Sabe la diferencia entre glaucoma y catarata

Sabe la diferencia entre glaucoma y catarata

Conforme vamos cumpliendo años y nos volvemos mayores la funcionalidad de nuestros ojos pierden fuerza y es posible que podamos contraer distintas enfermedades oculares, sobre todo si contamos con herencia que nos condiciona. Esto puede ser preocupante ya que puede pensarse que si tiene una enfermedad entonces es posible que pronto sus ojos se deterioren más y aparezca otra. A fin de estar tranquilo debe permanecer en consultas con oftalmólogos en Mérida para que chequen periódicamente su visión sobre todo si tiene cierta edad o está en factor de riesgo.

La Dra. Eli Esparza es una médico oftalmólogo comprometida con la salud visual de sus pacientes, está a la vanguardia en los temas de oftalmología, y con el objetivo de dar trato amable y profesional. Se preparó en el Posgrado de Alta especialidad en Oftalmología pediátrica para ser una profesional con más experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares en la infancia y estrabismo. Como especialista en oftalmología, cuenta con gran experiencia en el tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades de los adultos, como cataratas, pterigiones, glaucoma y enfermedades de la retina.

Aspectos que considerar para identificar cataratas y glaucoma

Dos de las enfermedades más comunes en los adultos mayores son el glaucoma y las cataratas, estas son dos diferentes afectaciones oculares. Aunque es verdad que para ambas condiciones la edad, la cuestión genética, así como haber sufrido algún trauma ocular son factores de riesgo, sin embargo, aquí la cuestión es que si padece uno de ellos esto no quiere decir que entonces también va a tener el otro, es decir, el presentar síntomas no provoca el desarrollo de la otra enfermedad. De cualquier manera cuando tenga síntomas o vea problemas en su visión, vaya cuanto antes con oftalmólogos en Mérida Yucatán para que le realicen un diagnóstico preciso.

Es muy importante recibir un tratamiento, porque al tener alguna de estas enfermedades sin tratamiento puede derivar en ceguera. Es verdad que estas enfermedades progresarán lentamente a pesar de un tratamiento, pero se pueden controlar para prevenir una ceguera total.

Ahora bien, es bueno identificar cómo es cada enfermedad, de esta manera podrá tener precauciones y más tranquilidad pues sabrá con lo que se enfrente. Por la parte de la catarata, entendemos que es una enfermedad que daña el cristalino del ojo, lo que hace es que se oscurezca y se vuelva opaco, por lo tanto, la luz que debería llegar a la retina no puede filtrarse. Por ello los problemas visuales se vuelven presentes, los colores pierden su brillo y, debido a la pérdida de visión, se complica realizar actividades, como manejar en la noche.

Cuando uno se vuelve más grande y si a lo largo de su vida sus ojos han padecido algún trauma o afectación, también repercutirá en su visión. Es posible que su lente tienda a dañarse y la aparición de manchas causarán problemas, como borrosidad, enfocar correctamente, entre otras. No espere a que esto se agrave, vaya con su oculistas en Mérida para una revisión integral y un tratamiento.

Por lo tanto, si a lo largo de su vida tuvo afectaciones tales como miopía, hipermetropía o astigmatismo, es posible que las cataratas aparezcan. Estas suelen aparecen entre los 40 y 50 años, el tratamiento hasta el día de hoy es la cirugía, de cualquier manera esto no quiere decir que la necesitará inmediatamente después de ser diagnosticado. Hay que estar en revisión y estar consiente que cuando se diagnostica una catarata en un ojo suele ser regla que pasado un tiempo el otro también desarrolle la afectación.

Por el otro lado el glaucoma abarca un grupo de enfermedades degenerativas la cuales son progresivas, éste causa daño en el tejido nervioso del ojo (nervio óptico) y causa que la visión se dañe de forma paulatina disminuyendo la visión hasta llegar a la ceguera. Es por eso por lo que aunque no tenga algún síntoma lo adecuado es revisarse anualmente con  oftalmólogos en Mérida para que pueden darle un tratamiento y seguimiento adecuado.

Pueden presentarse dos diferentes tipos de glaucoma: el primario de ángulo abierto que aparece de forma lenta y va acompañado de síntomas casi insignificantes. Su aparición suele detectarse hasta que ya se ha dado una disminución considerable de la visión. Por ello los chequeos frecuentes son necesarios, ya que de esta manera podrán percatarse a tiempo que padece de esta enfermedad.  La edad y los problemas en el drenaje de los ojos suelen ser los responsables de este tipo de glaucoma, puesto que la presión del ojo aumenta y causa daños irreparables.

El segundo tipo es el glaucoma agudo de ángulo cerrado, no es tan común como el primero; sin embargo, cuando aparece lo hace de forma repentina haciendo que la presión de ojo aumente de manera inmediata. Aquí lo síntomas son significativos y pueden ser: visión borrosa, ojos rojos, dolor intenso, náuseas, malestar ocular, entre otros. Es importante actuar inmediatamente, pues la visión está en peligro y puede perderse en poco tiempo. Esto suele aparecer después de haber sufrido algún trauma ocular que provoque algún bloqueo en el drenaje del ojo. También la edad juega un factor de riesgo.

Las cataratas pueden tratarse con cirugía ambulatoria en donde el cristalino es remplazado. Por supuesto, antes de realizar esta intervención es necesario ver cuál es el progreso de tal enfermedad. Se recomendará hacer cambios significativos en el estilo de vida, sobre todo en la dieta, siempre tan importante en el impacto de la salud, así como dejar de fumar y beber bebidas alcohólicas.

En cuanto al glaucoma, existen varias opciones de tratamiento entre procedimientos láser y cirugía que se llevan a cabo después de haber pasado por un tratamiento de medicamentos. Esta afección sí puede controlarse y evitar su desarrollo gracias a medicamentos, pues están destinados a minimizar la presión del ojo. A lo largo de la enfermedad los medicamentos pueden ir variando esto dependerá de la progresión y de la presión del ojo.

Cualquiera que sea su padecimiento es importante que acuda con la Dra. Eli Esparza, una de las mejores oftalmólogos en Mérida. Para agendar cita, llame al número (999) 481 9244, si tiene alguna emergencia puede marcar el teléfono (999) 357 1910.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.