La prevención es la clave para evitar enfermedades visuales en los niños

La prevención es la clave para evitar enfermedades visuales en los niños

Son múltiples las patologías oculares que pueden afectar la salud visual de sus hijos, por lo que una detección temprana es fundamental para evitar daños permanentes y una influencia negativa en el proceso de aprendizaje. Es por ello que se hace énfasis en la importancia de que sus hijos visiten al oftalmólogo pediatra Mérida de manera periódica.

La primera revisión de la vista debe realizarse entre el nacimiento y el primer año de vida, para descartar determinados problemas visuales y hacer un seguimiento oportuno. Sin embargo, estas evaluaciones de la vista cobran aún mayor importancia si sus niños han sido prematuros ya que tienen el riesgo de desarrollar una enfermedad llamada Retinopatía del prematuro, la cual puede causar en sus fases más graves desprendimiento de retina, poniendo en riesgo la visión de nuestros niños.

Un artículo publicado en 2015 por una revista especializada determinó que un porcentaje elevado de los niños en edad preescolar ya presentan problemas de la vista y que no han sido diagnosticados de forma temprana. Alrededor del 70 por ciento de los menores de edad en los estados Unidos tienen afecciones de la vista con errores refractivos, es decir, padecen condiciones oculares, como hipermetropía, miopía o astigmatismo.

Los oftalmólogos en Mérida Yucatán opinan que, en el caso de que los problemas oculares de refracción persistan, los niños verán borroso en muchas situaciones, lo que dificulta el correcto desarrollo. De hecho, esto suele derivar en una condición que los psicopedagogos conocen como déficit de atención. Es por este motivo que hay que detectar a tiempo los problemas de la vista, porque pueden ser contraproducentes en los inicios de la etapa escolar. Además, la investigación asegura que el porcentaje de niños sometidos a revisiones antes de empezar sus estudios es muy bajo.

La gran dificultad que tienen los oculistas en Mérida al momento de diagnosticar los problemas visuales en los más pequeños radica en que, en la mayoría de las ocasiones, los niños no saben cómo expresar lo que les ocurre o no saben manifestar con palabras una descripción apropiada de lo que pueden o no visualizar durante un examen oftalmológico. De ahí que las pruebas visuales jueguen un rol tan esencial en el desarrollo.

Sus hijos podrían estar presentando deficiencias de la vista si hacen un guiño con los ojos para enfocar la vista, se frotan los párpados de manera repetitiva, presentan lagrimeo, parpadean más de la cuenta, tienen estrabismo, se acercan mucho a los libros para leer o ven la televisión muy de cerca, e incluso si se saltan líneas durante la lectura.

La doctora Elizabeth Esparza sabe que, para ustedes, sus hijos son un tesoro de inestimable valor, por eso los invita cordialmente a agendar una cita con ella, una profesional en oftalmología que podrá ofrecerles asesoría humana y certificada.