• Lun - Vie de 10:00 - 14:00 y 16:00- 20:00 pm

  • Sabados de 10:00 - 16:00 pm

  • Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2,Colonia México. Plaza Polanco 31

  • 999 4819244

¿Cada cuánto deben visitar al oftalmólogo?

¿Cada cuánto deben visitar al oftalmólogo?

Los problemas de visión son muy comunes en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud, existen al menos 253 millones de personas invidentes o con problemas de visión en todo nuestro planeta. Debido a los cambios que ha sufrido la humanidad en los últimos tiempos, se espera que estas cifras aumenten en los próximos años.

La exposición a las luces de pantallas como computadores, celulares, televisores y demás, de seguro han contribuido al aumento de estos problemas, también es evidente que el aumento de casos de problemas visuales se dará debido al envejecimiento de la población y a otras enfermedades como la retinopatía diabética.

Es por estos motivos que se hace necesario visitar a los oftalmólogos en Mérida, con el fin de que estos puedan identificar padecimientos visuales a tiempo y puedan proceder con un tratamiento seguro que contribuya a la mejoría de la calidad de vida en estos casos.

¿Cada cuánto visitar al oftalmólogo?

Muchos niños obtienen malas calificaciones y bajo rendimiento escolar debido a pérdidas visuales y auditivas sin detectar. Por esto, es necesario que de vez en cuanto lleven a sus hijos con el oftalmólogo infantil en Mérida, a fin de que puedan detectarse los primeros síntomas de cualquier anomalía o pérdida visual. Sin embargo, es cierto que según la edad de la personas las visitas a estos especialistas serán más o menos frecuentes.

De 0 a 10 años

Para poder detectar cualquier anomalía a tiempo, es necesario que lleven a los niños al oftalmólogo al menos antes de los 6 años. En el caso de que haya problemas de visión ya detectados antes, lógicamente lo ideal será que acudan con prelación y con cierta frecuencia determinada por los especialistas.

Detectar los problemas en esta etapa será clave para evitar problemas en la escuela, pues para un niño con patologías visuales resulta bastante incómodo actividades básicas para el aprendizaje como leer y escribir.

De 11 a 60 años

Sí, es un rango etario muy amplio, pero esto tiene una explicación. Es diferente la frecuencia con que deben asistir las personas a los oftalmólogos en Mérida durante la primera infancia y después en la pubertad, adolescencia y adultez.

Esto se debe a que el desarrollo visual total se alcanza entre los 8 y 10 años, lo que hace que este tiempo sea crucial y diferente a lo que prosigue desde los 11 años en adelante, a pesar de que se encuentren distintas etapas de vida dentro del rango.

Aclarado la anterior, cabe resaltar que los preadolescentes, adolescentes y adultos dentro del rango de 11 a 60 años que utilicen lentes, deben acudir a los oftalmólogos en Mérida Yucatán al menos una vez por año, esto con el fin de determinar si ha disminuido la calidad de la visión con el paso del tiempo.

La fórmula de los lentes debe cambiarse con cierta regularidad, todo determinado por el especialista con base en la gravedad de la patología que padezcan. Visitar al oftalmólogo con regularidad también se hace necesario para quienes tienen diabetes o antecedentes familiares de problemas visuales.

Para quienes no presentan problemas de visión en este rango etario, es necesario acudir a los oftalmólogos en Mérida entre los 2 a 5 años, todo dependiendo de las indicaciones brindadas por el especialista, teniendo en cuenta que las tecnologías y otros factores pueden disminuir la calidad de la visión. Pero dado el caso de que antes de este tiempo presenten cualquier molestia visual, pueden acudir con antelación.

Después de los 60 años

En la tercera edad también se hace importante ir cada año al oftalmólogo, claro está, siempre que no haya un problema visual que no obligue a asistir con más frecuencia, dado el caso de que sí se detecte una anomalía, es necesario acudir al especialista de inmediato.

La prevención es la clave

Es necesario hacer un énfasis en todo este asunto. Sin importar que se encuentren bien de la vista, de forma aparente al menos, es necesario realizarse revisiones con el fin de prevenir. Resulta mejor diagnosticar a tiempo que esperar a que el mal empeora, esto porque muchas veces cuando los síntomas son muy evidentes es porque el problema ya se ha hecho muy difícil de controlar.

Lastimosamente las patologías visuales tienden a empeorar con el tiempo, y como lo hemos dicho en reiteradas ocasiones a lo largo de este artículo, las tecnologías que tenemos en la actualidad, aunque tienen muchos beneficios, no son muy buenas para la salud visual. Esto porque no se mide el tiempo que se pasa frente a la luz del móvil o del computador, los ojos necesitan descansar, pero es algo que no se considera hasta tener problemas realmente serios.

Así que antes de alarmarse, el llamado es a hacer conciencia sobre la importancia de cuidar la salud de los ojos, al fin y al cabo, es la vista el sentido por el cual los seres humanos recibimos más información. Agenden su cita con la doctora Eli Esparza llamando al teléfono del consultorio (999) 481 9244.

Categories:
Obstrucción de la vía lagrimal, ¿qué es y cuáles son sus consecuencias?

Obstrucción de la vía lagrimal, ¿qué es y cuáles son sus consecuencias?

En la labor de un oftalmólogo profesional, como la Dra. Elizabeth Esparza, se pueden presentar indicios de enfermedades que deben ser tratadas con verdadera eficacia; uno de los métodos para identificar estos problemas de salud es el tamiz visual Mérida, un procedimiento que elaboran los oftalmólogos especializados en la pediatría para descartar padecimientos que alteren el bienestar y la salud de la persona.

Una de las enfermedades que más le preocupan al oftalmólogo infantil en Mérida es la obstrucción de la vía lagrimal, un padecimiento que puede ser detectado a tiempo por la Dra. Elizabeth Esparza, profesional de la oftalmología con una amplia experiencia. En esta oportunidad, podrá conocer las causas y las consecuencias de esta afección y de esa manera poder prevenirla en sus hijos, agendando una cita en nuestro consultorio.

¿Qué es la obstrucción de la vía lagrimal?

Se trata de una enfermedad en donde los conductos a través de los que pasan las lágrimas se encuentran obstruidos, impidiendo que los residuos de las lágrimas de los ojos vayan a la nariz; esto provoca que los ojos se encuentren irritados y no se puedan humectar de forma adecuada, generando problemas en la vista de la persona. Normalmente es un inconveniente que se detecta desde la primera infancia por un oftalmólogo pediatra Mérida, es por eso por lo que se debe asistir con la Dra. Elizabeth Esparza para que se prevenga esta enfermedad.

