• Lun - Vie de 10:00 am a 2:00 pm y 4:00 pm a 8:00 pm

  • Sabados de 10:00 am a 4:00 pm

  • Av. Circuito Colonias, número 110 A Local 2,Colonia México. Plaza Polanco 31

  • 4819244

¿Qué sabe sobre la ambliopía?

¿Qué sabe sobre la ambliopía?

La ambliopía, también conocida como ojo vago, sucede cuando el ojo no está en coordinación con el cerebro, es decir, no funcionan juntos como deberían. Cuando un niño presenta esta afectación tenderá a desarrollar una buena visión en un ojo y mala visión en el otro. Por eso es importante que lleve a su hijo con oftalmólogo pediatra Mérida para que le realice un diagnóstico y cuente con un tratamiento a este padecimiento.

Con especialidad en oftalmóloga pediátrica con gran experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades visuales infantiles, la Dra. Eli Esparza brinda un trato profesional y humano, evidenciando su gran compromiso con la salud visual de sus pacientes, junto a su permanencia en la vanguardia en lo referente a la oftalmología.

Factores por considerar sobre la ambliopía

Hay que tener presente que es necesario llevar a los niños a una revisión periódica con el oculistas en Mérida puesto que en muchas ocasiones los niños viven acostumbrados a esta afectación, por lo que es probable en algunos casos no se lo comuniquen a sus papás y en consecuencia viva con este problema sin ser diagnosticado a lo largo de muchos meses o años.

Algunas consecuencias de esto es que las malas calificaciones o conductas del niño serán atribuidas a otras causas y no al problema originario. Es importante llevar a tiempo a los niños con el oculista, pues al detectarse pronto puede corregirse la forma en que el ojo y el cerebro trabajan juntos y fortalecer la visión. En cambio, si no se da atención o el diagnóstico no es preciso, puede existir una pérdida permanente de la visión más adelante.

Los ojos y el cerebro de un niño forman conexiones vitales desde que nace hasta los 6 años aproximadamente, por lo tanto, es posible que uno o ambos ojos puede ralentizar o prevenir estas conexiones si existe algún bloqueo o disminución de la vista. Cuando pasa esto, el cerebro no puede reconocer de manera completa las imágenes vistas por uno o ambos ojos.

Por lo tanto, lo que va sucediendo es que el cerebro comienza a ignorar las imágenes que ve el ojo sano, lo que hace que disminuya la fuerza de visión y se debilite, perdiendo agudeza. De aquí la importancia de ir con oftalmólogo infantil en Mérida a tiempo para prevenir estas complicaciones.

Ahora bien, las conexiones normales entre el cerebro y los ojos pueden verse interferidas por distintas cosas, y terminar causando ambliopía.

Una de las situaciones más comunes que termina ocasionando la ambliopía es el estrabismo, cuando el niño lo padece, ya sea uno o ambos ojos se moverán hacia dentro. Cuando esto sucede, el ojo que está recto se vuelve el dominante, por lo tanto, no sufrirá alteraciones, ya que la conexión ojo y cerebro estará funcionando de forma normal. En cambio, el otro ojo, el menos hábil, no se enfocará correctamente y el cerebro simplemente no tomará en cuenta la señal, lo que con el tiempo terminará ocasionando la ambliopía.

Sin embargo, no es una norma que los niños con ambliopía tengan ojos bizcos o desviados, en realidad muchos de ellos tienen sus ojos rectos. Cuando esto sucede la afectación puede originarse a un problema anatómico que interfiere con la visión o la bloquea, estos casos pueden incluir catarata o párpado caído.

La hipermetropía grave, la miopía o el astigmatismo también pueden causar la ambliopía, ya que estas afectaciones provocan una visión borrosa y son precisamente estas imágenes las que son enviadas al cerebro. Esto hace que con el paso del tiempo el cerebro comienza a ignorar estas imágenes, lo que produce ambliopía en uno o ambos ojos. Por eso hay que llevar al niño con oftalmólogo pediatra Mérida a revisión regular.

Síntomas de la ambliopía

Por desgracia, es común que muchos niños que tienen ambliopía no expresen algún descontento sobre su visión, puesto que se han acostumbrado a tener buena visión en un ojo y mala visión en el otro. Sin embargo, los padres pueden notar cuando sus hijos tienen algún problema de visión, esto se da cuando observan ojos cruzados, que el niño entrecierra mucho los ojos o tiende a inclinar la cabeza para ver mejor. Incluso hay infantes que tienen poca percepción de la profundidad.

