• Lun - Vie de 10:00 - 14:00 y 16:00- 20:00 pm

  • Sabados de 10:00 - 16:00 pm

  • Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2,Colonia México. Plaza Polanco 31

  • 999 4819244

¿Qué tratamientos brindan los oftalmólogos pediatras?

¿Qué tratamientos brindan los oftalmólogos pediatras?

Los problemas de visión y la salud ocular son importantes para la salud integral de los niños. Especialmente, porque hay padecimientos que se deben tratar desde muy pequeños. Por eso, es indispensable que acudan a los oftalmólogos pediatras en Mérida, Yucatán para que les realicen las pruebas correspondientes.

Del mismo modo, es indispensable que después de las pruebas oftalmológicas sigamos pendientes de la evolución de la visión de nuestros pequeños. Un oftalmólogo infantil en Mérida les brinda las mejores soluciones para la salud ocular de sus hijos.

¿Qué hace un oftalmólogo pediátrico?

Los oftalmólogos diagnostican y tratan problemas de visión. La diferencia principal que tienen con los optometristas es su formación en la medicina; es decir, tienen el conocimiento y la licencia para ejecutar cirugías.

La oftalmología pediátrica es una subespecialización que se enfoca en el desarrollo de los ojos, el cuidado de la vista y las enfermedades oculares en los niños. En ocasiones, es posible que su hijo tenga afecciones que van más allá del uso de lentes correctivos. Por lo que, ante cualquier problema de visión de los niños, lo más recomendable es acudir a los oftalmólogos pediatras en Mérida, Yucatán, pues así podrán asegurarse de que recibirán una atención integral de la vista.

¿Cuáles son los tratamientos que brindan?

Los médicos especializados en la oftalmología infantil están capacitados para diagnosticar y tratar todo tipo de afecciones oculares en los niños. Entre los servicios más comunes que brindan a sus pacientes infantiles se encuentran:

Graduación de lentes

Los lentes infantiles se utilizan para pacientes con miopía, hipermetropía y el astigmatismo. Estos se pueden diagnosticar tan temprano como en el primer año de vida mediante un tamiz visual en Mérida. Es importante que la graduación de lentes en niños lo realice un especialista en la oftalmología pediátrica.

Tamiz visual

El tamiz visual ayuda a diagnosticar de forma oportuna enfermedades congénitas de la vista. Para esto, en una consulta médica se revisan todas las estructuras de los ojos, comenzando con las partes externas, luego, se coloca un medicamento en gotas que dilatan las pupilas que favorece la evaluación de la salud ocular de sus hijos.

Ambliopía u ojo vago

El ojo vago o flojo es una enfermedad que se adquiere en los primeros años de vida. Esta surge porque el desarrollo visual a nivel cerebral se entorpece por alguna afección no tratada. La única manera de prevenirlo es mediante las revisiones periódicas desde el primer año de vida de nuestros hijos. Después de que cumplen los 6 años es muy difícil revertir este proceso a nivel cerebral.

Retinopatía del prematuro

Este padecimiento es exclusivo de los niños que nacieron de manera prematura; es decir, antes de las 36 semanas de gestación. Esta enfermedad causa un crecimiento anormal en la retina inmadura de los vasos sanguíneos, pudiendo llegar a provocar sangrados, formación de membrana y en la fase más avanzada, el desprendimiento de retina y ceguera a una edad muy temprana.

Para prevenirla y tratarla a tiempo, es obligatorio realizar la primera revisión oftalmológica a las 4 semanas de nacido. Aún si está hospitalizado por alguna otra situación.

Estrabismo

El estrabismo es una patología muy amplia y de muchos tipos. Conocemos este padecimiento como la falta de alineación de un ojo con respecto al otro. Siempre es recomendable la revisión oftalmológica apenas nos percatamos de la desalineación, ya que requiere descartar alguna causa neurológica o tumoral que pueda ser grave e incluso poner en riesgo la vida de su hijo.

¿Por qué acudir a un oftalmólogo pediátrico?

Los niños con afecciones oculares no siempre son capaces de comunicar lo que les molesta. Por eso es indispensable que acudan a los oftalmólogos pediatras en Mérida, Yucatán, para que puedan diagnosticar y tratar las enfermedades de la vista de manera oportuna.

La Dra. Elizabeth Esparza es una de las mejores médicos especialistas en la oftalmología pediátrica en Mérida. Por lo que, si están buscando dónde llevar a sus hijos para su evaluación de salud visual, ella es la mejor opción.

Asimismo, la Dra. Elizabeth Esparza es un médico oftalmólogo comprometida con la salud visual de todos sus pacientes. Su posgrado en oftalmología pediátrica le permite ser experta en el desarrollo visual y enfermedades oculares en la infancia. Siempre trata a sus pacientes con un trato amable y profesional.

Agenden una cita con la Dra. Elizabeth Esparza a través del teléfono (999) 481 9244 o mediante el perfil de Doctoralia, donde también encontrará los testimonios de sus pacientes. En caso de urgencias, comuníquense al teléfono (999) 357 1910.

Categories:
¿Cuál es la causa de los ojos secos en niños?

¿Cuál es la causa de los ojos secos en niños?

Aunque no sea de conocimiento general, los niños también pueden sufrir de ojos secos crónicos. De hecho, hay un nombre para esta condición: síndrome del ojo seco. Este padecimiento es causado por una deficiencia en la película lagrimal encargada de lubricar el ojo. Los ojos secos suelen ser irritantes y dolorosos. No obstante, este síndrome puede afectar la visión, por lo cual es importante acudir con el oftalmólogo infantil en Mérida.

Con cada parpadeo nuestros ojos pueden humedecerse. En el siguiente artículo vamos a ayudarles a identificar si sus hijos tienen síntomas que son consistentes con el síndrome del ojo seco.

¿Quiénes padecen del síndrome del ojo seco?

Los ojos secos son más frecuentes en los adultos, especialmente si son adultos de la tercera edad, sin embargo, los niños también pueden llegar a experimentarlos. El síndrome del ojo seco puede ser uno de los motivos por los cuales sus hijos no se están desempeñando de manera óptima en la escuela. Por ello, si sus hijos tienen problemas con sus calificaciones en la escuela, no duden en agendar una cita con el oftalmólogo pediatra en Mérida.