Comúnmente, esta enfermedad se cura por sí sola durante los primeros años de vida del infante, sin embargo, existen casos donde este padecimiento persiste de manera crónica, a menos de que se siga un estricto tratamiento que sea supervisado, y de esta manera pueda ser curado o controlado. Para detectarlo a tiempo, debe asistir a un tamiz visual Mérida con un profesional encargado de su tratamiento.

Síntomas

Para detectar una obstrucción de la vía lagrimal, debe estar al tanto de estos síntomas en su recién nacido:

  • Altos índices de lagrimeo.
  • Enrojecimiento de los ojos.
  • Mayor probabilidad de adquirir infecciones oculares.
  • Inflamación de los párpados.
  • Costras en los párpados y alrededor del ojo (lagañas).
  • Pus en los ojos.

Causas

Las causas de esta afección son muy variadas y dependerán de un correcto tamiz visual Mérida para dar con el motivo de esta enfermedad; algunas de las razones de este padecimiento son:

  1. En ocasiones puede ser algo congénito del nacimiento, bien sea por una enfermedad que tiene como consecuencia esta obstrucción o porque este conducto no se ha desarrollado de manera adecuada.
  2. De la misma manera, se puede dar el caso de que una membrana o tejido extra obstruya los conductos lagrimales, ocasionando esta enfermedad.
  3. También es común que estos conductos sufran a causa de una infección cercana a la zona, por lo que es necesario asistir a una consulta de tamiz visual Mérida con la Dra. Elizabeth Esparza para identificar o detectar posibles riesgos.
  4. Las lesiones en el rostro cercanas al ojo y que no son tratadas adecuadamente son una posible causa.
  5. Aunque no son muy frecuentes, un tumor o quiste en la nariz o cerca al ojo puede ocasionar como consecuencia la obstrucción de la vía lagrimal.

Complicaciones

De no tratar de manera temprana ni darle un estudio controlado con un oftalmólogo profesional enfocado en la primera infancia, pueden tener complicaciones graves que afecten su salud o generen otras enfermedades que sean más difíciles de tratar y afecten la calidad de vida de las personas. Entre las posibles complicaciones que trae no asistir a una consulta con la Dra. Elizabeth Esparza encuentra la posibilidad de adquirir una infección a causa de virus o bacterias al no tener lágrimas que las repelen.

Prevención

Puede prevenir que esta enfermedad se genere en sus hijos siguiendo las siguientes recomendaciones que le hace la Dra. Elizabeth Esparza:

  1. Lave sus manos constantemente para disminuir el riesgo de que una infección entre en su sistema lagrimal.
  1. Mantener una higiene ocular muy estricta, lavado de ojos para que no exista la probabilidad de residuos que generen una obstrucción de la vía lagrimal.
  2. Evite secar su rostro, especialmente la zona de sus ojos con toallas sucias o que otra persona haya utilizado.

Finalmente, la recomendación más importante es asistir a un tamiz visual Mérida para detectar este padecimiento y prevenir los posibles daños oculares que se puedan presentar. Llame ya al número (999) 481 9244 y agende su cita para prevenir los daños en sus ojos con la Dr. Elizabeth Esparza.

Categories:
Cosas que debe tener en cuenta si su hijo tiene estrabismo

Cosas que debe tener en cuenta si su hijo tiene estrabismo

El estrabismo es una condición oftalmológica en la que un ojo no se encuentra alineado con el otro. Esta afección puede evidenciarse en la alineación horizontal, ya sea hacia adentro o hacia afuera; vertical, hacia arriba o hacia abajo o en algunas posiciones de la mirada.

Aunque puede presentarse a cualquier edad, esta afección suele estar más presente desde el nacimiento o en los primeros años de vida. Por tal motivo es recomendable llevar a sus niños a revisión con oftalmólogos en Mérida Yucatán al menos de manera anual, independiente de que estos usen anteojos o no.

Si cree que su hijo puede tener estrabismo o ya ha sido diagnosticado, hay algunas cosas que pueden tener en cuenta para que el proceso sea mucho mejor para el niño:

Un diagnóstico temprano puede marcar la diferencia

Se tiene la creencia de que hasta los seis meses es normal que un hijo presente desviaciones en los ojos. Esto es falso, pues el infante debe ser capaz de alinear sus ojos de manera normal a este punto. Como máximo puede dificultársele controlarlos hasta los tres meses, a partir de ahí si esta dificultad persiste es necesario que acudan a su oftalmólogo infantil en Mérida para realizarle una revisión completa.

Llevar a sus hijos al oftalmólogo ayudará a diagnosticar el estrabismo a tiempo y permitirá que sea tratado y se le realice un seguimiento oportuno. En ocasiones esta afección puede ser síntoma de otras enfermedades subyacentes más complicadas como el glaucoma congénito, desprendimiento de retina, alguna malformación en el ojo o puede ser la señal de un retinoblastoma. Este último refiere a un tipo de cáncer común en niños menores de cinco años.

Llévelo al oftalmólogo de manera constante

Que su hijo reciba atención por parte de oftalmólogos en Mérida Yucatán de manera preventiva ayudará a detectar el estrabismo y otros problemas oculares que quizás en el menor aún no tenga capacidad de manifestar.

En caso de que ya padezca este problema, es mejor acatar las indicaciones del oftalmólogo y acudir a las citas programadas. Así tendrá la posibilidad de conocer los procedimientos a seguir y los ejercicios que debe realizar.

Además, podrá conocer cuándo será necesario realizar un cambio en la fórmula de los anteojos del niño. Esta situación será más evidente en su etapa escolar, puesto que es cuando las actividades requieren mayor esfuerzo visual.

Conozca los tipos de tratamiento que existen para el estrabismo

Para tratar esta afección existen distintos tipos de tratamiento, los que serán recomendados por sus oftalmólogos en Mérida Yucatán de acuerdo con el tipo y la complicidad del estrabismo que presenta su hijo. Algunos tratamientos son:

Uso de anteojos

Los anteojos son un gran apoyo para mejorar la visión de sus hijos si tienen estrabismo. Estos harán que requieran menos esfuerzo en el ojo más débil.

Uso de parche

Con este se cubrirá el ojo más sano para obligar al niño a ver por su ojo débil. Este método puede ser complicado en niños pequeños, pues puede resultar incómodo.