Una solución a esto es la realización de exámenes visuales de forma regular, llevar de manera preventiva a su hijo o al menor indicio de que algo no está bien. De esta manera lo ayudará a mantener y conservar una visión sana para toda su vida.

Una vez que se haya detectado y diagnosticado, es posible dar un tratamiento que se enfocará en obligar al cerebro a prestar atención a las imágenes del ojo más débil para que la visión se fortalezca. Entre las alternativas que pueden funcionar está el uso de lentes que se prescriben cuando la afectación es causada por errores de refracción graves. Funcionan puesto que sirven para enviar imágenes claras y enfocadas al cerebro, lo que da lugar a que el cerebro use los ojos juntos y desarrolle una visión normal.

También se receta parches visuales para ponerlos sobre el ojo más fuerte. De acuerdo con  la situación particular el niño, suele usarse desde un par de horas al día hasta seis hora, esto puede durar meses o años. Cuando la ambliopía es causada por estrabismo, párpado caído o una catarata, la cirugía es una mejor opción.

Para atender estas y otras enfermedades oculares infantiles, lleve a su hijo con oftalmólogo pediatra Mérida como la Dra. Eli Esparza, especializada en pediatría. Para agendar una cita hable al teléfono (999) 481 9244, si tiene alguna emergencia puede llamar al teléfono (999) 357 1910.

Categories:
¿Cuáles son los problemas comunes en los ojos de los niños?

¿Cuáles son los problemas comunes en los ojos de los niños?

Tener ojos sanos es esencial para un buen desarrollo, por eso es importante que los niños sean examinados de forma temprana por oftalmólogos en Mérida, de esta manera podrán detectarse problemas visuales para tratarse a tiempo, a fin de prevenir un avance de las afectaciones oculares. Para poder atender a su hijo está la Dra. Eli Esparza, oftalmólogo, comprometida con la salud visual de todos sus pacientes, además posee una preparación de Posgrado de Alta especialidad en Oftalmología pediátrica.

Afectaciones comunes que atienden los oftalmólogos pediátricos

Son diversas las enfermedades que pueden afectar la visión de los niños, sin embargo, pueden detectarse a tiempo  a través de exámenes visuales realizados por Oftalmólogos para niños en Mérida que serán de gran ayuda para la prevención.

Ambliopía

Es la visión defectuosa en uno de los ojos, suele presentarse cuando existen ojos cruzados, o bien, cuando hay algún error de refracción ente los ojos. Es importante que se detecte esta situación, ya que, si no se da un tratamiento adecuado el ojo afectado puede sufrir un gran daño visual. Entre más temprano se trate la ambliopía habrá buenos resultados, por eso es importante realizar chequeos visuales a temprana edad.

Estrabismo

Aquí los ojos se encuentran desalineados y pueden moverse libremente en distintas direcciones. Hay que tener cuidado ya que si uno de los ojos tiene una desalineación severa puede devenir en una ambliopía. Sin embargo, cuando la afectación es detectada a tiempo puede corregirse.

Errores de refracción

Esto quiere decir que los ojos no son capaces de refractar la luz adecuadamente, por lo tanto, lo que se ve es borroso. Existen tres  tipos de errores de refracción comunes: el primero de ellos es la miopía, aquí se tienen problemas al momento de ver a distancia, esto puede solucionase con la implementación de lentes.

Otro de os errores es la hipermetropía, es fácilmente tratable también con lentes. Finalmente, está el astigmatismo, se ocasiona por una curvatura de la superficie  del ojo,  si provoca una visión borrosa entonces será necesario tratarse con lentes.

Retinopatía del prematuro

Es una afectación que se da en bebés prematuros, tiene una relación con la genética familiar, cuando se presenta es necesario que se realice un tratamiento de forma inmediata.

Ahora bien, dentro de las enfermedades que resultan a causa de la retinopatía se encuentran retinoblastoma, que no es otra cosa que un tumor maligno, y puede presentarse durante los tres primeros años.

Puede afectarse uno o los dos ojos, cuando esto pasa presentarán una pupila blanca y perdida visual. Es por eso que es importante que desde pequeño se lleve al niño al oftalmólogo infantil en Mérida, sobre todo si se tiene antecedentes de esta afectación en la familia.

Otras de las enfermedades que se presentan a causa de la retinopatía es la catarata infantil, es decir, cuando el lente del ojo se ve afectado y puede presentarse en recién nacidos. También está el glaucoma congénito, es verdad que esto son casos raros, pero puede deberse a causa hereditaria. El glaucoma se da cuando la presión del ojo es alta, y cuando sucede en bebés es producto de un desarrollo inadecuado de los canales de drenaje de los ojos. Sin embargo, puede darse tratamiento a través de medicamentos, o bien, por medio de cirugía.

Por ello, cuando se sabe que existen enfermedades visuales en la familia derivadas de cuestiones genéticas, lo mejor es llevar al niño con algún oftalmólogo infantil en Mérida desde una edad temprana a fin de poder detectarla cualquier afectación.

Si sabe que su hijo puede tener riesgo de enfermedades oculares, entonces llévelo a que le realicen los exámenes pertinentes. Deben ser hechos por oftalmólogos en Mérida, sobre todo cuando existen antecedentes familiares o el niño tiene anomalías muy evidentes.

La importancia de realizar exámenes oculares al niño

Durante el primer año del bebé es necesario que se le realice exámenes a fin de confirmar su salud ocular, esto es un chequeo de rutina. Ahora bien, cuando crezca un poco más, alrededor de los tres años, de nueva cuenta es necesario realizar un examen para comprobar su salud visual, también es recomendable que se realice pruebas de agudeza visual.

Cuando el niño tenga aproximadamente cinco años, entonces será necesario que se haga un examen para revisar su alineación visual. Pasada esta edad las personas alrededor del niño, como padres y maestros, pueden estar al pendiente si ven algún comportamiento irregular, como dolor de cabeza o un esfuerzo visual, o si el niño tiene que entrecerrar los ojos para poder ver mejor.

De cualquier manera, si es algún estudio se ha encontrado afectación y se ha dado tratamiento como el uso de lentes, el niño debe ir periódicamente a realizarse chequeos a fin de poder dar un monitoreo o detectar cambios en su visión.

Ahora bien, habrá ciertos comportamientos que verá en su hijo que le darán indicaciones o sospechas que es necesario que se le realicen pruebas oculares a fin de detectar de forma temprana alguna enfermedad y poder prevenir un desarrollo que afecte de manera permanente su visión.

Algunas de las señales que el niño puede dar es frotarse los ojos de forma recurrente, presentar sensibilidad a la luz de forma intensa, no puede tener un seguimiento visual hacia un objeto de forma eficiente, presentar un enfoque deficiente o la alineación en sus ojos será de forma anormal, esto será evidente después de haber pasado los primeros seis meses de vida.

Otra señal de necesitar un chequeo inmediato son los ojos enrojecidos de forma crónica y lagrimeo constante; también es importante checar si su pupila esta blanca. Cuando el niño ya está un poco más grande y ha entrado a la escuela, habrá otros síntomas o señales que deben considerarse, como no tener la capacidad de poder observar objetos cuando se encuentran distanciados, no poder leer bien lo que el maestro escribe en el pizarrón o batallar mucho para leer.

Ahora ya sabe, para un chequeo oportuno acuda con los oftalmólogos en Mérida, como la Dra. Eli Esparza, tiene una amplia experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares infantiles. Agende una cita al teléfono (999) 481 9244.

Categories:
¿Cómo es el tratamiento para la ambliopía?

¿Cómo es el tratamiento para la ambliopía?

Una de las razones más frecuentes de visita a oculistas en Mérida por pacientes infantiles es la reducción de la visión en un ojo. Este padecimiento, conocido comúnmente como “ojo perezoso”, recibe el nombre clínico de ambliopía y es causado por una anomalía en el desarrollo visual en los primeros años de vida, lo que ocasiona que el ojo más débil presente una desviación ya sea hacia adentro o hacia afuera.

Para que nuestros visitantes conozcan más acerca de la ambliopía y cuenten con información que les permita detectarla, dedicaremos esta publicación en el blog de la Dra. Eli Esparza, oftalmóloga con una amplia experiencia y especializada en oftalmología pediátrica, a presentarles los signos y síntomas que caracterizan el padecimiento, así como las opciones de tratamiento disponibles actualmente.

La ambliopía por lo regular se presenta entre el nacimiento y los siete años y afecta únicamente un ojo, aunque en algunos casos puede llegar a presentarse en ambos, y es considerada la principal causa de pérdida de visión en niños. Con un tratamiento adecuado se pueden evitar las complicaciones de este padecimiento y para ello resulta fundamental tener un diagnóstico oportuno, el que sólo se puede obtener si se presta atención a la presencia de signos y síntomas en los pequeños.

Síntomas del ojo perezoso detectados por los oculistas en Mérida

Los síntomas y signos del ojo perezoso incluyen:

  • Desviación de un ojo hacia adentro o hacia afuera.
  • Ojos que en apariencia funcionan de manera descoordinada.
  • Poca percepción de profundidad.
  • Inclinación de la cabeza
  • Ojo entrecerrado o cerrado
  • Resultados anormales de exámenes de la visión.

En este punto es importante mencionar que si bien, el ojo perezoso puede identificarse por su desviación, la ambliopía no siempre se acompaña por esta y un examen ocular resulta imprescindible para identificar el problema.

La recomendación es consultar a un oftalmólogo infantil en Mérida si han detectado que uno de los ojos de sus hijos se desvía durante las primeras semanas de vida, en especial cuando se tienen antecedentes familiares de estrabismo, cataratas u otro tipo de enfermedades oculares, en cuyo caso tener un control de la visión será necesario para reducir los riesgos de que los niños presenten problemas a futuro.

De igual manera se recomienda que todos los pequeños de entre tres y cinco años se sometan a exámenes oculares completos de manera periódica para detectar oportunamente cualquier tipo de problema.

La ambliopía se desarrolla a partir de anomalías en las experiencias visuales del niño desde edad temprana, lo que origina un cambio en las vías nerviosas que se encuentran ubicadas entre la retina y el cerebro. Esto ocasiona que el ojo con mayor debilidad reciba menos señales visuales, lo que con el tiempo deriva en una disminución en la capacidad de los ojos para funcionar juntos, dando como resultado que el cerebro suprima o ignore los estímulos captados por el ojo débil.

Entre las causas más comunes que se encuentran relacionadas con el ojo perezoso se encuentra el estrabismo, la anisometropía refractiva y la privación. Por un lado, el estrabismo es un desequilibrio muscular que provoca que los ojos se desvíen o se crucen, por lo que no funcionan de manera coordinada.

Por su parte, la asimetría refractiva es una diferencia en la nitidez de la visión entre los dos ojos, ya sea ocasionada por una miopía o astigmatismo; en general cuando ocasiona ojo perezoso se encuentra combinada con estrabismo. Por otra parte, la privación es la falta de visión clara en un ojo ocasionada por múltiples problemas, entre ellas la presencia de cataratas y, si en estos casos la ambliopía no es tratada adecuadamente, puede avanzar a un problema de visión más grave.

¿Cómo se diagnóstica la ambliopía?

Para el diagnóstico de la ambliopía es necesario acudir con una oftalmólogo pediatra Mérida, como lo es la Dra. Eli Esparza, quien se encargue de realizar una revisión médica de la salud ocular y un examen minucioso para detectar estrabismo, diferencias de visión en los ojos o bien, visión deficiente en ambos ojos.

Durante la revisión se suelen emplear gotas para dilatar los ojos y métodos específicos según la edad de los pequeños. En niños que se encuentran aún en una etapa preverbal se puede usar un instrumento de aumento con luz para la detección de cataratas, así como pruebas que son de utilidad para evaluar la capacidad de los pequeños para fijar la mirada y seguir con sus ojos un objeto en movimiento. En los niños mayores de tres años se pueden usar pruebas con letras o imágenes para evaluar la visión cubriendo un ojo para examinar el otro.

Si el diagnóstico se confirma, se indicará un tratamiento especial según la causa que origina el ojo perezoso y el nivel de afectación de la visión por la enfermedad. Entre los tratamientos posibles se encuentran:

  • El uso de lentes de corrección para problemas como miopía, hipermetropía o astigmatismo, si se encuentran relacionados con la causa del ojo perezoso.
  • El uso de parches oculares, para estimular el uso del ojo debilitado.
  • Un filtro de Bergenter, que se coloca sobre el ojo más fuerte desenfocando su visión para estimular al ojo debilitado.
  • El uso de colirios, un medicamento que desenfoca temporalmente la visión del ojo más fuerte para propiciar el uso y fortalecimiento del ojo debilitado.
  • La cirugía, recomendada cuando los ojos del pequeño se separan o se cruzan.

Con la cirugía es posible hacer una reparación de los músculos oculares, así como tratar cataratas o atender los párpados caídos, los que también pueden dificultar una correcta visión. Finalmente existen otros tratamientos basados en realizar ciertas actividades, los que por lo regular se indican de manera complementaria a los que ya hemos mencionado.

En futuras publicaciones en este blog hablaremos a mayor detalle sobre el tratamiento para la ambliopía y otras condiciones que afectan especialmente a los pacientes más pequeños.

Les recordamos que si buscan los servicios de oculistas en Mérida especializadas en la atención de niños, la Dra. Eli Esparza es una de sus mejores opciones. Una de las mejores médico oftalmólogos en Mérida comprometida con mantenerse siempre actualizada y a la vanguardia, ofrece un trato profesional y amable para atender enfermedades oculares en la infancia, problemas de desarrollo visual y estrabismo.

Además, cuenta con una amplia experiencia en tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades de adultos, como cataratas, glaucoma, pterigiones y enfermedades de la retina. Para solicitar información detallada acerca de sus servicios o si gustan agendar una cita, no duden en ponerse en contacto con nosotros al teléfono (999) 481 9244, con gusto los atenderemos.

Categories:
4 Señales de problemas de visión en los niños

4 Señales de problemas de visión en los niños

¿Buscan oftalmólogos en Mérida Yucatán que les brinden una atención de calidad, que asegure el bienestar de sus hijos? Entonces la doctora Elizabeth Esparza es su mejor opción, porque es una especialista altamente calificada y con la experiencia requerida para ofrecerles una asesoría amable y un trato humano. La salud ocular es una parte fundamental del sano desarrollo de los niños. A medida que la visión se desarrolla, un fenómeno que alcanza su madurez a los 8 o 9 años de edad, es importante que se preocupen por llevar a sus niños a consulta con cierta regularidad, de manera que se logre detectar cualquier anomalía en etapas tempranas.

Leer Más

Categories:
¿En que consiste la primera visita a los oftalmólogos para niños en Mérida?

¿En que consiste la primera visita a los oftalmólogos para niños en Mérida?

La primera visita a los oftalmólogos para niños en Mérida no debe confundirse con las pruebas pediátricas rutinarias. La primera consulta recibe el nombre de tamiz visual y debe hacerse lo más pronto posible en todos los casos, tengamos antecedentes familiares de alguna enfermedad en los ojos o no. Lo ideal es realizar el tamiz visual en el primer mes de vida, aunque de no ser posible se puede hacer en los primero 4 meses de vida. Si nuestro bebé fue prematuro, es muy importante realizar la primera valoración por el oftalmólogo pediatra a las 4 semanas de vida para prevenir la ceguera por retinopatía del prematuro.

Leer Más

Categories:
Señales de alarma para llevar a sus hijos con un oftalmólogo infantil en Mérida

Señales de alarma para llevar a sus hijos con un oftalmólogo infantil en Mérida

Cualquier padecimiento en los niños es difícil de detectar, puesto que ellos no pueden expresarse de la manera que se requiere, ni son capaces de reconocer los posibles síntomas de una mala visión, es por ello por lo que un oftalmólogo infantil en Mérida juega un papel tan importante en la salud y el desarrollo de los niños.

Leer Más

Categories:
¿A qué edad se deben llevar a los niños con un oftalmólogo infantil en Mérida?

¿A qué edad se deben llevar a los niños con un oftalmólogo infantil en Mérida?

La mayoría de las personas piensan que la atención medica que reciben los adultos es la misma que requieren los niños, sin embargo, esto no es verdad puesto que un adulto no tiene las mismas necesidades que un niño, quienes deben acudir con especialistas pediátricos que les brindarán la mejor atención acorde a los problemas y las necesidades de los infantes. Esto aplica en todas las especialidades de la medicina, por ello, para tratar los problemas visuales de los niños o evaluarlos para saber si tienen un padecimiento visual, deben acudir con un oftalmólogo infantil en Mérida. Leer Más

Categories: