PTERIGIÓN

Los pterigiones, también conocidos como “carnosidades”, son crecimientos de nuestra propia conjuntiva hacia la parte central del ojo. Las carnosidades además de producir un efecto estético no deseado, pueden causar malestar como enrojecimiento, sensación de tener basura o arenilla adentro del ojo, ardor y en ocasiones dolor.

Además, si permitimos que las carnosidades o pterigiones sigan creciendo, pueden llegar a obstruir nuestra visión si llegan a tapar la pupila. La cirugía de Pterigión es un procedimiento rápido y ambulatorio, con mínimos riesgos, que puede hacer un gran cambio en nuestra calidad visual.