Cirugía de estrabismo

Mediante la cirugía de estrabismo en Mérida se procede a debilitar los músculos del ojo que estén tirantes, es decir, aquellos que funcionan como una especie de ligas; obligando al ojo a desviarse.

Este procedimiento ofrece excelentes resultados, ayudando al ojo a alinearse o estar lo más cerca del centro posible, mejorando en gran medida la apariencia en la desviación del paciente.

Aplicación de toxina botulínica

Inyectando toxina botulínica en el ojo del niño se pretende debilitar de manera menos invasiva el músculo que esté ejerciendo mayor fuerza y causando la desviación. Aunque el efecto del medicamento es transitorio, hasta en un 65 % de las veces se puede lograr una alineación permanente que no requiera de una cirugía posterior.

Este tratamiento tiene indicaciones muy específicas y no es apto para todos. Si su oftalmólogo determina que es una buena opción para sus hijos, el procedimiento será realizado en un quirófano bajo sedación con la atención y vigilancia de un anestesiólogo, esto pese a tratarse de un tratamiento poco invasivo.

Realización de ejercicios

Estos serán recomendados por su oftalmólogo de acuerdo con el tipo de estrabismo que su hijo padezca. Aunque ya se esté usando algún método correctivo o se haya realizado una cirugía, es bueno dedicarle tiempo a la realización de los ejercicios para que la desviación no reaparezca o desmejore con el tiempo.

Bríndele un buen apoyo emocional

No se habla muy a menudo de ello, pero padecer estrabismo puede tener repercusiones en la autoestima de sus hijos. Al tratarse de una afección tan evidente y en especial si se encuentra en edad escolar, puede suceder que su niño sea víctima de burlas o acoso.

Es necesario que presten atención a los sentimientos de su hijo y que se le brinde una atención óptima que pueda ayudarle a mejorar e incluso corregir por completo su afección.

Si nota síntomas de estrabismo en sus hijos no dude en contactarnos de inmediato para agendar una cita con oftalmólogos en Mérida Yucatán que puedan brindarles a sus niños el acompañamiento y tratamiento necesarios para mejorar su afección.

Síganos en redes sociales para obtener más información. Acérquese a nuestro consultorio, estamos ubicados en iOptics, Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2, entre 26 y 28 Colonia México. Plaza Polanco 31.

Categories:
¿Cuáles son las enfermedades oculares más comunes en los niños?

¿Cuáles son las enfermedades oculares más comunes en los niños?

Las patologías oculares en la infancia son muy comunes y se trata de trastornos visuales que suceden antes de la maduración. La salud ocular de los niños debe estar en mano de los adultos, quienes tienen la obligación de llevarlos con los oftalmólogos en Mérida para realizar revisiones para descartar que exista algún problema de la vista y haya un diagnóstico de forma precoz que permita brindar el tratamiento adecuado para que el niño logre recuperar su vista de forma completa y así desarrolle su vida de manera normal.

En ocasiones resulta difícil decidir el momento adecuado en el que se tiene que llevar a los niños con el oftalmólogo para que los revise y se descarten problemas oculares. Desde que nace el bebé debe ser revisado por un especialista en el ramo para descartar problemas congénitos y de no tenerlos, entonces debe acudir una vez más entre los tres y cinco años para descartar problemas pediátricos. Los problemas oculares de los niños se pueden diagnosticar y revertir antes de que se vuelvan permanentes. Existen algunos padecimientos que son muy comunes en los niños pero que, de detectarse a tiempo, son completamente tratables.

Ambliopía

La ambliopía implica que el paciente tiene una mala visión en uno de los dos ojos debido a que no ha desarrollado su visión normal durante los primeros meses de vida. Esto es lo que se conoce como ojo perezoso y se presenta cuando la agudeza visual es mejor en un ojo que en el otro. En estos casos, un oftalmólogo debe revisar al pequeño para que se diagnostique el problema y se inicie el tratamiento lo antes posible y recuperar su visión. Después de los 9 años es más complicado tratar la enfermedad y se presentará agudeza visual disminuida en el ojo afectado.

Los signos y síntomas de alerta que debe tener en cuenta un padre y que son indicadores de que hay que visitar a un oftalmólogo infantil en Mérida son los ojos desalineados, que el niño entrecierra un ojo, constantes tropiezos con objetos, inclinación constante de la cabeza y visión doble. Si se detecta a tiempo, este padecimiento se trata fácilmente con el uso de lentes y de parches oculares.

Astigmatismo

El astigmatismo es un error de refracción en el que los objetos se ven borrosos de cerca y de lejos. Esto se debe a que existe una curvatura desigual en la córnea o el cristalino, lo que evita que los rayos de luz que entran al ojo se enfoquen en un solo punto de la retina, ocasionando una visión borrosa. Generalmente este padecimiento es detectado por el oftalmólogo cuando realiza la revisión de rutina del menor y por ello su detección sólo es posible si los padres se mantienen al pendiente de la salud ocular de su hijo.

El astigmatismo, por lo general, puede presentarse con miopía (visión corta) o hipermetropía (visión de lejos). En ambos casos, es muy importante que estén atentos a sus hijos para detectar si tienen que entrecerrar los ojos para poder enfocar un objeto que se encuentra lejos. Como hemos mencionado, la salud ocular de los niños depende en gran medida de sus padres que son quienes deben mantenerse al tanto de cómo se comportan.

Estrabismo u ojo bizco

El estrabismo se debe principalmente a la desalineación de los ojos del pequeño, lo que genera que perciba dos imágenes de un mismo objeto. El estrabismo puede ser horizontal o vertical, lo que dependerá de qué músculos extraoculares están afectados. El estrabismo es provocado por distintas causas, razón por la que los oftalmólogos en Mérida deben realizar un examen de la vista en el momento en que el niño comienza a presentar los primeros síntomas.

En este caso los síntomas son muy evidentes, pues los padres comenzarán a notar que el niño tiene un ojito desviado. Es importante que los padres mantengan una observación constante, ya que en ocasiones se dan cuenta cuando ya se encuentra avanzado el estrabismo. El tratamiento puede incluir prismas, cirugía para el estrabismo e inyecciones de bótox, aunque el tratamiento dependerá de las determinaciones que tomen los oftalmólogos para niños en Mérida.

Miopía

La miopía o visión corta es también un error de refracción en el que el paciente ve los objetos cercanos con claridad, pero los objetos distantes los ve borrosos. El error se produce cuando el ojo no refracta debidamente la luz, lo que genera imágenes poco claras. Es posible que la miopía alta en niños provoque ojo perezoso (ambliopía), por lo que los padres se deben mantener pendientes para evitar que haya mayores afectaciones en los ojos.

En este punto ya saben cuáles son los problemas oculares más frecuentes en los niños, por lo que si notan algún síntoma como los que hemos descrito, es importante que acudan a la Clínica de Oftalmología Infantil de la Dra. Eli Esparza, donde les podremos ayudar a que sus niños traten los problemas de la vista. Contamos con un equipo de profesionales altamente experimentados que ofrecerán los mejores tratamientos.

La Dra. Eli Esparza cuenta con una amplia experiencia que la respalda como la mejor opción que existe en el ramo, es considerada como uno de los oftalmólogos en Mérida mejor preparados que existen y por ello ha logrado que miles y miles de niños recuperen su salud visual. En caso de que quieran agendar una cita de valoración, les recomendamos comunicarse por medio de nuestro correo electrónico eliesparza.aguiar@gmail.com o bien nos pueden visitar directamente en nuestro consultorio, ubicado en iOptics, Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2, entre 26 y 28 Colonia México. Plaza Polanco 31.

Categories:
¿Saben por qué deben llevar a sus hijos con un oftalmólogo?

¿Saben por qué deben llevar a sus hijos con un oftalmólogo?

Muchos padres de familia suelen asegurar que sus hijos ven correctamente sin estar seguros, ya que consideran que si no se presenta alguna molestia o si el pequeño no externa ningún síntoma, se asume entonces que todo está bien. Acudir con oftalmólogos en Mérida, Yucatán es muy importante para detectar si los niños tienen algún problema en la vista que esté afectando su calidad de vida.

Los padres de la gran mayoría de los niños que tienen algún problema de la vista, terminan por enterarse que sus hijos ven afectado su desarrollo óptimo. Incluso se suelen dar cuenta que algunos de los problemas que han presentado sus hijos son como consecuencia de la mala visión. Realizar exámenes de la vista de forma regular es muy importante porque de no hacerlo, es probable que los pequeños desarrollen problemas que no tengan solución.

¿Por qué deberían llevar a sus hijos con un oftalmólogo?

Llevar a los niños con el oftalmólogo infantil en Mérida es muy importante porque ayuda a descartar cualquier problema que afecte la vista o a corregir alguna deficiencia visual, sobre todo deficiencias genéticas, que suelen ser comunes en los niños y que de grandes les generan terribles problemas. Cabe destacar que, si se tiene un problema en la vista, pero se detecta en los primeros años de vida, es posible que se logre recuperar un gran porcentaje de la vista, que sería muy complicado si el problema se detecta hasta la etapa adulta.

Los especialistas recomiendan también realizar un examen de la vista antes de que los niños comiencen con su formación académica, ya que de este modo se podrán prevenir futuros desórdenes en el aprendizaje

¿Cuándo realizar el primer examen visual?

Realizar el primer examen de la vista es crucial para detectar enfermedades de manera temprana y por ello se recomienda hacerlo entre los cuatro y cinco años, pues la detección y el diagnóstico precoz son esenciales para que el especialista en oftalmología pueda corregir las anomalías visuales y evitar problemas en su desempeño escolar. Es muy común que los profesores aseguran que un niño tiene problemas de aprendizaje, pero en realidad radica en que el menor no puede ver bien.

Desde que nacen, los pequeños deben ser sometidos a una revisión visual, que es conocida como tamiz visual Mérida, que ayudará a detectar problemas genéticos que puedan provocar la pérdida de la vista. Con este examen se tratan enfermedades como el estrabismo, pupila blanca, desviación de los ojos, entre otras que, de detectarse más tarde, es probable que no se puedan corregir.

Si en el hospital en donde nacieron sus hijos no les realizaron este estudio, entonces se recomienda acudir a una clínica especializada, ya que, de no hacerlo, pueden afectar la calidad de vida de sus hijos. Los primeros cinco años de vida son cruciales para el desarrollo de los ojos y si bien es cierto que su desarrollo pleno lo alcanza hasta los 14 años, las enfermedades congénitas son más sencillas de tratar en un principio.

¿Cómo identificar un posible problema visual en los niños?

Existen algunos indicadores que ponen al descubierto que los niños están teniendo problemas de la vista e identificarlos es muy importante para tomar las medidas necesarias. Entre los principales indicadores podemos encontrar los siguientes:

  • Se frotan los ojos constantemente y los tienen llorosos.
  • Presentan sensibilidad extrema a la luz.
  • Tienen una capacidad poco eficiente para enfocar algunos objetos.
  • Capacidad deficiente de seguir un objeto.
  • Alineamiento o movimiento anormal de los ojos.
  • Enrojecimiento constante de los ojos, sobre todo después de realizar actividades que requieren de mayor esfuerzo visual.
  • Pupilas blancas en lugar de negras.

Si los niños tienen problemas escolares, es posible que sea por una mala visión

Es muy común que los niños que tienen malas notas en el colegio sean etiquetados como personas de lento aprendizaje, pero en realidad, muchas veces son resultado de una mala visión, pero para solucionar el problema, es recomendable acudir con los oftalmólogos en Mérida, Yucatán para que determinen la solución al problema. Algunos indicadores de que el menor necesita consultar al especialista son:

  • Poca habilidad para ver objetos a distancia como leer el pizarrón.
  • Escribir cada vez más cerca del papel.
  • Se frota mucho los ojos.
  • Cierra un ojo o se lo tapa para ver mejor.

Si han detectado que sus hijos tienen algún problema de vista, acudan con especialistas profesionales que puedan ofrecer un diagnóstico y un tratamiento adecuado de acuerdo con la edad de sus pequeños. En la Clínica de Oftalmología Infantil de la Dra. Eli Esparza contamos con un equipo de especialistas que le podrán poner solución al problema de sus hijos y así lograr que recuperen su calidad de vida.

La Dra. Eli Esparza cuenta con una amplia experiencia que la respalda como uno de los oftalmólogos en Mérida, Yucatán especializado en el tratamiento de enfermedades de los ojos en infantes. Si desean conocer más detalles del servicio y agendar una cita, escriban al correo electrónico eliesparza.aguiar@gmail.com o visítenos en iOptics, Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2, entre 26 y 28, Colonia México, Plaza Polanco 31.

Categories:
¿En qué momento debo llevar a mis hijos al oftalmólogo?

¿En qué momento debo llevar a mis hijos al oftalmólogo?

Cuando se trata de los más pequeños del hogar, es muy importante la prevención, ya que ninguna medida sobra para cuidarlos, protegerlos y ayudarles a tener un mejor desarrollo. La salud ocular es muy importante y por ello las visitas periódicas con oftalmólogos pediatras en Mérida, Yucatán, son indispensables porque ellos podrán detectar si los pequeños presentan algún problema de vista, pero además ayudarán a prevenir que se puedan presentar problemas.

Es importante que los padres de familia se mantengan al pendiente de los niños y observarlos para determinar si existe alguna anormalidad o dificultad en sus movimientos, ya que esto se puede traducir en alteraciones en los ojos, que generalmente son muy sencillas de tratar en los niños e incluso corregibles si son detectadas a tiempo.

¿Ante qué síntomas deben estar alerta los padres de familia?

Uno de los síntomas que son muy notorios y que dejan ver que los pequeños tienen que ir con un oftalmólogo infantil en Mérida es que tengan mucho parpadeo o que se quejen de que no ven bien; si se observa que tuercen mucho los ojos o que guiñan mucho, son dos señales que indican que los pequeños están teniendo problemas de la vista y es necesario acudir con un especialista. Es común que los niños requieren lentes para poder ver bien y si los usan a tiempo, seguramente el problema se podrá corregir en la medida de lo posible.

¿A partir de qué edad se puede detectar algún problema?

Los problemas de la vista se detectan prácticamente desde que el niño nace, ya que hay lesiones que se ven desde el nacimiento, como es el caso de una catarata congénita, una alteración en la córnea, un déficit en la formación del globo ocular o asimetrías faciales que puedan impedir que un pequeño pueda ver bien.

Si al realizar el primer examen de la vista en el nacimiento no se detecta ningún problema, entonces las primeras revisiones deben hacerse a partir de los 4 a 5 años, porque a esa edad los pequeños identifican las letras o dibujos; además ya saben decirlas, lo que facilita la detección de un padecimiento visual que esté afectando la calidad de vida de los menores.

¿Cuáles son los principales problemas oculares que pueden presentar los niños?

La causa más frecuente por la que los padres de familia acuden con oftalmólogos pediatras en Mérida, Yucatán es porque los pequeños presentan defectos de graduación, que es denominada como ametropía, problema que hace que los niños no enfoquen bien en la retina y tengan una visión borrosa. Si esto no se trata a tiempo, se puede producir uno de los padecimientos más terribles en la oftalmología pediátrica: la ambliopía, la no formación de la visión en uno de los ojos, lo que hará que los pequeños pierdan su capacidad para ver de forma correcta.

Otra causa muy común por la que suelen acudir con especialistas en oftalmología es por los estrabismos, que son un déficit o alteración en la alineación de los ojos. Los ojos tienen que estar paralelos para tener un correcto enfoque en el mismo objeto sin que se distorsione. Si pierden el paralelismo, los niños perderán la capacidad de enfocar y la capacidad de desarrollar la agudeza visual; por ende, se producirá un déficit visual y ojo desviado.

Otra causa frecuente por la que los padres llevan a sus hijos con los oftalmólogos para niños en Mérida es porque presentan alteraciones en la forma de los ojos, es decir que se tiene un párpado más abajo que otro o no está igual formado que el otro, pero también se puede presentar el caso en el que cada ojo tiene un color distinto en la pupila. En la mayoría de los casos que se presentan se trata de asimetrías, que pueden corregirse si se detectan a tiempo.

¿Cómo explicar a los niños que van a tener que utilizar lentes?

Es importante explicar a los niños que utilizarán gafas porque tienen un problema de vista y que, de no utilizarlas, no podrán ver bien. Si a un niño se le colocan las gafas y se percata que con ellas puede ver mejor, no tendrá la menor duda de utilizarlas, pero es importante que sea consciente que el uso de estos artefactos no es nada malo y que, si se intentan burlar de él, lo primero que debe hacer es no sentirse mal y posteriormente informar a un adulto de este acto de acoso para que se haga conciencia en los menores sobre el uso de gafas.

Por último, es importante que, si van a llevar a sus hijos con oftalmólogos pediatras en Mérida, Yucatán, es necesario que lo hagan con profesionales que garanticen la correcta atención a sus pequeños, como es el caso de Clínica de Oftalmología Infantil de la Dra. Eli Esparza, donde contamos con un equipo de especialistas que ayudarán a sus pequeños a resolver su problema de la vista.

La Dra. Eli Esparza es una especialista comprometida con la salud de todos sus pacientes, por lo que siempre se mantienen a la vanguardia en los temas oftalmológicos, todo ello sin dejar de lado el trato amable y profesional. Si quieren agendar una cita, escriban al correo electrónico eliesparza.aguiar@gmail.com o bien nos pueden visitar directamente en nuestro consultorio, ubicado en iOptics, Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2, entre 26 y 28 Colonia México. Plaza Polanco 31.

Categories:
¿Por qué es importante diagnosticar el glaucoma congénito con el tamiz visual?

¿Por qué es importante diagnosticar el glaucoma congénito con el tamiz visual?

El ojo es un órgano delicado y frágil que está sujeto a diversos tipos de patología. Algunos son más sencillos de detectar y tratar; otros, no tanto. Cuidar los ojos desde la infancia tiene una gran importancia por medio del tamiz visual Mérida  para prevenir cualquier enfermedad y tratar de manera oportuna cualquier patología como el glaucoma a fin de evitar la ceguera temprana.

El glaucoma, por ejemplo, es la principal causa de ceguera irreversible y afecta a miles de personas en todo el mundo. Caracterizada por cambios en el nervio óptico y aumento de la presión ocular, la enfermedad es más común en personas mayores de 60 años. ¿Pero sabías que también puede afectar a los niños? En este caso, el nombre de la afección es glaucoma congénito.

Entendiendo el glaucoma congénito

El glaucoma congénito es una condición poco común de los ojos que afecta desde recién nacidos hasta niños alrededor de los 3 años. Su principal causa es el aumento de la presión ocular debido a la acumulación de líquido en el órgano. Esto afecta el funcionamiento del nervio óptico y conduce a una ceguera irreversible si no se trata a tiempo.

Para que la terapia se administre de manera eficaz, es necesario diagnosticar el glaucoma congénito lo antes posible. El bebé que nace con glaucoma congénito tiene síntomas como córnea turbia e hinchada y ojos agrandados. Si el pequeño no recibe la atención oportuna, será diagnosticado a los 6 meses de edad cuando la afección está muy avanzada y la visión comprometida.

La buena noticia es que el examen básico para detectar la afección se puede realizar mientras aún se encuentra recién nacido o en las 4 primeras semanas de vida. Su nombre popular es «tamiz visual Mérida». Esta prueba es de gran importancia para detectar de manera temprana esta patología y, de esta manera, iniciar el tratamiento de manera oportuna para cuidar la salud visual y permitir que el pequeño tenga una mejor calidad de vida.

¿Cuáles son los síntomas del glaucoma congénito?

El glaucoma congénito se puede identificar a través de algunos síntomas como:

  • Hasta 1 año: La córnea del ojo se hincha, se vuelve turbia, el niño muestra malestar a la luz e intenta tapar los ojos de la luz.
  • Entre 1 y 3 años: La córnea aumenta de tamaño y es común que los niños sean elogiados por sus ojos grandes.
  • A los 3 años: mismos signos y síntomas. Los ojos solo crecerán aumentando la presión hasta esta edad.

Otros síntomas pueden ser la secreción excesiva de lágrimas y los ojos rojos. Muchos de estos síntomas pueden pasar inadvertidos por los padres. Por lo tanto, es de gran importancia llevarlos los primeros días de vida y, a más tardar en las primeras 4 semanas, al oftalmólogo pediatra Mérida como la Dra. Eli Esparza para el examen diagnóstico y el tratamiento  temprano.

¿Cuál es la importancia del tamiz visual Mérida?

La prueba ocular es muy eficaz para el diagnóstico de glaucoma congénito. Es un examen simple y rápido, que dura aproximadamente tres minutos y se realiza hasta 30 días después del nacimiento. En la prueba, el médico coloca un rayo de luz en el ojo del bebé y observa el reflejo de las pupilas, al igual que las estructuras internas del ojo, como la retina.

En un niño con visión normal, el reflejo es de color rojizo, además de homogéneo y simétrico. Si el resultado es de otro color, o el médico tiene dudas sobre el diagnóstico, el oftalmólogo solicita nuevas pruebas y deriva al paciente a tratamiento. El examen ocular es muy importante porque, además de detectar el glaucoma congénito, también puede diagnosticar enfermedades como cataratas congénitas, infecciones, traumatismos, tumores y ceguera.

Debido a que es una enfermedad crónica, el glaucoma congénito no tiene cura, pero puede tratarse y controlarse. Cuando se confirma la patología, el oftalmólogo infantil en Mérida evalúa el mejor protocolo para el caso. Puede recetar gotas para los ojos para reducir la presión intraocular, realizar un procedimiento quirúrgico o implantar prótesis para drenar el líquido dentro del ojo.

La prevención es siempre la mejor medicina. Por lo tanto, asegúrese de hacerle la prueba temprana a su hijo, además de llevarlo al oftalmólogo ante la menor señal de problemas. El diagnóstico temprano aumenta las posibilidades de un tratamiento exitoso, asegurando que el niño tenga una mejor calidad de vida, sin perder la visión para desarrollarse libremente como cualquier otro infante de su edad.

El tamiz visual Mérida es de gran importancia para detectar de manera temprana en los recién nacidos el glaucoma congénito que puede generar ceguera sino es tratado a tiempo. La Dra. Eli Esparza es una oftalmóloga especialista en oftalmología pediátrica que atenderá a sus hijos de la manera adecuada desde el primer momento que nacen y durante todo su desarrollo infantil. Si desean una consulta con la doctora, pueden visitarla en el nuevo consultorio Av. Circuito Colonias, número 110 A local 2, Colonia México, Plaza Polanco 31.

Categories:
¿Cuáles son las ventajas de la operación de cataratas láser?: ¡Conoce los 6 mejores!

¿Cuáles son las ventajas de la operación de cataratas láser?: ¡Conoce los 6 mejores!

¿Por qué es necesaria la operación de cataratas en Mérida? Esta es la pregunta más frecuente que se hacen las personas que acaban de tener una consulta con el oftalmólogo y recibieron el diagnóstico de la enfermedad. La palabra cirugía suele generar temor en los individuos adultos y en los padres que acaban de conocer que su pequeño debe ser operado por esta afección, pero, la Dra. Eli Esparza les explicará en este post los beneficios de esta intervención.

¿Qué son las cataratas?

La catarata es una de las enfermedades oculares más comunes en todo el mundo, tanto en infantes como adultos. Más responsable de los casos de pérdida de visión a nivel mundial, la catarata es la enfermedad que provoca la pérdida de transparencia del cristalino, uno de los cristales naturales de los ojos, afectando directamente la calidad y capacidad de visión del paciente.

La pérdida de transparencia del cristalino está, en la gran mayoría de los casos, asociada al proceso natural de envejecimiento del cuerpo humano. La lente, que tiene una superficie de topografía irregular, termina acumulando desechos: restos de células muertas, grasa, restos de medicamentos, entre otros, que son los responsables de esta pérdida de transparencia. La característica más notoria es la visión nublada que puede llegar a interferir en la calidad de vida de la persona.

¿Cómo afectan las cataratas la visión de acuerdo con el oftalmólogo infantil en Mérida ?

La función principal del cristalino en el interior de los ojos es llevar los rayos de luz del entorno exterior, previamente filtrados por la córnea y la pupila, hacia la retina, una membrana foto receptora que se encuentra en la parte inferior (segmento posterior) del ojo. El cristalino es translúcido y maleable, realizando el ajuste del punto focal de las imágenes, para que la retina sea capaz de procesar la información correctamente.

Cuando el cristalino se opaca por la acumulación de desechos, los rayos de luz no pueden llegar a la retina y el proceso de visión se ve comprometido. La naturaleza progresiva de la catarata significa que la pérdida de agudeza y campo visual no se percibe de forma tan inmediata. Los síntomas asociados con el desarrollo de cataratas son visión borrosa, pérdida de la capacidad de ver y distinguir colores, halos y disminución significativa de la visión nocturna.

¿Cuáles son los beneficios de la operación de cataratas en Mérida ?

Como dijimos anteriormente, la catarata disminuye gradualmente la agudeza y el campo visual del paciente. Esta disminución de la visión tiene un impacto directo en la calidad de vida de quienes padecen la enfermedad. Por eso, presentaremos aquí algunos beneficios de la cirugía de cataratas para quienes fueron indicados para el procedimiento, pero aún tienen dudas sobre si someterse a este procedimiento es lo más indicado.

Mayor calidad de vida

Una buena visión es sinónimo de buena calidad de vida: las tareas diarias se ven afectadas cuando el paciente tiene una catarata. A menudo, los pacientes no pueden realizar algunas actividades porque su visión se ve afectada. Tras la operación de cataratas en Mérida, el paciente puede volver a ver con calidad y volver a su rutina diaria con normalidad, sin preocuparse por el esfuerzo visual.

Independencia

Generalmente, los pacientes con cataratas se encuentran en el grupo de edad por encima de los 60 años, ya que, en la mayoría de los casos, la enfermedad está relacionada con el proceso de envejecimiento natural del cuerpo. A medida que avanza la enfermedad, la calidad de la visión disminuye significativamente y esto interfiere con la rutina diaria. Es bastante común que el paciente tenga cierta dependencia de terceros para poder realizar algunas actividades.

Menor tiempo de recuperación

El tiempo de recuperación de una cirugía está estrechamente relacionado con la técnica utilizada en el procedimiento: cuanto más invasiva es la técnica, mayor es el tiempo de recuperación. En el caso de las cataratas, el tiempo de recuperación de la operación de cataratas en Mérida con Láser es mucho más corto, ya que, es un procedimiento que no requiere cortes profundos. Siguiendo las instrucciones médicas, el paciente vuelve a sus actividades normales en unos días.

Mejor visión

Además de la visión deteriorada por las cataratas, es bastante común que el paciente también tenga otro trastorno de la visión, como errores de refracción: miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia. La cirugía también puede resolver eso. Existen varios tipos de lentes intraoculares que se pueden implantar durante el procedimiento, y que pueden corregir la visión de cerca o de lejos, reduciendo considerablemente la necesidad de anteojos después de la cirugía.

Habla con los oftalmólogos en Mérida Yucatán especializados como la Dra. Eli Esparza y averigua qué lente intraocular es la adecuada para ti o para tu pequeño. Esta intervención quirúrgica ha permitido cambiar la vida de miles de niños y adultos que debido a la edad y otras circunstancias ya no ven con claridad. Si desean agendar su cita para un examen detallado para programar la cirugía, pueden llamar al 481 9244.

Categories:
¿Por qué es importante realizar el tamiz visual en los más pequeños?

¿Por qué es importante realizar el tamiz visual en los más pequeños?

El tamiz visual Mérida debe ser realizado en los recién nacidos y máximo en las 4 primeras semanas de vida para detectar cualquier anomalía. La discapacidad visual en la infancia afecta el proceso de aprendizaje y la integridad física y psicológica, siendo fundamental su prevención e identificación precoces. Con los conocimientos médicos actuales, al menos el 60% de las causas de ceguera y discapacidad visual grave en los niños se pueden prevenir o tratar.

Muchos padres saben sobre los exámenes optométricos que se llevan a cabo cuando los niños están más grandes, pero ignoran que este examen tiene una gran importancia porque permite la detección precoz de enfermedades que comprometen el eje visual, como cataratas congénitas, glaucoma congénito, malformaciones y tumor intraocular. Además, durante el examen, es posible diagnosticar el trauma del nacimiento, la hemorragia, la inflamación y las infecciones.

¿Por qué es importante realizar el tamiz visual Mérida?

Este examen permite la detección temprana de una variedad de enfermedades oculares neonatales para su respectivo tratamiento. La mayoría de las afecciones oculares tienen tratamiento y un buen diagnóstico si son tratadas a tiempo (en las 6 primeras semanas de vida). Entre más temprano se diagnostique cualquier anomalía, las probabilidades de un tratamiento exitoso serán mayores para que el pequeño pueda tener una buena calidad de vida.

¿En qué consiste este examen?

Es un examen sencillo, indoloro y rápido, que debe ser realizado por un oftalmólogo infantil en Mérida, en los primeros días de vida del bebé o antes del alta hospitalaria. Puede repetirse en cada visita oftalmológica, ya que algunas enfermedades oculares aparecen más tarde. El reflejo rojo se verifica cuando una luz incide en la pupila. En primer lugar, se examinan todas las estructuras externas.

También se inspecciona el segmento anterior de los ojos y los párpados. En ocasiones es necesario dilatar las pupilas, utilizando gotas de colirio, para facilitar la valoración del reflejo pupilar y del interior del ojo. Con estas gotas es posible realizar una exploración adecuada de las partes más internas como el cristalino, retina, mácula y el nervio óptico para detectar cualquier afección.

El tamiz visual Mérida evalúa:

  • La visión
  • La integridad de los párpados y la vía lagrimal
  • Los movimientos oculares
  • El adecuado funcionamiento de las pupilas
  • Medición de la presión intraocular
  • Examen con microscopio de los ojos
  • Examen de fondo del ojo
  • La graduación que necesita el niño

¿Qué enfermedades oculares pueden presentar los bebés?

Muchas de las afecciones asociadas con la ceguera infantil son causas de mortalidad infantil (nacimiento prematuro, sarampión, síndrome de rubéola congénita, deficiencia de vitamina A y meningitis). Se estima que hay 1.4 millones de niños ciegos en el mundo y un niño ciego tiene muchos años de ceguera por delante. Aproximadamente el 50% y el 60% de las causas de ceguera infantil en México son prevenibles (rubéola, toxoplasmosis) o tratables (cataratas, glaucoma, retinopatía del prematuro).

Las cataratas congénitas son la causa más común de ceguera infantil prevenible en todo el mundo. Aproximadamente el 40% de las cataratas congénitas en México son secundarias a la rubéola. El diagnóstico precoz por parte de los oftalmólogos para niños en Mérida es importante porque implica la necesidad de tratamiento quirúrgico y corrección visual lo antes posible, a menudo con estimulación visual.

El glaucoma congénito ocurre en aproximadamente uno de cada diez mil nacidos vivos, es una enfermedad rara, caracterizada por un aumento de la presión intraocular en niños con malformaciones oculares. En aproximadamente el 30% de los casos, al nacer, se producen cambios en el segmento anterior del globo ocular que pueden atraer la atención de la familia y del neonatólogo.

La retinopatía del prematuro se encuentra entre las principales causas de ceguera infantil, tanto en los países desarrollados como en desarrollo. Los recursos tecnológicos y la mejora de la atención neonatal permiten la supervivencia de muchos recién nacidos de bajo peso al nacer y prematuros, quienes constituyen el principal grupo de riesgo para la ocurrencia de la enfermedad y sus complicaciones.

El retinoblastoma es el tumor intraocular de mayor frecuencia en la niñez. Puede ser hereditario. Ocurre en aproximadamente uno de cada quince mil nacidos vivos y esta incidencia varía según el nivel de desarrollo de la región, siendo mayor en los países desarrollados debido a la mayor supervivencia de los bebés con retinoblastoma, quienes pueden transmitir los genes a sus descendientes.

La visión se desarrolla en un 90% durante los primeros dos años de vida. Por tanto, es durante esta fase que el niño aprende a fijar, a mover los ojos juntos y a percibir la profundidad. Todos y cada uno de los cambios durante esta fase que no se hayan corregido pueden provocar problemas de visión por el resto de su vida. Además, el desarrollo motor del niño durante el primer año de vida está directamente relacionado con su capacidad visual.

Un retraso en el desarrollo, en realidad puede ser una discapacidad visual, que se diagnostica fácilmente y la mayoría de las veces se trata; el otro 10% del desarrollo visual ocurre entre los 7 y 9 años. El tamiz visual Mérida realizado por la Dra. Eli Esparza es de gran importancia para detectar cualquier problema y anomalía visual, por lo tanto, llevar al pequeño al oftalmólogo es relevante para evitar la ceguera. Llamando al (999) 357 1910 podrán agendar la cita del bebé.

Categories:
¿Por qué es importante llevar a los niños al oftalmólogo infantil?

¿Por qué es importante llevar a los niños al oftalmólogo infantil?

Llevar desde temprana edad a los pequeños con los oftalmólogos para niños en Mérida es esencial. Los ojos humanos se desarrollan durante el embarazo. Pero incluso después del nacimiento, continúan creciendo hasta la edad adulta, cuando alcanzarán su tamaño final. Es durante la infancia cuando un individuo pasa por más cambios, crecimiento y desarrollo del cuerpo. Por eso, es importante estar al tanto de las novedades y conocer la importancia de la ayuda de los profesionales durante este tiempo.

¿Cuál es la importancia de la visión en los niños?

Los niños no siempre pueden determinar si ven bien y, a menudo, no saben cómo expresar a los adultos lo que sienten. Entonces, ¿cómo saber si su hijo es más difícil de ver de lo que debería ser? Los pequeños signos, como el picor incesante de los ojos o la necesidad de pegar la cara a los libros, son indicios de que la salud ocular del niño puede necesitar ayuda especializada.

Una visión deteriorada por trastornos oculares, como errores de refracción (miopía, hipermetropía y astigmatismo), es perjudicial para el buen rendimiento escolar. Ver con calidad evita que el niño pierda el interés por lo que se enseña y facilita la comprensión y entendimiento de las clases. Incluso si no saben cómo expresarse, los padres pueden notar algunos comportamientos y hábitos que pueden ser indicativos de mala visión.

Aunque los signos son notables, no son un diagnóstico de las necesidades visuales reales del niño. Por eso, antes del inicio del curso escolar, es importante que su hijo se someta a una consulta oftalmológica con un oftalmólogo infantil en Mérida, para que pueda identificar la existencia o evolución de cualquier trastorno visual. Igualmente, el cuidado de la salud visual de los niños debe realizarse desde los primeros días de vida.

¿Por qué acudir a los oftalmólogos para niños en Mérida?

Primeros exámenes oftalmológicos

Es importante identificar cualquier enfermedad de manera temprana para un tratamiento oportuno. Idealmente, la primera prueba debe realizarse entre los tres y los seis meses de edad. El profesional de oftalmología infantil realizará exámenes completos que evalúen el desarrollo neuropsicomotor, la simetría facial y el aspecto externo de los ojos. Si hay alguna sospecha, el médico también puede realizar pruebas de refracción en bebés.

Sin embargo, es importante recordar que todo niño nace hipermétrope, debido a que los ojos aún son muy pequeños. Con el paso de los meses, los ojos crecen y la visión alcanza su estado normal. Por lo tanto, cuidar los ojos desde la infancia tiene gran importancia, porque al realizar un examen periódico se podrá determinar de manera temprana si hay alguna enfermedad, problema de refracción o anomalía.

Detectar malformaciones

Incluso al inicio de la vida, la visita al oftalmólogo tiene como objetivo detectar problemas derivados de malformaciones. Entre los tres meses y los tres años, la oftalmología infantil tiene como objetivo detectar problemas relacionados con el desarrollo del niño. Una vez realizados los exámenes, los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán indicarán las opciones de tratamiento con el fin de restaurar la calidad de vida del niño y, principalmente, permitirle poder desarrollarse como cualquier otro individuo.

Identificar problemas de alfabetización

Es común que las escuelas instruyan a los padres para que busquen médicos de oftalmología infantil durante la fase de alfabetización del niño. Esto se debe a que es importante que el niño vea bien las letras y lecciones que se le dan durante las clases. Cada vez que va a iniciar un nuevo año escolar, uno de los requisitos es presentar un examen optométrico u oftalmológico para que los maestros sepan si el niño debe usar gafas constantemente o seguir alguna recomendación especial.

A menudo, lo que puede verse como un problema de desarrollo, cuando el niño tarda más en leer y escribir, por ejemplo, puede resolverse simplemente con el uso de anteojos. El niño entiende lo que se dice, simplemente tiene dificultad para ver lo que escribe el maestro en la pizarra o lo que dicen las páginas de los libros. Muchos niños no expresan cuando ven borroso, pero es esencial que como padres estén pendientes de si su pequeño puede ver sin ningún inconveniente.

Corregir la miopía temprana

Es incorrecto creer que los problemas de visión solo surgirán mientras el niño está aprendiendo a leer. Algunos problemas como la miopía pueden surgir entre los 12 y los 15 años. En esta etapa, el diagnóstico es menos complicado, ya que el niño ya es capaz de verbalizar y expresar sus dificultades. Aun así, si nota que su hijo tiene dificultades para concentrarse en los estudios, busque a un profesional porque la solución puede estar en sus manos.

Los niños también deben visitar a los oftalmólogos para niños en Mérida. Idealmente, entre el nacimiento y los dos años, las visitas deben realizarse cada seis meses. Después de esta fase, si no hay indicaciones específicas, mantener las visitas anuales. Sobre todo, intente comprender las dificultades que enfrenta su hijo y cómo mejorar la visión puede ayudar a su desarrollo.

La Dra. Eli Esparza es la especialista que está dispuesta a atender a los pequeños porque cuenta con el conocimiento, experiencia, preparación y profesionalismo para realizar los exámenes pertinentes y detectar de manera correcta cualquier enfermedad y anomalía para que sus hijos reciban el tratamiento indicado. Si desean agendar la cita, pueden escribir a eliesparza.aguiar@gmail.com o  llamar al (999) 357 1910.

Categories: