¿En que consiste la primera visita a los oftalmólogos para niños en Mérida?

¿En que consiste la primera visita a los oftalmólogos para niños en Mérida?

La primera visita a los oftalmólogos para niños en Mérida no debe confundirse con las pruebas pediátricas rutinarias. La primera consulta recibe el nombre de tamiz visual y debe hacerse lo más pronto posible en todos los casos, tengamos antecedentes familiares de alguna enfermedad en los ojos o no. Lo ideal es realizar el tamiz visual en el primer mes de vida, aunque de no ser posible se puede hacer en los primero 4 meses de vida. Si nuestro bebé fue prematuro, es muy importante realizar la primera valoración por el oftalmólogo pediatra a las 4 semanas de vida para prevenir la ceguera por retinopatía del prematuro.

Cuando un niño llega por primera vez a una consulta, lo que se lleva a cabo, en primer lugar, es crear un historial clínico completo del infante, con un apartado visual y ocular. Para ello, se deben establecer los antecedentes generales, tanto patológicos como no patológicos, la historia prenatal, perinatal y postnatal; así como se debe contemplar la historia médica familiar y de cómo se ha desarrollado el niño desde su nacimiento.

En esta primera visita o tamiz visual la oftalmólogo infantil en Mérida busca determinar la refracción o graduación de nuestro bebe para saber si es normal para su edad, examinar la visión binocular, los movimientos oculares y el seguimiento de los objetos, así como datos o comportamientos de baja visión. Posterior a esto se revisa con aparatos especiales la superficie ocular, para detectar enfermedades como cataratas congénitas, obstrucciones congénitas de la vía lagrimal, glaucoma o alguna formación anormal de la superficie. Después se colocan gotas en los ojos para dilatación pupilar, para poder revisar las partes mas internas como la retina, el nervio óptico y la mácula.

Los principales objetivos de estos exámenes es saber si los niños tienen errores de refracción para poder ser tratados, así como otras patologías comunes en la infancia, como el estrabismo. El desarrollo visual puede verse alterado por diferentes factores, como el desenfoque, la falta de transparencia en los tejidos oculares y la falta de alineamiento de los ejes visuales, como sucede en el estrabismo.

Las visitas con especialistas son fundamentales, puesto que cuando un niño tiene problemas de visión es raro que lo mencione, ya que no sabe cómo identificarlos, por ello deben estar pendientes a sus rutinas para detectar cualquier anomalía y llevarlos a revisiones periódicas, sobre todo durante la etapa previa a la edad escolar. Para realizar la primera evaluación de la salud visual de sus ojos pueden acudir con la Dra. Eli Esparza,   quien ayudará a sus hijos a mantener una buena salud visual. Agenden una cita por WhatsApp o vía telefónica.

Hacer un comentario