¿Cada cuánto deben visitar al oftalmólogo?

¿Cada cuánto deben visitar al oftalmólogo?

Los problemas de visión son muy comunes en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud, existen al menos 253 millones de personas invidentes o con problemas de visión en todo nuestro planeta. Debido a los cambios que ha sufrido la humanidad en los últimos tiempos, se espera que estas cifras aumenten en los próximos años.

La exposición a las luces de pantallas como computadores, celulares, televisores y demás, de seguro han contribuido al aumento de estos problemas, también es evidente que el aumento de casos de problemas visuales se dará debido al envejecimiento de la población y a otras enfermedades como la retinopatía diabética.

Es por estos motivos que se hace necesario visitar a los oftalmólogos en Mérida, con el fin de que estos puedan identificar padecimientos visuales a tiempo y puedan proceder con un tratamiento seguro que contribuya a la mejoría de la calidad de vida en estos casos.

¿Cada cuánto visitar al oftalmólogo?

Muchos niños obtienen malas calificaciones y bajo rendimiento escolar debido a pérdidas visuales y auditivas sin detectar. Por esto, es necesario que de vez en cuanto lleven a sus hijos con el oftalmólogo infantil en Mérida, a fin de que puedan detectarse los primeros síntomas de cualquier anomalía o pérdida visual. Sin embargo, es cierto que según la edad de la personas las visitas a estos especialistas serán más o menos frecuentes.

De 0 a 10 años

Para poder detectar cualquier anomalía a tiempo, es necesario que lleven a los niños al oftalmólogo al menos antes de los 6 años. En el caso de que haya problemas de visión ya detectados antes, lógicamente lo ideal será que acudan con prelación y con cierta frecuencia determinada por los especialistas.

Detectar los problemas en esta etapa será clave para evitar problemas en la escuela, pues para un niño con patologías visuales resulta bastante incómodo actividades básicas para el aprendizaje como leer y escribir.

De 11 a 60 años

Sí, es un rango etario muy amplio, pero esto tiene una explicación. Es diferente la frecuencia con que deben asistir las personas a los oftalmólogos en Mérida durante la primera infancia y después en la pubertad, adolescencia y adultez.

Esto se debe a que el desarrollo visual total se alcanza entre los 8 y 10 años, lo que hace que este tiempo sea crucial y diferente a lo que prosigue desde los 11 años en adelante, a pesar de que se encuentren distintas etapas de vida dentro del rango.

Aclarado la anterior, cabe resaltar que los preadolescentes, adolescentes y adultos dentro del rango de 11 a 60 años que utilicen lentes, deben acudir a los oftalmólogos en Mérida Yucatán al menos una vez por año, esto con el fin de determinar si ha disminuido la calidad de la visión con el paso del tiempo.

La fórmula de los lentes debe cambiarse con cierta regularidad, todo determinado por el especialista con base en la gravedad de la patología que padezcan. Visitar al oftalmólogo con regularidad también se hace necesario para quienes tienen diabetes o antecedentes familiares de problemas visuales.

Para quienes no presentan problemas de visión en este rango etario, es necesario acudir a los oftalmólogos en Mérida entre los 2 a 5 años, todo dependiendo de las indicaciones brindadas por el especialista, teniendo en cuenta que las tecnologías y otros factores pueden disminuir la calidad de la visión. Pero dado el caso de que antes de este tiempo presenten cualquier molestia visual, pueden acudir con antelación.

Después de los 60 años

En la tercera edad también se hace importante ir cada año al oftalmólogo, claro está, siempre que no haya un problema visual que no obligue a asistir con más frecuencia, dado el caso de que sí se detecte una anomalía, es necesario acudir al especialista de inmediato.

La prevención es la clave

Es necesario hacer un énfasis en todo este asunto. Sin importar que se encuentren bien de la vista, de forma aparente al menos, es necesario realizarse revisiones con el fin de prevenir. Resulta mejor diagnosticar a tiempo que esperar a que el mal empeora, esto porque muchas veces cuando los síntomas son muy evidentes es porque el problema ya se ha hecho muy difícil de controlar.

Lastimosamente las patologías visuales tienden a empeorar con el tiempo, y como lo hemos dicho en reiteradas ocasiones a lo largo de este artículo, las tecnologías que tenemos en la actualidad, aunque tienen muchos beneficios, no son muy buenas para la salud visual. Esto porque no se mide el tiempo que se pasa frente a la luz del móvil o del computador, los ojos necesitan descansar, pero es algo que no se considera hasta tener problemas realmente serios.

Así que antes de alarmarse, el llamado es a hacer conciencia sobre la importancia de cuidar la salud de los ojos, al fin y al cabo, es la vista el sentido por el cual los seres humanos recibimos más información. Agenden su cita con la doctora Eli Esparza llamando al teléfono del consultorio (999) 481 9244.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.