Los golpes causados por objetos, caídas, accidentes automovilísticos etc, pueden tener consecuencias en los ojos como heridas penetrantes, desprendimiento de retina, inflamación severa del ojo, y pueden comprometer nuestra salud visual.