado este artículo para que conozcan la información más importante de esta enfermedad, los síntomas, causas y todas las acciones que les permitan evitar la ceguera y la pérdida de la visión.

¿Qué tipos de glaucoma existen en los infantes?

El glaucoma infantil se puede clasificar según la edad de su aparición: el glaucoma congénito aparece al nacer, el glaucoma infantil se presenta entre 1 y 24 meses y, a partir de los 3 años, se denomina glaucoma juvenil. Por lo tanto, los padres deben prestar mucha atención a cualquier cambio que puedan observar en los ojos de los niños. Llevar a su pequeño por lo menos una vez al oftalmólogo es la mejor medida de prevención y tratamiento oportuno.

¿Cuál es la incidencia de esta afección?

El glaucoma pediátrico es poco común y ocurre aproximadamente a una tasa de 1 de cada 10,000 nacimientos. Sin embargo, si un niño se ha sometido a una cirugía de cataratas o tiene ciertas enfermedades, aumenta la probabilidad de desarrollar glaucoma. En los casos en los que los niños han tenido intervenciones anteriores, es importante realizar un seguimiento con los oftalmólogos en Mérida.

¿Cuáles son las causas del glaucoma infantil?

Su causa generalmente es hereditaria, estando relacionada en la mayoría de los casos con matrimonios entre familiares. El glaucoma es una enfermedad ocular que se produce al aumentar los niveles de presión intraocular. Esta presión causa un daño grave al nervio óptico, que es responsable de enviar la información del nervio al cerebro y, si no se controla rápidamente, compromete completamente la visión en cuestión de tiempo.

La presión se produce porque el espacio de drenaje del humor acuoso del ojo deja de realizar su función, provocando que el líquido se quede quieto, acumulado en el interior del ojo. Esta ocurrencia está relacionada con el 80% de los casos que ocurren normalmente en personas mayores de 40 años, pero también puede ocurrir en la infancia. Es esta acumulación de líquido la que genera la gran presión intraocular.

¿El glaucoma infantil puede ser hereditario?

El 10% de los casos de glaucoma congénito son hereditarios. Investigaciones recientes han identificado mutaciones en genes específicos. Por ello, cuando existen casos de glaucoma congénito en la familia, se recomienda el asesoramiento genético. También es aconsejable que tan pronto nazca el pequeño, se realicen consultas con los oftalmólogos para niños en Mérida por lo menos dos veces al año para llevar un control de la presión ocular.

Síntomas del glaucoma infantil

A pesar de que se consideran signos diagnósticos difíciles para los padres, es extremadamente importante estar al tanto de los cambios de comportamiento relacionados con la salud de nuestros hijos. Los signos de glaucoma infantil pueden comenzar a aparecer en los primeros meses de vida, incluso antes de que la visión del bebé esté completamente desarrollada. Si el glaucoma no se trata temprano, puede interrumpir permanentemente el desarrollo de la visión y llevar al bebé a una ceguera irreversible.

Un consejo valioso de un especialista en oftalmología infantil como la Dr. Eli Esparza es que los padres presten atención a las primeras fotos del bebé. Durante las fotos se dispara el flash y en la imagen la pupila de los ojos se pone roja, esta es la imagen considerada normal en los ojos. Pero cuando la imagen de los ojos es blanquecina o amarillenta puede ser un signo de la enfermedad y es bueno estar alerta y ver al pediatra.

El signo más común

El síntoma más común y obvio es el color de ojos. Normalmente, los bebés con glaucoma infantil pierden los ojos, dejando la córnea más opaca, blanquecina o azulada. Los síntomas posteriores están relacionados con lagrimeo excesivo, fotofobia e irritabilidad de los ojos. Otro factor relevante es la cuestión del tamaño de los ojos. Es importante no confundir el que un niño tenga los ojos grandes de acuerdo con su edad como un síntoma de glaucoma.

