Lo que necesitan saber de la operación de cataratas en Mérida

 

A partir de los cuarenta a cincuenta años, la mayoría de las personas es probable que comiencen a desarrollar un padecimiento oftalmológico conocido como cataratas. Una catarata es un enturbiamiento del lente interior del ojo, que causa una pérdida de visión degenerativa, y que cuando ha avanzado demasiado no puede corregirse con anteojos ni lentes de contacto, sino que se debe optar por una operación de cataratas en Mérida.

Si bien este padecimiento puede sonar alarmante, en la actualidad los procedimientos quirúrgicos habitualmente pueden restaurar la visión perdida y frecuentemente puede también reducir la dependencia a los anteojos. La mayoría de las cataratas están relacionadas con el proceso de envejecimiento natural, y más de la mitad de la población mayor a los 70 años las ha desarrollado en uno o ambos ojos a cierto nivel.

operacion-de-cataratas-en-merida

No existe un tratamiento que pueda evitarlas, aunque sí se pueden seguir ciertos hábitos para evitar que avancen con rapidez y conservar una buena calidad de visión por más tiempo. Hoy en día, en las cirugías de cataratas, el lente ubicado en el interior del ojo que se ha enturbiado es extraído y se reemplaza con un lente artificial, al cual se le conoce como lente intraocular, o IOL por sus siglas en inglés; el cual se encarga de restaurar la visión clara.

En general, la operación de cataratas en Mérida es un procedimiento que se realiza de manera ambulatoria y no requiere de ser internados. En la mayoría de los casos se usa un dispositivo de ultrasonido de alta frecuencia, que quiebra el lente enturbiado en pequeños pedazos, para luego ser extraídos del ojo cuidadosamente mediante la succión.

A este procedimiento se le conoce como facoemulsificación, y se realiza con incisiones más pequeñas que las de las técnicas quirúrgicas anteriores para la extracción de cataratas, lo que favorece una curación más rápida y reduce el riesgo de complicaciones, como puede ser el desprendimiento de retina.

Una vez que todos los restos del lente enturbiado son retirados del ojo, el cirujano oftalmólogo inserta el lente intraocular transparente de forma estable detrás del iris y la pupila, en le mismo lugar que ocupaba el lente natural. En algunos casos especiales se puede colocar por delante del iris y de la pupila, pero es menos común. Luego de que el cirujano finaliza el procedimiento de implante, cierra la incisión del ojo y coloca sobre él un protector para el cuidado en las primeras etapas de la recuperación de la operación.

Otro método para realizar la cirugía es con el uso de un dispositivo láser de femtosegundo, similar a los láseres utilizados para crear el colgajo corneal. Estos dispositivos se han popularizado en los últimos años, ya que reduce la necesidad de escarpelos y otros tipos de instrumentales quirúrgicos de uso manual. La cirugía de cataratas asistida por láser es relativamente nueva, por lo que su costo puede aumentar significativamente, pero tiene mejores resultados, puesto que los láseres mejorar la precisión durante algunas etapas de la cirugía de cataratas.

Preparación para la cirugía de cataratas

Antes de una operación de cataratas en Mérida, el oftalmólogo tiene que llevar a cabo un examen ocular minucioso para comprobar la salud general de sus ojos. En este examen determinará si existe alguna razón por la que ustedes no deberían someterse a la intervención, e identificar los diversos factores de riesgo que puedan existir.

También se deben llevar a cabo exámenes de refracción para que se determinen en forma precisa el grado de miopía y/o astigmatismo que tienen antes de la cirugía. Estas medidas son esenciales para ayudar a los cirujanos a seleccionar el tipo adecuado del lente intraocular y brindarles la mejor visión posible después de la intervención.

En la actualidad existen muchos tipos de lentes intraoculares entre los que se pueden elegir en función de necesidades específicas. Algunos están diseñados para la corrección de la miopía y la visión de lejos, algunos otros puedes corregir el astigmatismo. Si ustedes no tienen inconveniente en usar anteojos después del procedimiento, habitualmente se usa un lente monofocal.

Con un lente intraocular monofocal, solamente necesitarán usar anteojos para lectura parcialmente en el día posteriormente a la cirugía, pero si se necesitan anteojos con receta, su oftalmólogo les indicará anteojos nuevos para usar aproximadamente un mes después de la cirugía.

En caso de que quieran ser menos dependientes de los anteojos después de la operación de cataratas en Mérida, una forma de corregirlas es el uso de lentes intraoculares especiales que tienen un diseño más avanzado, conocidos como multifocales. Los cuales están diseñados para proporcionar un rango mayor de visión después de la cirugía de cataratas.

Es importante que tengan en cuenta que no todas las personas son candidatos para usar lentes especiales, por lo que no siempre podrán corregir su visión sin el uso de anteojos. De igual manera, estos lentes pueden aumentar el costo total del procedimiento, puesto que no siempre se incluyen en los costos que cubren los seguros médicos.

Previamente a la cirugía, además de analizar los tipos diferentes de lentes, se les explicará qué esperar antes, durante y después del procedimiento. Esta información tiene como fin ayudarlos a tomar una decisión informada sobre si seguir adelante con la cirugía u optar por otras opciones para tratar de mejorar la visión, aunque en los casos más avanzados de cataratas, la operación es la única opción.

Si tienen preguntas o inquietudes sobre la cirugía, asegúrese de conversarlas con su oftalmólogo. Asimismo, informen a su oftalmólogo acerca de los medicamentos que está tomando, incluso los de venta libre. Algunos medicamentos y complementos pueden aumentar el riesgo de complicaciones durante y después la cirugía, y es posible que deban dejar de tomarlos por cierto periodo.

Para más información sobre la operación de cataratas en Mérida agenden una cita con la Dra. Eli Esparza especialista en oftalmología, que cuenta con gran experiencia en el tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades como cataratas, pterigiones, glaucoma y enfermedades de la retina. En nuestra clínica recibirán la mejor atención profesional con un trato amable y un equipo de primer nivel.