¿Cuáles son las causas que provocan el síndrome del ojo seco en los niños?

Estas son algunas de las causas más comunes para el síndrome del ojo seco en los niños:

  • Una causa común es una condición causada por una disfunción de la glándula que dificulta que el ojo produzca lágrimas.
  • La blefaritis es una inflamación del párpado que puede ser causada por una posible infección, que afecta la película lagrimal que recubre la córnea y causa síntomas de ojos secos. En algunas ocasiones, la blefaritis puede estar asociada con otras afecciones en los niños, entre ellas la rosácea y otras afecciones de la piel.
  • Las infecciones por herpes simplex son comunes en los infantes y en algunos casos, llegan a afectar el ojo, estas infecciones pueden causar la interrupción en la capacidad de secretar lágrimas, lo cual llega a afectar la córnea o causar inflamación en la superficie del ojo.
  • Los medicamentos, algunas veces pueden causar síntomas de ojo seco. Es decir, el ojo seco puede ser un efecto secundario de los medicamentos.
  • Las pantallas con las que constantemente están en contacto los niños limitan los parpadeos, lo cual es algo esencial para la hidratación de los ojos.

¿Cómo el oftalmólogo infantil diagnostica el síndrome del ojo seco?

Normalmente, los padres llevan a sus hijos con el oftalmólogo infantil en Mérida cuando notan algunos síntomas, especialmente si los niños se quejan mucho de sentir que hay algo dentro del ojo que les está molestando. En estos casos, suelen frotarse los ojos pues sienten una sensación de ardor.

Estos son algunos de los síntomas que el síndrome del ojo seco produce:

  • Picazón
  • Visión borrosa
  • Irritación ocular
  • Mucosidad y costras en las pestañas

Si sus hijos presentan estos síntomas y no mejoran con el tiempo, es necesario acudir con el oftalmólogo pediatra para que haga un diagnóstico preciso y puedan comenzar el tratamiento cuanto antes.

¿Cuál es el tratamiento del síndrome del ojo seco?

El tratamiento lo indicará el oftalmólogo infantil en Mérida. El objetivo del tratamiento es aumentar la producción de lágrimas para mantener el volumen de la película lagrimal. Estos son algunos tratamientos que el médico podrá recetar para controlar el síndrome del ojo seco con éxito:

  • Los tratamientos se basan en gotas, geles o ungüentos que ayudarán a lubricar la superficie de la córnea.
  • Otra opción es aumentar la humedad del aire en la habitación de los niños para ayudar a aliviar los síntomas.
  • En el caso de que sea un efecto secundario de algún medicamento, consideren los tratamientos alternativos que deben ser indicados por médicos.
  • Limitar el tiempo que el niño pasa frente a una pantalla

¿Sus hijos necesitan una cita con el oftalmólogo pediatra Mérida?

La sequedad de los ojos no es la única enfermedad que pueden estar afectando los ojos de sus hijos. Es fundamental que cada año acudan a una revisión para revisar que la salud ocular de sus hijos está bien.

En el caso de que no vean bien de lejos o de cerca, necesitarán llevarlos con un oftalmólogo infantil en Mérida como la Dra. Elizabeth Esparza, quien es una médico con mucha experiencia en el tratamiento de las enfermedades oculares infantiles.

Si quieren conocer más detalles respecto de la salud de la vista de sus hijos y los servicios que pueden encontrar en Clínica de Oftalmología Infantil, comuníquense al teléfono (999) 481 9244 o al correo electrónico eliesparza.aguiar@gmail.com.

Categories:
Tamiz visual: una acción oportuna ante enfermedades de los ojos

Tamiz visual: una acción oportuna ante enfermedades de los ojos

Cuando nacen los bebés es difícil saber con certeza si se sienten mal o algo les molesta. Por eso las pruebas neonatales son fundamentales para detectar enfermedades que se pueden curar antes de que sean incapacitantes para los recién nacidos. Una de esas pruebas es el tamiz visual Mérida.

La visión es un sentido muy personal. Es a través de ella que se percibe y se interpreta el entorno, esto gracias a nuestros ojos. Durante los primeros cinco años de vida, es uno de los principales proveedores de información que recibe el cerebro. Como es uno de los sentidos que más tarda en madurar, es vital que durante los primeros años de sus hijos estemos atentos a que lo estén haciendo de la manera correcta.

Para los oftalmólogos en Mérida indican que las revisiones médicas durante las primeras semanas de vida del bebé son esenciales, así como la vacunación, las pruebas auditivas y visuales, pues de este modo se pueden detectar afecciones que de no ser tratadas a tiempo, pueden provocar la pérdida de la visión en los pequeños.

El primer estudio oftálmico

Desde el momento en que nace el bebé, en cada visita al pediatra, el doctor debe hacer una revisión a los del bebé. Ahora bien, esta revisión no puede determinar si hay una afección subyacente en los ojos, la prueba que se recomienda es el tamiz visual Mérida, el cual es realizado por un oftalmólogo y de preferencia que tenga la subespecialidad en oftalmología pediátrica como la Dra. Elizabeth Esparza.

Esta prueba consiste en la dilatación de la pupila mediante su equipo oftalmológico, para revisar el segmento anterior y el polo posterior del ojo. Cuyo objetivo es hacer un diagnóstico oportuno y establecer el tratamiento correspondiente lo más pronto posible.

El tamiz visual Mérida debe realizarse en bebés sanos y prematuros. Se recomienda que a los bebés sanos se les realice durante el primer mes de vida. El objetivo es detectar desde sangrados del ojo debido a un parto complicado o prolongado hasta enfermedades congénitas, como catarata, la cual es una causa de ceguera.

En el caso de los bebés prematuros ellos requieren de revisión visual entre la segunda y cuarta semana de haber nacido. Pues se estima que cuanto más prematuro sea el bebé (antes de las 34 semanas de gestación) y su peso haya sido menor al nacer, tendrá mayor riesgo en presentar retinopatía.

¿Qué enfermedades se pueden detectar con un tamiz visual?

Estas son las siguientes enfermedades que se pueden detectar al someter al bebé a un tamiz visual Mérida:

Glaucoma congénito

El glaucoma congénito es una enfermedad hereditaria que se produce debido al desarrollo incompleto o deficiente del sistema de drenaje del humor acuoso antes del nacimiento. La imposibilidad de la salida del humor acuoso aumenta la presión en el interior del ojo, lo cual provoca un daño del nervio óptico.

Anormalidades del nervio óptico

Las anomalías del nervio óptico pueden pasar desapercibidas, pues no presentan síntomas. Los pacientes que las sufren suelen presentar en la infancia una visión baja.

Desprendimiento de retina

Aunque  la gran mayoría de los niños no llegan a presentar este problema, es importante mantener en revisión a los niños, pues un desprendimiento de retina puede ser más grave que el de un adulto.

Presencia o ausencia de estructuras del ojo

Las malformaciones oculares congénitas ocupan uno de los primeros lugares como causa de discapacidad visual o ceguera en niños.

¿En qué consiste el tamiz visual?

Esta prueba de detección temprana evalúa los siguientes aspectos de los ojos de sus bebés:

  • La visión
  • La integridad de los párpados y la vía lagrimal
  • Los movimientos oculares
  • El funcionamiento adecuado de las pupilas
  • Medición de la presión intraocular
  • Un examen con microscopio de los ojos
  • Un examen de fondo de ojo
  • La graduación de su hijo

Agenden su cita con la Dra. Elizabeth Esparza

Los encargados de realizar el tamiz visual son los oftalmólogos infantiles en Mérida, como la Dra. Elizabeth Esparza, quién además de ser una oftalmóloga comprometida con la salud visual de sus pacientes, cuenta con una subespecialidad en oftalmología pediátrica.

La Dra. Elizabeth Esparza es una especialista comprometida con la salud de todos sus pacientes, por lo que podrán tener la certeza de que les ofrecerá un diagnóstico temprano de las enfermedades oculares en niños. Si quieren conocer más detalles respecto de la salud de la vista y los servicios que pueden encontrar en Clínica de Oftalmología Infantil, comuníquense al teléfono (999) 481 9244 o al correo electrónico eliesparza.aguiar@gmail.com.

Categories:
¿Qué enfermedades se detectan con el tamiz visual neonatal?

¿Qué enfermedades se detectan con el tamiz visual neonatal?

El tamiz visual Mérida es un examen que se debe realizar durante las cuatro primeras semanas después del nacimiento del bebé, con la finalidad de detectar diferentes enfermedades oculares congénitas y posibilitar que se obtenga un tratamiento, de forma que el menor no se vea perjudicado por inconvenientes leves o severos en la visión, los que podrían empeorar con el tiempo si no se intervienen de manera oportuna y eficaz con la ayuda de los oftalmólogos con especialización en pediatría.

Recuerde que la salud visual es importante para cualquier individuo, por eso es necesario realizar exámenes preventivos y evitar alteraciones que conduzcan a problemas severos en la visión, tales como la ceguera. Los niños que no se practican el tamizaje tienen un riesgo alto de padecer inconvenientes que no serán detectados o tratados a tiempo, perjudicando una parte fundamental de su desarrollo y crecimiento.

Antes de que eso suceda, tiene la posibilidad de acudir con un oftalmólogo infantil en Mérida e iniciar con el examen de tamiz visual en su bebé, con el fin de preservar su salud e integridad. Ahora bien, es necesario resaltar las enfermedades que se detectan por medio de este procedimiento, para que así conozca la gravedad de cada una de las patologías congénitas visuales y no dude en solicitar una consulta días después de que su hijo nazca.

Obstrucción del conducto lagrimal

Las lágrimas tienen el propósito de limpiar el ojo y evitar que partículas irritantes lo lastimen; estas gotas de líquido viajan a través de una vía que se encuentra conectada con la nariz, cuando se obstruye este conducto, los globos oculares permanecerán acuosos o sumergidos en un contenido lagrimal, porque no tendrán la facilidad de drenarse, conllevando a presentar el riesgo de infecciones o irritaciones.

Aunque en muchas ocasiones la condición se soluciona sin necesidad de intervención médica, también existen otros casos que empeoran y perjudican al bebé que nace con la obstrucción, por eso es importante realizar el tamiz visual, detectar la problemática y seguir las indicaciones del oftalmólogo con especialización en pediatría.

Glaucoma congénito

El glaucoma no sólo se presenta en los adultos, también se evidencian casos de bebés que nacen con la condición y tienen el riesgo de perder la visión con el pasar del tiempo cuando no reciben asistencia médica. Recordemos que esta patología se caracteriza por agrupar varias enfermedades que se encargan de aumentar la presión en el nervio óptico y producir pérdida paulatina o repentina de la vista.

Se ha considerado como una de las principales causas de la ceguera junto con las cataratas no tratadas, por eso es tan importante que las personas descubran estas enfermedades desde sus inicios y se establezca una intervención oportuna, en especial porque el glaucoma es difícil de detectar sin realizar un examen médico.

Catarata congénita

Las cataratas se generan cuando el cristalino o lente natural del ojo se comienza a opacar de forma prolongada, ocasionando que la visión se obstaculice y con el pasar del tiempo exista la posibilidad de que se pierda por completo. Son un tipo de alteración poco común, dado que generalmente ocurren una vez el área va envejeciendo, pero en estas situaciones la persona ya nace con la condición.

Al igual que las cataratas seniles, se requiere de pronta atención con los oftalmólogos en Mérida, quienes determinen el tratamiento oportuno y necesario, para que así el menor no se vea perjudicado durante su crecimiento. Por ello, no ignore las condiciones de salud de su hijo y busque soluciones de la mano de profesionales expertos, ellos se asegurará de que la vista del niño no se pierda o deteriore.

Retinopatía del prematuro

Los bebés prematuros tienen un riesgo elevado de padecer retinopatía, la cual ocasiona que los vasos sanguíneos se desarrollen de manera anormal dentro del ojo, porque no poseen la capacidad de completar su crecimiento antes del nacimiento, lo que conlleva a posibles derrames de sangre y generación de tejidos cicatriciales, quienes en ocasiones desprende la retina y producen la ceguera.

La única forma de detectar estas enfermedades a tiempo e iniciar con un tratamiento que las corrija, consiste en realizar el tamiz visual Mérida, porque así el oftalmólogo tendrá un análisis detallado de los ojos del niño y podrá determinar la manera de intervenir, en especial si nacen con condiciones severas, las cuales necesitan de procedimientos quirúrgicos.

Existen otras enfermedades que se pueden detectar con el tamiz visual Mérida como las opacidades corneales, malformaciones del segmento anterior, alteraciones del nervio óptico, infecciones congénitas, retinoblastoma, astigmatismo, miopía, entre otras patologías que tiene la posibilidad de consultar al contactarse con nosotros por medio de la vía telefónica (999) 481 9244 o través de futuros contenidos que podrá leer en nuestro sitio web, de forma que sienta claridad respecto al tema y acuda inmediatamente a consulta con su bebé.

Categories:
¿Los ojos de su hijo se encuentran preparados para las clases?

¿Los ojos de su hijo se encuentran preparados para las clases?

Los niños también sufren varios inconvenientes relacionados con la visión, los cuales podrían afectar su desarrollo académico y personal, porque al no recibir un tratamiento o solución, no contarán con la capacidad de adaptarse de manera rápida a diferentes ambientes en los que deben convivir. Por esa razón, es importante llevarlos de forma regular con los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán.

Algunos padres ignoran las explicaciones de sus hijos cuando se relacionan con el bajo rendimiento académico, porque consideran que son excusas para no portarse bien o prestar atención en clase, pero lo cierto es que, muchos niños no tienen la posibilidad de ver detalladamente el pizarrón o las pantallas que se encuentran lejanas.

Por otro lado, cuando el niño presenta inconvenientes como el estrabismo, muchos padres no les prestan la suficiente atención y permiten que los menores lleguen a su adultez con el problema, porque consideran que esto no afecta su calidad de vida o su visión, lo cual es totalmente erróneo.

Sin importar cual sea el problema, la salud visual de nuestros niños es un tema importante y de ello dependerá que se adapten rápidamente a la sociedad. Por esa razón, verifique si sus hijos realmente se encuentran preparados para tomar las clases o si tienen inconvenientes que usted ha ido ignorando por algún tiempo.

¿Qué problemas de visión pueden tener mis hijos?

Muchos niños desarrollan enfermedades oculares desde una temprana edad, las cuales empeoran con el tiempo si no reciben atención de inmediata con un oftalmólogo infantil en Mérida; recuerde que algunas condiciones afectan severamente la visión y si no se corrigen de forma oportuna, podrían desarrollar otros inconvenientes en la salud física o emocional de sus hijos.

Entre algunas de las enfermedades oculares en los menores, se encuentra la miopía, el astigmatismo, la hipermetropía, el estrabismo y la ambliopía, las cuales son las más comunes en esta edad. No obstante, podrían aparecer otros inconvenientes más severos como el glaucoma o el cáncer, aunque su porcentaje de aparición es mínimo, no se erradica la posibilidad.

Cada enfermedad tiene sus propios síntomas y severidad, pero comparten el hecho de que la visión no se encuentra en buen estado y requieren de estrategias o intervenciones para evitar la afectación en los menores; por eso, cuando su hijo le indique que sus problemas escolares se basan en que no alcanza a ver en pizarrón, no dude en llevarlo con un especialista y descartar alteraciones visuales.

Así mismo, lo recomendable es que obtenga una consulta con los oftalmólogos para niños en Mérida cada cierto tiempo, porque la visión también es un área corporal que requiere de atención y prevención, con el fin de mantenerla estable o saludable. Por esta razón, antes de enviar a sus hijos al colegio o institución educativa, pregúntese si se encuentran completamente preparados.

¿Cómo saber si mi hijo tiene problemas en la visión?

Aparte de visitar de forma recurrente al especialista, verifique si su hijo tiene conductas específicas, como frotarse los ojos para ver de lejos, inclinar la cabeza, entrecerrar la vista, cerrar un ojo, observar televisión muy cerca de la pantalla, entre otros comportamientos que indiquen que algo no se encuentra bien y requiere de un análisis más detallado.

De igual manera, tómese un espacio para dialogar con algunos de los maestros del menor, quienes hayan percibido estas conductas en clase o durante los recesos escolares, de forma que obtenga más información y certeza de los inconvenientes que se presentan en la visión de sus hijos.

¿Cómo proteger los ojos de mi hijo?

Es importante conocer los riesgos a los cuales están expuestos los niños, tanto a nivel genético como por situaciones de la vida cotidiana, de manera que se tomen las pautas necesarias de prevención, enfocándose en los factores que analizó. Por ejemplo, es relevante determinar si se evidencian antecedentes de miopía u otra condición visual, la cual pueda ser heredada.

Igualmente, los menores también están expuestos a lesiones o infecciones que afectan su visión, por eso es necesario conocer los elementos con los cuales juega, interactúa o maneja en su vida cotidiana, comprobando que ninguno de ellos implique un riesgo. Por otro lado, enséñele medidas de prevención y cuidado personal, entre ellas no generar presión en los ojos, ni frotarlos o tocarlos con las manos sucias.

No se olvide de consultar con los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán otras medidas de prevención y cuidado que podría implementar, entre ellas la alimentación y hábitos que maneja el menor; todo esto con la finalidad de mantener una salud visual en los menores, posibilitando que se encuentren listos al ir a clases.

En dado caso que requiera agendar una cita con los mejores oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán, contáctese con nosotros por medio del WhatsApp +52 (999) 357 1910 o acérquese a la siguiente dirección Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2, Plaza Polanco 31., allí le proporcionaremos la información que necesita y le ayudaremos a cuidar la salud visual de sus hijos.

Categories:
Métodos de prevención del deterioro y problema visual en niños

Métodos de prevención del deterioro y problema visual en niños

Existen diversas alteraciones visuales en los niños, las cuales perjudican el desarrollo y adaptación de los menores, estas son posibles de prevenir, diagnosticar o tratar con la ayuda de los oftalmólogos en Mérida; sin embargo, es importante conocer cómo cuidar la salud visual de los infantes y qué tipos de inconvenientes se presentan en aquellas edades.

Recuerde que uno de los factores determinantes para el deterioro visual es el ambiente en el que se desarrolla el niño, por este motivo, es necesario prestar atención a cada uno de los detalles, desde la distancia en que lee el pequeño, hasta la cantidad de luz que hay en el lugar.

Formas de prevención

Hay una serie de pasos que se pueden llevar a cabo para prevenir problemas visuales en niños, tenga en cuenta cada uno de estos y aplíquelos en lo posible, no permita que su hijo se vea expuesto a consecuencias negativas por un descuido o desconocimiento de los factores de riesgo.

Iluminación

La iluminación del lugar donde el niño desarrolla sus deberes o actividades es crucial, sobre todo si la luz es natural, ya que en ocasiones las bombillas suelen agotar la vista y conllevar a esforzar los ojos más de lo habitual; procure que el pequeño realice la mayoría de sus obligaciones escolares en el día, no lo exponga en horas de la tarde o noche.

Además de esto, la iluminación debe estar enfocada en el objeto de atención, un ejemplo son las hojas en donde está dibujando, verifique que la luz permite el correcto manejo del cuaderno, sin generar destellos o sombras, los cuales dificultan la visión y empeoren la condición.

Distancia

En algunas ocasiones permitimos que nuestros hijos se acerquen más de lo que deberían a los objetos de interés o que esfuercen su vista para determinar cosas muy lejanas; cuando se realiza constantemente estas conductas, los ojos se agotan y tienden a deteriorarse por el fuerte estímulo diario.

Por este motivo, es crucial corregir las posturas de los niños e indicarles la distancia correcta de las cosas. Aunque es necesario resaltar que en ocasiones se acercan demasiado porque ven borroso, así que lo mejor es descartar y acudir con un oftalmólogo infantil en Mérida, quien determinará la razón y causa.

Pantallas electrónicas

Con el uso constante de las pantallas de computadores, tabletas, teléfonos móviles, televisores, etc., los ojos se van desgastando, en especial cuando los menores se acercan demasiado a este tipo de luz. Así que se recomienda corregir esos hábitos, reducir el consumo diario y proteger la vista de los pequeños, no es pertinente que estén todo el día viendo una pantalla electrónica, por lo efectos de la iluminación artificial en estos órganos.

Descansar la vista

Permita y autorice que el menor descanse sus ojos cuando está realizando deberes o en el momento en que usa dispositivos electrónicos; es necesario tener pausas, en donde los ojos no estén expuestos a ningún estímulo y logren reposar, facilitando que se recompongan y no se deteriore este importante sentido.

De igual forma, es posible implementar ejercicios visuales recomendados por un oftalmólogo para niños en Mérida, los cuales permiten que la vista descanse, y a su vez, alivian los músculos que rodean los ojos. Motiva a los pequeños a tener estos hábitos cada vez que sientan pesadez o agotamiento, porque así no seguirán formándose y deteriorando la visión.

Protección contra sustancias u objetos

No deje al alcance de los niños productos peligrosos, los cuales se lleven a los ojos y ocasionen lesiones, es importante tener precaución tanto con los juguetes como con otros elementos del hogar. Por otro lado, evitar sustancias irritables, nocivas y letales, verificar en qué lugares ubicar los químicos de limpieza y demás líquidos perjudiciales para la salud, de forma que el pequeño no los vaya a utilizar.

Visitas regulares con el oftalmólogo

Uno de los métodos más relevantes dentro de la prevención y el cuidado, son las visitas con los oftalmólogos en Mérida, de forma que este profesional haga un seguimiento y análisis de la salud visual de los niños, recuerde que todos estamos propensos a sufrir diversas alteraciones graves en los ojos, siendo necesario evitarlas o detectarlas a tiempo.

Por ello, lleve a su hijo con estos especialistas regularmente, ellos identificarán cualquier anormalidad y le indicarán cuál es el procedimiento adecuado. Además, le proporcionarán las pautas de cuidado, limpieza y protección, con el fin de ayudar a criar saludablemente a los menores.

Si necesita más información acerca de los métodos preventivos y cómo identificar si su hijo tiene un inconveniente en la vista, no dude en contactarse con nosotros, contamos con oftalmólogos en Mérida que se encargarán de brindarle una respuesta y solución. Es posible comunicarse a través del correo electrónico eliesparza.aguiar@gmail.com o llamándonos al (999) 481 9244.

Categories:
¿Sabes lo que es el párpado caído?

¿Sabes lo que es el párpado caído?

La ptosis palpebral o mejor conocida como párpado caído es tratada por los oftalmólogos en Mérida. Esta afección de nuestros párpados se trata cuando nuestro párpado superior no se puede abrir con normalidad, no lo hace por completo y cubre parte de nuestra visión, esto puede afectar a un solo ojo o a los dos. Se debe al envejecimiento y normalmente la padecen adultos mayores, aunque es posible que personas jóvenes la padecen debido a alguna enfermedad grave, por lo tanto, es importante tratarse con un especialista.

El papel que juegan nuestros párpados es el de proteger nuestros ojos, y en ocasiones pueden perder su movilidad, o sucede que descienden de forma que terminan cubriendo nuestros ojos lo que resulta en un obstáculo para que nosotros podamos ver bien. Por lo que cuando tengan este descenso necesitaremos como ya se dijo la ayuda de los oftalmólogos en Mérida Yucatán para poder tratarnos. Esta afección puede suceder por igual tanto en hombres como en mujeres.

¿Por qué sucede?

Normalmente la ptosis palpebral o párpado caído se debe por la debilidad del músculo que se encarga de mover el párpado, por lesiones en los nervios que los componen o cuando la piel de la zona correspondiente al pliegue del párpado ha perdido su elasticidad. No se puede prevenir el párpado caído, sin embargo, los oftalmólogos en Mérida capacitados para hacer una intervención quirúrgica pueden encargarse de esta afección haciendo una intervención temprana para prevenir las complicaciones.

Las situaciones generales que pueden llegar a provocar el párpado caído pueden ser de origen congénito o que el paciente lo haya adquirido, como ya se mencionó el envejecimiento es el factor más notable y la causa más frecuente de que se padezca. Les dejamos unas de las causas por las que esta afección se puede llegar a padecer:

Aponeurótica

Es cuando el párpado ha recibido un estiramiento frecuente y el músculo que se encarga de levantarlo pierde fuerza, esto es por envejecimiento, el uso frecuente de lentes de contacto rígidos o si la persona tiende a frotarse los ojos con demasiada frecuencia.

Neurogénica

Se refiere a la afectación de los nervios que se encargan de mandar las señales para que los músculos se muevan, el nervio oculomotor es el que se ve afectado. Esto puede ser un indicador de que el paciente puede tener síndrome de Horner, parálisis facial o miastenia gravis o sea pérdida de la expresividad facial.

Miogénica

Es cuando alguna patología ha afectado al músculo que se encarga de levantar el párpado, o que lo haya dejado débil o con distrofia progresiva, debido a esto el músculo no cumple su función de forma correcta.

Mecánica

El párpado se ve afectado en su movimiento normal cuando algún cuerpo extraño ha crecido en él, ya sea algún tumor o un quiste.

Traumática

Se refiere a cuando el paciente ha sufrido una lesión externa en el ojo que llegó a afectar el músculo encargado del movimiento del párpado o a los nervios que se encuentran en él.

Cabe mencionar que estas son afecciones en personas mayores, sin embargo, el párpado caído también puede ser congénito, esto quiere decir que vienen de nacimiento, por lo tanto, los recién nacidos también pueden llegar a padecerlo desde que se están desarrollando en el vientre de su madre, en estos casos es muy importante que un oftalmólogo infantil en Mérida se encargue de tratarlo desde una edad temprana para que el paciente no sufra de complicaciones después.

Síntomas

El párpado caído puede manifestarse en un solo ojo o en ambos, cuando es sólo uno suele ser el ojo izquierdo el que se ve afectado, claro si no se debe a lesiones externas. El grado puede ir de leve a severo cubriendo gran visibilidad del ojo, los síntomas más comunes son:

  • Tener una sensación de pesadez o presión en el ojo
  • Que nuestro ojo produzca lágrima constantemente
  • Padecer de ojo seco
  • Que se reduzca el campo visual
  • Y tener la necesidad de inclinar la cabeza hacia atrás para poder ver mejor

Se debe acudir con los oftalmólogos en Mérida si se llegan a presentar esos síntomas, ya que pueden ser los síntomas del párpado caído y es mejor tratar a tiempo esta afección de nuestros ojos. De ser así, los especialistas se encargarán del tratamiento para esta afección, la cual normalmente consiste en una intervención quirúrgica, aunque siempre depende de la gravedad de la ptosis palpebral. Aunque existe un tratamiento no quirúrgico que consiste en muletas de ptosis incluidas en los anteojos su objetivo es sostener el párpado.

Es conveniente tratarse a tiempo cualquier afección de nuestros ojos para no perder la vista y disminuir los riesgos de que esto suceda. Siempre es recomendable acudir con los especialistas para realizarse revisiones de rutina y verificar que todo esté correcto, o para detectar cualquier enfermedad a tiempo. Te recomendamos que agendes una cita con la Dra. Elizabeth Esparza y acudas a una revisión, llámanos al teléfono (999) 481 9244 o si deseas puedes escribirnos un correo electrónico a eliesparza.aguiar@gmail.com

Categories:
¿Tus hijos tienen bajo rendimiento escolar? Podrían tener problemas visuales

¿Tus hijos tienen bajo rendimiento escolar? Podrían tener problemas visuales

En ocasiones nuestros hijos pueden tener algún problema de la vista que los esté afectando en su rendimiento escolar y no nos hemos dado cuenta, por eso los oftalmólogos en Mérida Yucatán recomiendan que llevar a los niños a hacer una revisión visual de rutina para comprobar que todo esté bien con sus ojos, de lo contrario si han presentado síntomas es bueno detectar a tiempo qué tipo de trastorno visual es y proceder con el tratamiento adecuado para cada caso.

Si los ojos tienen un algún problema con los músculos que permiten la correcta movilidad de los ojos y eso le sumamos los malos hábitos que podemos tener como pasar largas horas viendo el celular o la Tablet, esto puede influir en el en rendimiento escolar de nuestros hijos ya que su capacidad visual estará disminuida ocasionando problemas en su aprendizaje. Podemos detectar si tienen dificultades al leer o al escribir, esto les puede llegar a afectar en su autoestima.

Afortunadamente podemos acudir con un oftalmólogo infantil en Mérida para que revise los ojos de nuestros hijos y haga un diagnóstico sobre lo que está afectando su visión. Se va a encargar de determinar cuál es el problema, por ejemplo: si su agudeza visual está afectada, si se trata de un problema del sistema binocular, si es un problema con el procesamiento de la información visual, entre otros trastornos que pudieran estarlo afectando.

Terapia visual

En algunos casos el tratamiento que recomienda el oftalmólogo para niños en Mérida puede ser la Terapia visual, la cual consiste en ejercicios visuales cuyo objetivo es mejorar algunas de las funciones visuales que son susceptibles de mejora con este tratamiento. La terapia se personaliza para cada paciente para poder mejorar su capacidad visual.

Podemos detectar que nuestros hijos necesitan una terapia visual y les puede servir si detectamos que tienen mala ortografía, realizan una lectura lenta, hay baja velocidad en la comprensión lectora, se les presentan dificultades para copiar o memorizar textos, todas estas señales pueden estar indicando problemas en la percepción y eficacia visual.

¿En qué casos puede ayudar la terapia visual?

La terapia visual no se encarga de patologías oculares o defectos refractivos, en realidad se encarga de problemas de funcionalidad o eficacia visual que está relacionado con la capacidad oculomotora o sea los movimientos oculares impulsados por los músculos, la capacidad de enfoque y desenfoque y la coordinación de los ojos.

Estos problemas que se presentan en la visión de los niños se deben a la percepción de las imágenes que mandan los ojos al cerebro o a la forma en que este las procesa, ya que pueden derivar en una mala interpretación de la información que se le manda, esto puede provocar una mala memoria visual, que haya una mala coordinación visomotora, que se discriminen detalles, que haya una mala percepción de profundidad, entre otras.

Movimientos oculares

Cuando el paciente presenta movimientos oculares deficientes, esto quiere decir que sus ojos no se muevan de manera precisa y suave en todas las direcciones, o sea que no cumplan con los movimientos oculares: 1) de convergencia y divergencia que se refiere a mirar en plano horizontal, 2) fijación de la mirada, o sea dejar la mirada en un objeto que se encuentre estático, 3) seguir un objeto en movimiento lento, y 4) movimientos sacádicos cuando los ojos pasan de un punto fijo a otro.

Acomodación

Este problema se refiere a los músculos oculares. Estos se encargan de posicionar nuestros ojos para poder enfocar con precisión a diferentes distancias. Cuando este músculo presenta problemas puede tener la incapacidad para relajarse o contraerse.

Hábitos de lecto escritura

La terapia visual en los niños puede ayudar en la corrección de sus hábitos de lecto escritura, desde la posición, la distancia de trabajo y a la que deben leer, muchos niños tienden a acercarse demasiado el objeto que están observando para leer ya sea el celular, la Tablet, el monitor o el libro, así como la iluminación del lugar donde se encuentren trabajando, debe tener la luz adecuada ni muy intensa ni muy obscuro.

Bajo rendimiento escolar

Estas intervenciones de la terapia visual ayudan a mejorar el rendimiento escolar de nuestros hijos. Es importante que su vista sea examinada por oftalmólogos en Mérida Yucatán para poder detectar los problemas visuales que causan el bajo rendimiento escolar.

Es importante estar atentos a síntomas que presentan los niños como la mala ortografía, baja comprensión lectora, si confunden letras, si se saltan palabras al leer, o les cuesta memorizar textos, o incluso escribir en su libreta lo que está escrito en la pizarra, computadora u otro libro. Si hemos detectado esto en nuestros hijos debemos acudir con oftalmólogos en Mérida Yucatán para que puedan hacer un diagnóstico oportuno.

Si deseas agendar una cita para que revisen la visión de tu hijo o hija, te recomendamos acudir con la Dra. Elizabeth Esparza quien se encargará de hacer los exámenes correspondientes para determinar si sucede algo con la capacidad visual de tus hijos. Puedes agendar una cita al teléfono (999) 481 9244 o si deseas puedes escribirnos un correo electrónico a eliesparza.aguiar@gmail.com.

Categories:
¿Cada cuánto deben visitar al oftalmólogo?

¿Cada cuánto deben visitar al oftalmólogo?

Los problemas de visión son muy comunes en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud, existen al menos 253 millones de personas invidentes o con problemas de visión en todo nuestro planeta. Debido a los cambios que ha sufrido la humanidad en los últimos tiempos, se espera que estas cifras aumenten en los próximos años.

La exposición a las luces de pantallas como computadores, celulares, televisores y demás, de seguro han contribuido al aumento de estos problemas, también es evidente que el aumento de casos de problemas visuales se dará debido al envejecimiento de la población y a otras enfermedades como la retinopatía diabética.

Es por estos motivos que se hace necesario visitar a los oftalmólogos en Mérida, con el fin de que estos puedan identificar padecimientos visuales a tiempo y puedan proceder con un tratamiento seguro que contribuya a la mejoría de la calidad de vida en estos casos.

¿Cada cuánto visitar al oftalmólogo?

Muchos niños obtienen malas calificaciones y bajo rendimiento escolar debido a pérdidas visuales y auditivas sin detectar. Por esto, es necesario que de vez en cuanto lleven a sus hijos con el oftalmólogo infantil en Mérida, a fin de que puedan detectarse los primeros síntomas de cualquier anomalía o pérdida visual. Sin embargo, es cierto que según la edad de la personas las visitas a estos especialistas serán más o menos frecuentes.

De 0 a 10 años

Para poder detectar cualquier anomalía a tiempo, es necesario que lleven a los niños al oftalmólogo al menos antes de los 6 años. En el caso de que haya problemas de visión ya detectados antes, lógicamente lo ideal será que acudan con prelación y con cierta frecuencia determinada por los especialistas.

Detectar los problemas en esta etapa será clave para evitar problemas en la escuela, pues para un niño con patologías visuales resulta bastante incómodo actividades básicas para el aprendizaje como leer y escribir.

De 11 a 60 años

Sí, es un rango etario muy amplio, pero esto tiene una explicación. Es diferente la frecuencia con que deben asistir las personas a los oftalmólogos en Mérida durante la primera infancia y después en la pubertad, adolescencia y adultez.

Esto se debe a que el desarrollo visual total se alcanza entre los 8 y 10 años, lo que hace que este tiempo sea crucial y diferente a lo que prosigue desde los 11 años en adelante, a pesar de que se encuentren distintas etapas de vida dentro del rango.

Aclarado la anterior, cabe resaltar que los preadolescentes, adolescentes y adultos dentro del rango de 11 a 60 años que utilicen lentes, deben acudir a los oftalmólogos en Mérida Yucatán al menos una vez por año, esto con el fin de determinar si ha disminuido la calidad de la visión con el paso del tiempo.

La fórmula de los lentes debe cambiarse con cierta regularidad, todo determinado por el especialista con base en la gravedad de la patología que padezcan. Visitar al oftalmólogo con regularidad también se hace necesario para quienes tienen diabetes o antecedentes familiares de problemas visuales.

Para quienes no presentan problemas de visión en este rango etario, es necesario acudir a los oftalmólogos en Mérida entre los 2 a 5 años, todo dependiendo de las indicaciones brindadas por el especialista, teniendo en cuenta que las tecnologías y otros factores pueden disminuir la calidad de la visión. Pero dado el caso de que antes de este tiempo presenten cualquier molestia visual, pueden acudir con antelación.

Después de los 60 años

En la tercera edad también se hace importante ir cada año al oftalmólogo, claro está, siempre que no haya un problema visual que no obligue a asistir con más frecuencia, dado el caso de que sí se detecte una anomalía, es necesario acudir al especialista de inmediato.

La prevención es la clave

Es necesario hacer un énfasis en todo este asunto. Sin importar que se encuentren bien de la vista, de forma aparente al menos, es necesario realizarse revisiones con el fin de prevenir. Resulta mejor diagnosticar a tiempo que esperar a que el mal empeora, esto porque muchas veces cuando los síntomas son muy evidentes es porque el problema ya se ha hecho muy difícil de controlar.

Lastimosamente las patologías visuales tienden a empeorar con el tiempo, y como lo hemos dicho en reiteradas ocasiones a lo largo de este artículo, las tecnologías que tenemos en la actualidad, aunque tienen muchos beneficios, no son muy buenas para la salud visual. Esto porque no se mide el tiempo que se pasa frente a la luz del móvil o del computador, los ojos necesitan descansar, pero es algo que no se considera hasta tener problemas realmente serios.

Así que antes de alarmarse, el llamado es a hacer conciencia sobre la importancia de cuidar la salud de los ojos, al fin y al cabo, es la vista el sentido por el cual los seres humanos recibimos más información. Agenden su cita con la doctora Eli Esparza llamando al teléfono del consultorio (999) 481 9244.

Categories:
Obstrucción de la vía lagrimal, ¿qué es y cuáles son sus consecuencias?

Obstrucción de la vía lagrimal, ¿qué es y cuáles son sus consecuencias?

En la labor de un oftalmólogo profesional, como la Dra. Elizabeth Esparza, se pueden presentar indicios de enfermedades que deben ser tratadas con verdadera eficacia; uno de los métodos para identificar estos problemas de salud es el tamiz visual Mérida, un procedimiento que elaboran los oftalmólogos especializados en la pediatría para descartar padecimientos que alteren el bienestar y la salud de la persona.

Una de las enfermedades que más le preocupan al oftalmólogo infantil en Mérida es la obstrucción de la vía lagrimal, un padecimiento que puede ser detectado a tiempo por la Dra. Elizabeth Esparza, profesional de la oftalmología con una amplia experiencia. En esta oportunidad, podrá conocer las causas y las consecuencias de esta afección y de esa manera poder prevenirla en sus hijos, agendando una cita en nuestro consultorio.

¿Qué es la obstrucción de la vía lagrimal?

Se trata de una enfermedad en donde los conductos a través de los que pasan las lágrimas se encuentran obstruidos, impidiendo que los residuos de las lágrimas de los ojos vayan a la nariz; esto provoca que los ojos se encuentren irritados y no se puedan humectar de forma adecuada, generando problemas en la vista de la persona. Normalmente es un inconveniente que se detecta desde la primera infancia por un oftalmólogo pediatra Mérida, es por eso por lo que se debe asistir con la Dra. Elizabeth Esparza para que se prevenga esta enfermedad.

Comúnmente, esta enfermedad se cura por sí sola durante los primeros años de vida del infante, sin embargo, existen casos donde este padecimiento persiste de manera crónica, a menos de que se siga un estricto tratamiento que sea supervisado, y de esta manera pueda ser curado o controlado. Para detectarlo a tiempo, debe asistir a un tamiz visual Mérida con un profesional encargado de su tratamiento.

Síntomas

Para detectar una obstrucción de la vía lagrimal, debe estar al tanto de estos síntomas en su recién nacido:

  • Altos índices de lagrimeo.
  • Enrojecimiento de los ojos.
  • Mayor probabilidad de adquirir infecciones oculares.
  • Inflamación de los párpados.
  • Costras en los párpados y alrededor del ojo (lagañas).
  • Pus en los ojos.

Causas

Las causas de esta afección son muy variadas y dependerán de un correcto tamiz visual Mérida para dar con el motivo de esta enfermedad; algunas de las razones de este padecimiento son:

  1. En ocasiones puede ser algo congénito del nacimiento, bien sea por una enfermedad que tiene como consecuencia esta obstrucción o porque este conducto no se ha desarrollado de manera adecuada.
  2. De la misma manera, se puede dar el caso de que una membrana o tejido extra obstruya los conductos lagrimales, ocasionando esta enfermedad.
  3. También es común que estos conductos sufran a causa de una infección cercana a la zona, por lo que es necesario asistir a una consulta de tamiz visual Mérida con la Dra. Elizabeth Esparza para identificar o detectar posibles riesgos.
  4. Las lesiones en el rostro cercanas al ojo y que no son tratadas adecuadamente son una posible causa.
  5. Aunque no son muy frecuentes, un tumor o quiste en la nariz o cerca al ojo puede ocasionar como consecuencia la obstrucción de la vía lagrimal.

Complicaciones

De no tratar de manera temprana ni darle un estudio controlado con un oftalmólogo profesional enfocado en la primera infancia, pueden tener complicaciones graves que afecten su salud o generen otras enfermedades que sean más difíciles de tratar y afecten la calidad de vida de las personas. Entre las posibles complicaciones que trae no asistir a una consulta con la Dra. Elizabeth Esparza encuentra la posibilidad de adquirir una infección a causa de virus o bacterias al no tener lágrimas que las repelen.

Prevención

Puede prevenir que esta enfermedad se genere en sus hijos siguiendo las siguientes recomendaciones que le hace la Dra. Elizabeth Esparza:

  1. Lave sus manos constantemente para disminuir el riesgo de que una infección entre en su sistema lagrimal.
  1. Mantener una higiene ocular muy estricta, lavado de ojos para que no exista la probabilidad de residuos que generen una obstrucción de la vía lagrimal.
  2. Evite secar su rostro, especialmente la zona de sus ojos con toallas sucias o que otra persona haya utilizado.

Finalmente, la recomendación más importante es asistir a un tamiz visual Mérida para detectar este padecimiento y prevenir los posibles daños oculares que se puedan presentar. Llame ya al número (999) 481 9244 y agende su cita para prevenir los daños en sus ojos con la Dr. Elizabeth Esparza.

Categories: