¿Qué es la cirugía refractiva LASIK?

¿Qué es la cirugía refractiva LASIK?

Los oftalmólogos en Mérida, Yucatán ofrecen una alternativa quirúrgica para el tratamiento de defectos de visión, como la cirugía refractiva. El procedimiento permite mejorar o corregir la visión de personas con miopía, hipermetropía y astigmatismo y reducir o eliminar la necesidad de utilizar gafas o lentes de contacto.

Actualmente se dispone de diferentes técnicas quirúrgicas que permiten hacer un ajuste en la capacidad de visión a través de un moldeado de la córnea. A este tipo de técnicas se les conoce como refractivas y la más común es la LASIK (Laser Assisted in Situ Keratomileusis) o Queratomileusis in situ asistida por láser, en la que se utiliza un haz de luz enfocado en un punto para modificar la forma de la córnea.

En pacientes con miopía, las técnicas de cirugía refractiva reducen la curvatura de la córnea cuando es demasiado puntiaguda, lo que ocasiona que la capacidad de enfoque del ojo disminuya. De esta manera, las imágenes que se enfocan frente a la retina por una curva empinada de la córnea se empujan más cerca o directamente a la retina después del procedimiento quirúrgico, mejorando así la visión.

Por otro lado, para el astigmatismo las técnicas de cirugía refractiva empleadas moldean las porciones irregulares de la córnea para hacer su superficie más suave y simétrica. Como resultado, las imágenes se pueden enfocar claramente en la retina y se elimina la distorsión generada por las formas irregulares de la córnea que dispersan la luz.

¿Cuándo se indica?

Una cirugía refractiva se recomienda a aquellas personas que buscan disminuir su dependencia a lentes de contacto o anteojos. Sin embargo, es importante que cuenten con buena salud ocular y que conozcan los pormenores del procedimiento, que incluye los riesgos que implica y el tipo de cuidados requeridos para su recuperación. De igual manera se requiere que el error refractivo sea considerado adecuado para la cirugía por los oftalmólogos en Mérida, Yucatán.

Para seleccionar el método es necesario que el oculista realice un examen minucioso sobre su caso. A partir de la información recabada se les podrá recomendar el procedimiento más adecuado para ustedes.

¿Cómo funciona la cirugía LASIK?

Para una adecuada visión, los rayos de luz tienen que viajar por la córnea y el cristalino, elementos encargados de refractar la luz para que llegue a la retina, que convierte las luz en señales que en el cerebro son traducidas a imágenes. En caso de que la forma de la córnea o el cristalino impidan que la luz se refracte correctamente se presentan errores de visión.

A través del procedimiento LASIK se puede cambiar la forma de la córnea para mejorar el enfoque de la luz en la retina. Esta cirugía es adecuada para el tratamiento de miopía, hipermetropía y astigmatismo. Si la cirugía es exitosa, el paciente puede disminuir el uso de anteojos o de lentes de contacto e incluso prescindir de ellos por completo.

¿Quién puede operarse?

Un buen candidato para someterse al procedimiento LASIK es aquel paciente mayor de edad que no haya presentado muchos cambios en su prescripción ocular en el último año y que tenga un error refractivo que pueda tratarse con este método. Las córneas de los pacientes candidatos deben estar saludables y gruesas. Es importante que antes de decidir someterse a la cirugía sepan qué expectativas realistas pueden tener.

Las personas que no son consideradas buenas candidatas para el LASIK son las que tienen errores refractivos inestables o cambiantes, niveles extremos de miopía, hipermetropía o astigmatismo o un caso grave de ojos secos. Tampoco son buenos candidatos quienes tienen córneas muy delgadas, enfermedades o abrasiones en la córnea, queratocono, glaucoma avanzado, cataratas que afectan la visión, antecedentes de algunas infecciones oculares o diabetes no controlada. A las mujeres embarazadas o en lactancia y a los pacientes con historia de formación de queloides no se les recomienda este tipo de tratamiento.

Para determinar si son buenos candidatos para el procedimiento LASIK, los oftalmólogos en Mérida les harán un examen de ojos para revisar su salud general, les medirán su córnea y el tamaño de la pupila así como el error refractivo. En algunos casos también se les medirá la calidad y cantidad de lágrimas para descartar un problema de ojos secos.

Si se determina que son buenos candidatos, antes de la cirugía el oftalmólogo hablará con ustedes sobre sus necesidades de visión según su estilo de vida y las expectativas realistas del tratamiento. En este punto es importante mencionar que el LASIK puede permitirles realizar la mayoría de sus actividades normales sin el uso de lentes correctivos, pero es posible que tengan que usarlos para ciertas actividades, como leer o manejar un automóvil.

¿En qué consiste el procedimiento?

El LASIK se hace de manera ambulatoria y para comenzar se les aplica anestesia con gotas oftálmicas, se les coloca un espéculo para impedir el parpadeo y un anillo de succión para evitar el movimiento del ojo. Ustedes sentirán una presión similar al que experimentan al apoyar un dedo sobre el párpado. En esta fase del procedimiento su visión se volverá más tenue o verán todo oscuro.

Posteriormente, con un láser o un dispositivo llamado microquerátomo, los oculistas en Mérida hacen una solapa del espesor de un papel dentro de la córnea para levantarla y doblarla hacia atrás. Con esto se empieza a remodelar la córnea con el láser, que previamente se programa con las medidas de su ojo. Al finalizar el remoldeo, el especialista vuelve a colocar la solapa en su posición original y alisa los bordes.

Después del procedimiento les coloca un protector sobre el ojo mientras sana y les indica el uso de gotas especiales para reducir la sequedad y acelerar la curación del ojo.

¿Es un procedimiento riesgoso?

Al igual que cualquier procedimiento quirúrgico, la cirugía refractiva tiene sus riesgos y los pacientes pueden presentar de manera temporal o permanente algunos efectos secundarios. Estos incluyen dolor o malestar en los ojos, visión borrosa o nublada, comezón, deslumbramiento, sensibilidad a la luz, anillos de luz alrededor de las luces y manchas rojas o rosas de sangre que desaparecen gradualmente.

Otros riesgos, mucho menos frecuentes, son infecciones, empeoramiento de la visión y ceguera. Además, podría presentarse una hipercorrección o hipocorrección, problemas que pueden mejorarse con otra cirugía o con el uso de anteojos o lentes de contacto.

Si ustedes buscan oftalmólogos en Mérida, Yucatán para someterse a una cirugía refractiva que les permita mejorar su visión, la Dra. Elizabeth Esparza es una de las mejores opciones por su alta especialidad y experiencia. Los invitamos a contactarnos al teléfono (999) 481 9244 para agendar una cita, con gusto los atenderemos.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.