¿Sabe la diferencia entre pterigion y pingüécula?

¿Sabe la diferencia entre pterigion y pingüécula?

Primero aclaremos lo que es un pterigión, que también se le conoce como carnosidad, y es precisamente el crecimiento de carnosidad en el ojo. Por su parte, cuando se habla de pingüécula se trata de depósito amarillento que puede ser de calcio, proteína o grasa en su ojo. Cualquiera que sea su padecimiento vaya con oftalmólogos en Mérida, Yucatán, como la Dra. Eli Esparza, para que le dé un diagnóstico y tratamiento preciso.

Las dos afectaciones tienen su origen debido a la luz ultravioleta, así como la exposición excesiva a polvo o viento. Los síntomas pueden ser parecidos ya que ambos pueden hacer que los ojos se vuelvan rojos, tener irritación ocular, entre otras. Una de las diferencias es que la carnosidad requiere de intervención para poder retirarla debido a que afecta la visión; mientras que una pingüécula rara vez necesita de cirugía.

Dra. Eli Esparza, es un médico oftalmólogo, comprometida con la salud visual de sus pacientes, está a la vanguardia en los temas de oftalmología, y con el objetivo de dar trato amable y profesional. Se preparó en el Posgrado de Alta especialidad en Oftalmología pediátrica parra ser un profesional con más experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares en la infancia, así como de estrabismo. Como especialista en oftalmología, cuenta con gran experiencia en el tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades de los adultos como pterigiones, glaucoma y enfermedades de la retina.

Aspectos que considerar sobre estas dos afectaciones

La carnosidad suele presentase cuando la persona se expone de manera frecuente a los rayos ultravioletas, pero también puede deberse a partículas de polvo, arena, basura que entra en el ojo, así como viento. Y aunque no es grave si debe tratarse sobre todo cuando ya ha afectado el campo visual, además también debe tomarse las precauciones pertinentes para que no se vuelva algo recurrente.

Es por eso que se debe acudir con oftalmólogos en Mérida para que le den indicaciones precisas a fin de poder prevenir esta afectación, una de las indicaciones puede ser cubrir sus ojos con lentes para sol, de esta manera está previniendo que reciban luz del sol directa, entre otras cosas.

Por otro lado, es verdad que, junto con el pingüécula, el pterigión también se desarrolla en la zona conjuntiva del ojo, así mismo, ambos pueden originarse por las situaciones antes mencionadas, incluida también un ambiente seco. Además, es poco común que suceden en personas jóvenes, menores de 30 año, en cambio, quienes pasan de los 30 años tienen más posibilidades de presentar estas situaciones. Hay que tomar en cuenta que a pesar de estas coincidencias ambas afectaciones lucen diferentes, tiene síntomas distintos y su tratamiento también en diferente.

Hablemos primero del pterigión o carnosidad, este padecimiento se presenta en la esquina interna o externa y conforme va creciendo se irá movilizando al iris. Se presenta precisamente como algo carnoso, algo parecido a la piel, también puede verse vasos sanguíneos. Y aunque de primera instancia no estorbará su campo de visión, por lo que la intervención quirúrgica no suele darse de manera inmediata, si conforme pasa el tiempo va desarrollándose de tal forma que llegue a la córnea y la visión está bloqueada, entonces es tiempo para una intervención.

Esa carnosidad es benigna y no representa un peligro, pero de cualquier manera debe tratarse. Para los síntomas que pueden presentar como lo es comezón, enrojecimiento, inflamación, existen gotas oculares que pueden dar alivio. Para poder obtener un tratamiento adecuado acuda con oculistas en Mérida.

Por su parte, la pingüécula también inicia en el área conjuntiva, su apariencia es distinta ya que estamos hablando de una protuberancia de color amarilla. Además, suele ser una acumulación de calcio, proteína o grasa. Esta tiene dos opciones, o convertirse en una carnosidad, o bien, continuar con su desarrollo y provocar síntomas más severos. De cualquier manera, está afectación es benigna, por supuesto, esto es así hasta que no esté afectado el campo de visión de la persona. Sin embargo, estos no suelen tener mucho crecimiento, por lo que solucionarse con una cirugía no es común. En cambio, los oftalmólogos en Mérida Yucatán lo que hacen es dar un tratamiento de gotas oculares para que lo síntomas sean controlados.

La pingüécula puede presentar síntomas como irritación, ojos secos, ojos enrojecidos, comezón. La única razón por la que se llegará a la cirugía con el padecimiento es cuando estos signos son muy intensos no se puede llegar a una mejoría con el tratamiento recetado.

Es importante recordar que ninguna de ambas afectaciones representa un peligro para la persona, eso sí, hay que puntualizar que, si no se trata adecuadamente o a tiempo, la carnosidad puede llegar a desarrollar astigmatismo debido a que la córnea sufre cambios.

Para que estas afectaciones no crezcan se suele recetar gotas a fin de mantener adecuadamente lubricado los ojos. En el caso de llegar a necesitar operación esta es ambulatoria además tiene una duración corta de aproximadamente media hora. Después de una intervención ocular de este tipo la persona debe tener cuidados posteriores como el uso de un parche para proteger su ojo este de permanecer almeno dos días después de la cirugía.

Cuando el tratamiento haya dado resultados y el crecimiento haya sido controlado o retirado según el caso, la persona debe tener precauciones y aunque una vez que este tipo de afectación se resuelva es normal que puedan volver a surgir. Por lo tanto, habrá que realizar algunos cambios que ayudará a prevenir su recurrencia. Debe prestar atención y cuidado por sus ojos de la luz ultravioleta, si tiene ojos secos estará en tratamiento para contrarrestar esta situación.

El uso de lentes para sol se vuelve muy importante, pues estará protegiendo del sol, polvo y cualquier suciedad que pueda invadir sus ojos. Esto se vuelve importantísimo sobre todo si tiene un trabajo al aire libre o es de las personas que le encanta realizar actividades o ejercicios en zonas abierta. Para atender estas y otras enfermedades oculares vaya con la Dra. Eli Esparza, médico oftalmólogo. Hablé al número (999) 481 9244 para agendar cita, si tiene alguna emergencia pude marcar el teléfono (999) 357 1910.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.