Los bebés y los niños con glaucoma tienden a tener un ojo más grande de lo que se considera normal para el grupo de edad y pueden percibirse con un mínimo de atención. Lo que puede ser un “encanto” para algunas personas, un niño con ojos grandes anormales para los ojos médicos puede ser un signo de glaucoma. Por lo tanto, si observa esto en su bebé, agende una cita con los oftalmólogos en Mérida.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Dependiendo de la edad y la cooperación del niño, a menudo es necesaria una evaluación con el niño anestesiado. Así, el médico podrá realizar una valoración completa y realizar pruebas más específicas para el diagnóstico de glaucoma. Los niños mayores cooperan mejor con el examen y pueden realizar otras pruebas más específicas. Aunque parezca complejo el examen, es un procedimiento sencillo e indoloro.

¿Cuál es el tratamiento que realizan los oftalmólogos en Mérida ?

El objetivo es disminuir la presión intraocular y la mayoría de los casos necesitan cirugía. En el procedimiento quirúrgico, el médico abre los canales de drenaje o crea una nueva vía para el paso del humor acuoso. Después de la cirugía, puede ser necesario utilizar gotas para los ojos que actúen sobre la presión intraocular. Sin embargo, si se descubre a tiempo, el tratamiento es con gotas para controlar la presión.

Pronóstico

A menudo, la mejor visión no depende solo del control de la presión ocular. Muchos niños con glaucoma desarrollan miopía y necesitan anteojos. Además, pueden producirse ambliopía (ojo vago) y estrabismo, que deben tratarse con oclusión y cirugía. El diagnóstico y tratamiento precoces, así como el seguimiento periódico son cruciales para obtener buenos resultados en el tiempo. La Dr. Eli Esparza es la oftalmóloga infantil que puede cuidar la salud de su hijo y tratarlo frente al glaucoma. Tan solo tienen que agendar su cita llamando al (999) 481 9244.

Categories:
Lo que los padres deben saber sobre la miopía en sus hijos

Lo que los padres deben saber sobre la miopía en sus hijos

Como padres tenemos la obligación de estar atentos a nuestros hijos y esto incluye observar si su desarrollo es adecuado. No somos médicos, pero podemos ver cuando algo nos parece fuera de lo normal, en este caso, además de realizar un tamiz visual Mérida, hay que estar pendientes si los niños tienen la necesidad de enfocar los ojos con frecuencia para ver objetos distantes, se quejan de dolores de cabeza o para poder ver tiene que acercarse demasiado al libro a la televisión. Estos son factores que pueden dar un indicio que necesita un chequeo ocular.

La Dra. Eli Esparza, es un médico oftalmólogo, con especialidad en oftalmología pediátrica, con gran experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares en la infancia. Tiene un gran compromiso con la salud visual de sus pacientes, por eso da un trato profesional y humano, además, siempre está en constante estudios para estar a la vanguardia en lo referente a la oftalmología. Algunas de las enfermedades que trata son: enfermedades de la retina, pterigiones, cataratas, entre otras.

Aspectos que considerar para prevenir miopía en los niños

La miopía, por desgracia, es cada vez más común en los niños, por eso es importante poder detectarla para ayudar a la visión de su hijo. Despreocúpese, puede ayudar a su hijo, sobre todo si se descubre esta afectación ocular a tiempo y lo lleva a oftalmólogos para niños en Mérida para que le den un diagnóstico y tratamiento.

Es necesario que se realice un diagnóstico de esa situación y además que se le dé un tratamiento adecuado, ya que si se deja al azar los problemas de visión pueden agravarse, con el paso del tiempo la persona tenderá a desarrollar desprendimiento de retina, desarrollo temprano de cataratas, degeneración macular y glaucoma. Está claro que un niño que pasa por esta situación y que vea mermada su salud ocular, también incurre en el riesgo de perder la vista a temprana edad, si no se le da tratamiento.

Es normal que los padres tengan dudas de qué es lo que le está pasando a sus hijos, quizá consideren que esos comportamientos puedan deberse a alguna situación emocional, falta de confianza o algún problema de desarrollo cognitivo. En realidad todo recae porque ve borroso y no puede enfocar bien. Sin embargo, esto tiene solución, lo primero que debe hacerse agendar una cita con oftalmólogos pediatras en Mérida, Yucatán para que le hagan al niño un examen completo de los ojos, esto le hará ir descartando posibles opciones de lo que le sucede a su hijo.

Lo ideal es que lleve a su hijo con profesionales incluso si no ve muchos síntomas que pudieran indicar algún problema, acudir con un oculista es también preventivo, sobre todo cuando aún está en desarrollo. Hago hincapié en una profesión de la vista, ya que aunque el médico pediatra le podrá indicar algunas situaciones, el único que puede dar solución es el especialista.

Solo un profesional de la salud visual puede brindar la mirada completa necesaria para detectar miopía y otros problemas de visión. Un examen de la vista en la escuela o un breve examen realizado por un pediatra no es suficiente.

Acostumbre a llevar al infante con el médico pediatra un par de veces al año, también debe visitar a un oftalmólogo, un examen de la vista anual completo por un profesional para que cheque su salud ocular. Por supuesto debe también haber realizado el tamiz visual Mérida, un examen imprescindible en todos los niños.

Los problemas de visión pueden tener un efecto profundo en el aprendizaje. Existe un alto índice de niños en edad preescolar que tienen problemas de visión. También los adolescentes pueden presentar visión alterada y no usar lentes o utilizar unos inadecuados.

Los niños deben someterse exámenes durante su desarrollo, de tal forma que desde su nacimiento y hasta que concluye el periodo de crecimiento sea llevado frecuentemente con un oculista especializado en infantes. De esta manera, estará seguro de que todo esté bien en su crecimiento y si encontraran algún defecto pueden tomarse medidas tempranas. Por supuesto, que una vez que se es adulto también es recomendable que se realizan visitas y exámenes de vista completos al menos una vez al año.

Si como padres se toma una actitud proactiva en relación a la salud de los pequeños, estaremos procurándole una buena salud ocular, no solo en la niñez, también a lo largo de su vida; además, esta es la mejor manera de controlar la miopía.

La miopía puede controlarse muy bien con lentes, incluso con cirugía refractiva cuando es necesario. Asimismo, es importante que se reduzca el tiempo que se pasa frente a la computadora o cualquier aparato con pantalla digital, pues esto también contribuye a la permanencia de esta afectación visual.

Sucede que gracias al cansancio ocular que sufre debido a la cantidad de horas frente a las pantallas, la miopía podría agravarse, por lo que es importante poder tener un mejor equilibrio entre el tiempo frente a la pantalla y el tiempo al aire libre. Esto puede ser un poco complicado, ya que no solo se trata de la computadora, sino de la televisión, video juegos, teléfono celular, tableta. Pero como padres debemos propiciar un tiempo fuera de estos y reducir el uso de los aparatos digitales a nuestros niños por el bien de su salud visual.

Lo ideal es mantener en observación y chequeo preventivo a los niños, llevarlos a revisiones frecuentes para que les hagan exámenes totales y hagan una evaluación. Así como poner atención a su desempeño escolar, desenvolvimiento social o deportiva, ya que ahí también podemos encontrar pistas que nos indiquen que algo podría n estar bien en si vista y que podría tener miopía.

Para atender estas y otras enfermedades oculares en niños, así como para realizar tamiz visual Mérida y otros exámenes, está la Dra. Eli Esparza, oftalmóloga especializada en pediatría. Para agendar cita, llame al teléfono (999) 481 9244, si tiene alguna emergencia pude llamar al teléfono (999) 357 1910.

Categories:
¿Por qué son importantes los exámenes visuales en la infancia?

¿Por qué son importantes los exámenes visuales en la infancia?

Un examen a tiempo puede hacer la diferencia para sus hijos, al llevarlo con oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán se le realizará una evaluación ocular y se le podrá detectar si padece alguna afectación en sus ojos. Si bien es cierto, el médico general o familiar podrá detectar algún síntoma, esto de ninguna manera podrá ser sustituto de una consulta y examen realizado por los especialistas como lo es un oftalmólogo.

Dra. Eli Esparza, es un médico oftalmólogo, comprometida con la salud visual de sus pacientes, está a la vanguardia en los temas de oftalmología, y con el objetivo de dar trato amable y profesional. Se preparó en el Posgrado de Alta especialidad en Oftalmología pediátrica para ser un profesional con más experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares. Como especialista en oftalmología, cuenta con gran experiencia en el tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades de los adultos y niños.

Factores que considerar sobre los exámenes de la vista en la infancia

En la etapa del crecimiento los niños necesitan contar con una visión óptima para poder desarrollarse adecuadamente y no tener trabas en su aprendizaje. Asimismo, al realizar exámenes visuales en temprana edad está asegurando un futuro sano en la visión de su hijo, previniendo o detectando problemas importantes en su visión.

Por lo tanto, al ir con oftalmólogos para niños en Mérida, como la Dra. Eli Esparza, lo que se medirá es cómo es la agudeza visual a todas las distancias, cómo son las habilidades oculares, si son precisas, si está haciendo el trabajo visual de forma cómoda. Asimismo, evalúa si la movilidad ocular es adecuada, si su enfoque es bueno.

Ahora bien, no debe esperar mucho tiempo para realizar el primer examen visual a su hijo, de hecho, se recomienda que sus primeros exámenes se realicen apenas pasado los seis meses de vida. Después de eso, conforme vaya desarrollándose y creciendo el niño debe realizar más exámenes, esto pueden ser cumplidos los 3 años, así también cuando entre a la escuela primaria es otro buen momento para realizar otro examen.

Es importante que cuando el niño este en la etapa de desarrollo, pero también en la edad escolar básica se llevan a cabo varios exámenes durante se tiempo con el fin de asegurarse que todo marcha bien. Si por algún motivo se ha encontrada alguna afectación y el niño requiera de usar lentes, entonces será necesario que las visitas con el oftalmólogo pediatra Mérida sean más frecuentes, o según lo que su médico indique.

Los niños no tienen fascinación por los doctores, por lo tanto, cuando sea el día de la consulta, lo mejor será que el niño este pasando un buen día, tenga tranquilidad y esté feliz, de tal manera que se presente a la cita tranquilo, además que tenga conocimiento qué sucederá en la consulta. Es decir, si habrá exámenes o preguntas que lo tenga presente así no le tomará por sorpresa y podrá fluir más y participar en la consulta, lo que permite obtener mejores resultados.

Como padre igual es bueno que sepa que la consulta conlleva exámenes de visión, pruebas para precisar si es necesario que el niño use lentes, también será necesario hacer una evaluación sobre la salud optima de los ojos del niño, cuestiones hereditarias, entre otros factores.

Asimismo, dependiendo de cada especialista es posible que, con el fin de conocer un poco más la historia clínica del niño, pueda formular preguntas con respecto al embarazo, por ejemplo, si hubo algunos problemas al momento de está dando a luz. En este sentido, si bien el niño puede expresar lo que ve o siente, como padre también es muy importante la observación y en este caso además de comentar si su hijo fue prematuro, también es necesario que aclare si tiene algún problema de desarrollo motriz, si tiende a frotarse los ojos constantemente.

Igualmente, si parpadea con una frecuencia que considera fuera de lo normal, se le dificulta mantener un contacto visual con los demás o si ya se le ha realizado alguna otra prueba ocular que muestren algún resultado negativo, deben comentarlo con los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán.

Por otro lado, es igualmente importante que se realicen exámenes de la vista a su bebé, ya que la visión de un niño pequeño debe estar en tan buenas condiciones como la de una persona ya desarrollada. Podrá realizar distinción de tonos, enfocar adecuadamente y aumentará su atención a todas las actividades que lleve a cabo.

Los médicos constatan que las pupilas del pequeño funcionen de forma precisa, ya sea que haya luz o no. También se verificarán que los ojos del bebé tengan la capacidad de poder fijar su mirada en un objetivo y lo pueda seguir, de hecho, esta capacidad la tienen al poco tiempo después de haber nacido.

Los exámenes visuales del niño pueden realizarse y estos no necesitan saber leer, ya sabemos que esta la prueba para poder distinguir las letras pequeñas de las grandes, pero cuando se trata de un niño que aún no sabe leer existen exámenes que pueden realizarse de igual manera para poder determinar su salud ocular. Sus exámenes cambian las letras por imagen que ellos pueden identificar, como frutas o figuras geométricas.

Otra de las pruebas se llama retinoscopia y tiene el objetivo de poder determinar si el niño padece catarata congénita y quizá algunos problemas de refracción. Para poder diagnosticarlo, esta prueba tiene la finalidad de poder observar el reflejo en la retina.

También es necesario determinar si se padece de miopía, hipermetropía o astigmatismo, los cuales suelen ser un lugar común entre la población infantil en edad escolar.

Ahora ya sabe, ya sea que su hijo sea un bebé o un niño en edad escolar, no importa, la realización de exámenes es igual de crucial para comprobar que su desarrollo visual es bueno, así como la prevención o pronta intervención en caso de que saliera con alguna afectación. Por eso debe llevarlo con oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán, como la Dra. Eli Esparza. Para agendar cita llamé al teléfono (999) 481 9244, si tiene alguna emergencia pude marcar el teléfono (999) 357 1910.

Categories:
¿Sabe cuándo un niño necesita atención oftalmológica?

¿Sabe cuándo un niño necesita atención oftalmológica?

Hay que tomar en cuenta que el desarrollo visual de un niño se da desde que nace hasta los siete u ocho primeros años, por lo tanto, hay que tener especial atención en esta etapa para poder detectar a tiempo cualquier anomalía que se pueda presentar. Llevar al niño con oftalmólogo pediatra Mérida podrá prevenir problema futuros como pérdida de visión, así como evitar que el pequeño tenga un rendimiento escolar deficiente y en general una vida afectada por una visión pobre. Para cuidar la visión de sus hijos está la Dra. Eli Esparza, Certificada por el Consejo Mexicano de Oftalmología y con posgrado de alta especialidad en oftalmología pediátrica y es Miembro de la Asociación Mexicana de Oftalmología Pediátrica.

¿Sabe por qué es necesario que los niños usen lentes?

Los niños pueden necesitar utilizar lentes por diversos motivos, por lo general el objetivo de dar este tratamiento es para que su visión se vea fortalecida, si el pequeño tiene un ojo débil entonces ayudarán a fortalecerlo. También son útiles para mejorar ojos alineados incorrectamente, o si uno de los ojos tiene mala visión, entonces es bueno protegerlo. Para poder determinar si su hijo requiere de unos lentes, es necesario que se lleve al niño con oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán

Ahora bien, habrá que poner atención a ciertas señales que puede presentar el niño, por ejemplo, si el pequeño pone bizco los ojos, lo cual puede deberse a errores de refracción le que causará problemas de enfoque, en este sentido, es común que los  niños tiendan a entrecerrar los ojos para poder enfocar adecuadamente.

Por otro lado, si el niño comienza a inclinar la cabeza al tiempo que se cubre uno de los ojos para ajustar su visión y que la claridad de su visión aumente. Este puede ser un indicio que los ojos de su pequeño no se encuentran alineados o que padece otras afectaciones, como ambliopía, este último es muy común en los niños.

Si además suele acercarse mucho a la televisión o a los aparatos electrónicos como celulares o tabletas, también es una señal de que algo no anda bien y posiblemente tenga miopía, que es cuando la visión a larga distancia no es buena. Si tensa mucho los ojos o los tiene casados, podrá notarlo al momento de estar frotándose los ojos excesivamente, para poder determinar porque lo hace debe llevarlo con oftalmólogos para niños en Mérida, ya que este síntoma puede deberse a distintas afectaciones. También es posible que el niño realice un esfuerzo fuera de lo normal en sus ojos, esto puede ocasionar dolores de cabeza, así que, si nota que por la noche se queja, el esfuerzo ocular puede ser una de las causas.

Por otro lado, si el niño presenta una baja en su rendimiento escolar, asegúrese de que no se deba por alguna afectación de la visión. Esto suele ser común puesto que los problemas de visión impedirán al niño concentrarse y poder desempeñarse de manera adecuada.

Si su hijo presenta cualquiera de estos comportamientos o síntomas debe llevarlo a revisión para un examen completo. Por lo tanto, aspectos como la agudeza visual, la claridad de la visión y nitidez deben incluirse en el examen. Es importante que lo realice un oftalmólogo pediatra Mérida para verificar si su hijo tiene estrabismo y determinar si la salud tanto del interior como del exterior de los ojos está bien o si presenta alguna afectación que sea grave.

Si el niño tropieza demasiado con objetos o muebles puede ser por problemas de visión, es verdad que al principio el niño que aprende a caminar tropezará o caerá con facilidad. Sin embargo, pasado un tiempo habrá que estar atento y ver si esos tropezones o choques con paredes o muebles se pueden deber a afectaciones oculares.

Si el pequeño ya usa lentes como tratamiento por alguna enfermedad concreta, entonces es importante que no deje de llevarlo con el especialista para que lo revise periódicamente a fin de darle seguimiento.

Es importante tener presente que contar con una visión adecuada puede evitar muchos problemas, como un atraso en el desarrollo del aprendizaje del niño. Cuando está ya en edad escolar, los problemas visuales representan un gran obstáculo para su adecuado aprendizaje. Es por eso que es  crucial estar atento a la salud ocular de nuestros pequeños para que esto no interfiera con su desarrollo.

Como padres queremos que nuestros hijos tengan una buena infancia, que se diviertan, que aprendan sin sufrimiento, que puedan relacionarse y desarrollarse sin problemas. Por lo tanto, es importante que se dé prioridad a la salud integral de los pequeños, sobre todo cuando están en desarrollo. De esta manera podremos asegurar un bienestar para el resto de la vida de nuestros niños.

Por lo tanto, hay que estar atento a detectar los signos que pueden indicar algún problema, sobre todo cuando se tata de niños muy pequeño que aún no son capaces de describir o explicar bien que es lo que siente.

Habrá que estar atento si el niño presenta alguno de los síntomas, y si estos interfieren de forma significativa en el desarrollo y en su vida cotidiana, entonces hay que acudir con un profesional para que le realice los exámenes correspondientes, dé un diagnóstico y proporcione un tratamiento adecuado.

Por lo general, los problemas que se presenten la infancia suelen tener corrección y en la mayoría de los casos con el uso de lentes puede haber mejoría y prevención para complicaciones futuras.

Para que tenga seguridad que el oftalmólogo pediatra Mérida con el que lleve a su hijo tiene las habilidades necesarias para dar una buena atención, está la Dra. Eli Esparza, con preparación de Posgrado de Alta especialidad en Oftalmología pediátrica, tiene las credenciales y el conocimiento que le permite ser una profesional con experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares en la infancia. Agende una cita al teléfono (999) 481 9244.

Categories:
¿Cuáles son los problemas comunes en los ojos de los niños?

¿Cuáles son los problemas comunes en los ojos de los niños?

Tener ojos sanos es esencial para un buen desarrollo, por eso es importante que los niños sean examinados de forma temprana por oftalmólogos en Mérida, de esta manera podrán detectarse problemas visuales para tratarse a tiempo, a fin de prevenir un avance de las afectaciones oculares. Para poder atender a su hijo está la Dra. Eli Esparza, oftalmólogo, comprometida con la salud visual de todos sus pacientes, además posee una preparación de Posgrado de Alta especialidad en Oftalmología pediátrica.

Afectaciones comunes que atienden los oftalmólogos pediátricos

Son diversas las enfermedades que pueden afectar la visión de los niños, sin embargo, pueden detectarse a tiempo  a través de exámenes visuales realizados por Oftalmólogos para niños en Mérida que serán de gran ayuda para la prevención.

Ambliopía

Es la visión defectuosa en uno de los ojos, suele presentarse cuando existen ojos cruzados, o bien, cuando hay algún error de refracción ente los ojos. Es importante que se detecte esta situación, ya que, si no se da un tratamiento adecuado el ojo afectado puede sufrir un gran daño visual. Entre más temprano se trate la ambliopía habrá buenos resultados, por eso es importante realizar chequeos visuales a temprana edad.

Estrabismo

Aquí los ojos se encuentran desalineados y pueden moverse libremente en distintas direcciones. Hay que tener cuidado ya que si uno de los ojos tiene una desalineación severa puede devenir en una ambliopía. Sin embargo, cuando la afectación es detectada a tiempo puede corregirse.

Errores de refracción

Esto quiere decir que los ojos no son capaces de refractar la luz adecuadamente, por lo tanto, lo que se ve es borroso. Existen tres  tipos de errores de refracción comunes: el primero de ellos es la miopía, aquí se tienen problemas al momento de ver a distancia, esto puede solucionase con la implementación de lentes.

Otro de os errores es la hipermetropía, es fácilmente tratable también con lentes. Finalmente, está el astigmatismo, se ocasiona por una curvatura de la superficie  del ojo,  si provoca una visión borrosa entonces será necesario tratarse con lentes.

Retinopatía del prematuro

Es una afectación que se da en bebés prematuros, tiene una relación con la genética familiar, cuando se presenta es necesario que se realice un tratamiento de forma inmediata.

Ahora bien, dentro de las enfermedades que resultan a causa de la retinopatía se encuentran retinoblastoma, que no es otra cosa que un tumor maligno, y puede presentarse durante los tres primeros años.

Puede afectarse uno o los dos ojos, cuando esto pasa presentarán una pupila blanca y perdida visual. Es por eso que es importante que desde pequeño se lleve al niño al oftalmólogo infantil en Mérida, sobre todo si se tiene antecedentes de esta afectación en la familia.

Otras de las enfermedades que se presentan a causa de la retinopatía es la catarata infantil, es decir, cuando el lente del ojo se ve afectado y puede presentarse en recién nacidos. También está el glaucoma congénito, es verdad que esto son casos raros, pero puede deberse a causa hereditaria. El glaucoma se da cuando la presión del ojo es alta, y cuando sucede en bebés es producto de un desarrollo inadecuado de los canales de drenaje de los ojos. Sin embargo, puede darse tratamiento a través de medicamentos, o bien, por medio de cirugía.

Por ello, cuando se sabe que existen enfermedades visuales en la familia derivadas de cuestiones genéticas, lo mejor es llevar al niño con algún oftalmólogo infantil en Mérida desde una edad temprana a fin de poder detectarla cualquier afectación.

Si sabe que su hijo puede tener riesgo de enfermedades oculares, entonces llévelo a que le realicen los exámenes pertinentes. Deben ser hechos por oftalmólogos en Mérida, sobre todo cuando existen antecedentes familiares o el niño tiene anomalías muy evidentes.

La importancia de realizar exámenes oculares al niño

Durante el primer año del bebé es necesario que se le realice exámenes a fin de confirmar su salud ocular, esto es un chequeo de rutina. Ahora bien, cuando crezca un poco más, alrededor de los tres años, de nueva cuenta es necesario realizar un examen para comprobar su salud visual, también es recomendable que se realice pruebas de agudeza visual.

Cuando el niño tenga aproximadamente cinco años, entonces será necesario que se haga un examen para revisar su alineación visual. Pasada esta edad las personas alrededor del niño, como padres y maestros, pueden estar al pendiente si ven algún comportamiento irregular, como dolor de cabeza o un esfuerzo visual, o si el niño tiene que entrecerrar los ojos para poder ver mejor.

De cualquier manera, si es algún estudio se ha encontrado afectación y se ha dado tratamiento como el uso de lentes, el niño debe ir periódicamente a realizarse chequeos a fin de poder dar un monitoreo o detectar cambios en su visión.

Ahora bien, habrá ciertos comportamientos que verá en su hijo que le darán indicaciones o sospechas que es necesario que se le realicen pruebas oculares a fin de detectar de forma temprana alguna enfermedad y poder prevenir un desarrollo que afecte de manera permanente su visión.

Algunas de las señales que el niño puede dar es frotarse los ojos de forma recurrente, presentar sensibilidad a la luz de forma intensa, no puede tener un seguimiento visual hacia un objeto de forma eficiente, presentar un enfoque deficiente o la alineación en sus ojos será de forma anormal, esto será evidente después de haber pasado los primeros seis meses de vida.

Otra señal de necesitar un chequeo inmediato son los ojos enrojecidos de forma crónica y lagrimeo constante; también es importante checar si su pupila esta blanca. Cuando el niño ya está un poco más grande y ha entrado a la escuela, habrá otros síntomas o señales que deben considerarse, como no tener la capacidad de poder observar objetos cuando se encuentran distanciados, no poder leer bien lo que el maestro escribe en el pizarrón o batallar mucho para leer.

Ahora ya sabe, para un chequeo oportuno acuda con los oftalmólogos en Mérida, como la Dra. Eli Esparza, tiene una amplia experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares infantiles. Agende una cita al teléfono (999) 481 9244.

Categories:
Conozcan los test visuales más comunes en oftalmología pediátrica

Conozcan los test visuales más comunes en oftalmología pediátrica

La realización de un test visual en la población adulta es un procedimiento muy sencillo e indoloro, ya que los pacientes poseen la capacidad de comunicarse fácilmente e interactuar, pero, en el caso de los niños, esta evaluación exploratoria puede representar un desafío para los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán. Determinar si los niños padecen alteraciones de la visión es algo que se recomienda hacer en edades muy tempranas; de hecho, el primer examen de la vista se lleva a cabo justo después de nacer, porque, en caso de que se diagnostique alguna enfermedad, la detección temprana puede ayudar a establecer el tratamiento más eficaz para corregirla.

Leer Más

Categories:
Conozcan qué es el estrabismo infantil y sus tipos

Conozcan qué es el estrabismo infantil y sus tipos

El estrabismo infantil es uno de los defectos visuales que más rápidamente pueden apreciar los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán, pues se trata de una falta de alineación de los ojos que se produce cuando las funciones binoculares no son correctas. Una de las consecuencias más relevantes es que, al percibir el cerebro imágenes distintas, es incapaz de fusionarlas y se ve obligado a descartar una de ellas, para evitar la visión doble.

Leer Más

Categories:
¿Cuándo deben ir los niños al oftalmólogo? Parte I. Primeros años

¿Cuándo deben ir los niños al oftalmólogo? Parte I. Primeros años

La mayoría de las personas piensa que no es necesario llevar a sus hijos con los oftalmólogos para niños en Mérida, al menos hasta que comienzan a detectar problemas en la vista. Sin embargo, el éxito en el tratamiento y la prevención de la gran mayoría de alteraciones oftálmicas que se presentan en la edad pediátrica siempre están condicionados a un diagnóstico precoz.

Leer Más

Categories: