¿Cuáles son los problemas comunes en los ojos de los niños?

¿Cuáles son los problemas comunes en los ojos de los niños?

Tener ojos sanos es esencial para un buen desarrollo, por eso es importante que los niños sean examinados de forma temprana por oftalmólogos en Mérida, de esta manera podrán detectarse problemas visuales para tratarse a tiempo, a fin de prevenir un avance de las afectaciones oculares. Para poder atender a su hijo está la Dra. Eli Esparza, oftalmólogo, comprometida con la salud visual de todos sus pacientes, además posee una preparación de Posgrado de Alta especialidad en Oftalmología pediátrica.

Afectaciones comunes que atienden los oftalmólogos pediátricos

Son diversas las enfermedades que pueden afectar la visión de los niños, sin embargo, pueden detectarse a tiempo  a través de exámenes visuales realizados por Oftalmólogos para niños en Mérida que serán de gran ayuda para la prevención.

Ambliopía

Es la visión defectuosa en uno de los ojos, suele presentarse cuando existen ojos cruzados, o bien, cuando hay algún error de refracción ente los ojos. Es importante que se detecte esta situación, ya que, si no se da un tratamiento adecuado el ojo afectado puede sufrir un gran daño visual. Entre más temprano se trate la ambliopía habrá buenos resultados, por eso es importante realizar chequeos visuales a temprana edad.

Estrabismo

Aquí los ojos se encuentran desalineados y pueden moverse libremente en distintas direcciones. Hay que tener cuidado ya que si uno de los ojos tiene una desalineación severa puede devenir en una ambliopía. Sin embargo, cuando la afectación es detectada a tiempo puede corregirse.

Errores de refracción

Esto quiere decir que los ojos no son capaces de refractar la luz adecuadamente, por lo tanto, lo que se ve es borroso. Existen tres  tipos de errores de refracción comunes: el primero de ellos es la miopía, aquí se tienen problemas al momento de ver a distancia, esto puede solucionase con la implementación de lentes.

Otro de os errores es la hipermetropía, es fácilmente tratable también con lentes. Finalmente, está el astigmatismo, se ocasiona por una curvatura de la superficie  del ojo,  si provoca una visión borrosa entonces será necesario tratarse con lentes.

Retinopatía del prematuro

Es una afectación que se da en bebés prematuros, tiene una relación con la genética familiar, cuando se presenta es necesario que se realice un tratamiento de forma inmediata.

Ahora bien, dentro de las enfermedades que resultan a causa de la retinopatía se encuentran retinoblastoma, que no es otra cosa que un tumor maligno, y puede presentarse durante los tres primeros años.

Puede afectarse uno o los dos ojos, cuando esto pasa presentarán una pupila blanca y perdida visual. Es por eso que es importante que desde pequeño se lleve al niño al oftalmólogo infantil en Mérida, sobre todo si se tiene antecedentes de esta afectación en la familia.

Otras de las enfermedades que se presentan a causa de la retinopatía es la catarata infantil, es decir, cuando el lente del ojo se ve afectado y puede presentarse en recién nacidos. También está el glaucoma congénito, es verdad que esto son casos raros, pero puede deberse a causa hereditaria. El glaucoma se da cuando la presión del ojo es alta, y cuando sucede en bebés es producto de un desarrollo inadecuado de los canales de drenaje de los ojos. Sin embargo, puede darse tratamiento a través de medicamentos, o bien, por medio de cirugía.

Por ello, cuando se sabe que existen enfermedades visuales en la familia derivadas de cuestiones genéticas, lo mejor es llevar al niño con algún oftalmólogo infantil en Mérida desde una edad temprana a fin de poder detectarla cualquier afectación.

Si sabe que su hijo puede tener riesgo de enfermedades oculares, entonces llévelo a que le realicen los exámenes pertinentes. Deben ser hechos por oftalmólogos en Mérida, sobre todo cuando existen antecedentes familiares o el niño tiene anomalías muy evidentes.

La importancia de realizar exámenes oculares al niño

Durante el primer año del bebé es necesario que se le realice exámenes a fin de confirmar su salud ocular, esto es un chequeo de rutina. Ahora bien, cuando crezca un poco más, alrededor de los tres años, de nueva cuenta es necesario realizar un examen para comprobar su salud visual, también es recomendable que se realice pruebas de agudeza visual.

Cuando el niño tenga aproximadamente cinco años, entonces será necesario que se haga un examen para revisar su alineación visual. Pasada esta edad las personas alrededor del niño, como padres y maestros, pueden estar al pendiente si ven algún comportamiento irregular, como dolor de cabeza o un esfuerzo visual, o si el niño tiene que entrecerrar los ojos para poder ver mejor.

De cualquier manera, si es algún estudio se ha encontrado afectación y se ha dado tratamiento como el uso de lentes, el niño debe ir periódicamente a realizarse chequeos a fin de poder dar un monitoreo o detectar cambios en su visión.

Ahora bien, habrá ciertos comportamientos que verá en su hijo que le darán indicaciones o sospechas que es necesario que se le realicen pruebas oculares a fin de detectar de forma temprana alguna enfermedad y poder prevenir un desarrollo que afecte de manera permanente su visión.

Algunas de las señales que el niño puede dar es frotarse los ojos de forma recurrente, presentar sensibilidad a la luz de forma intensa, no puede tener un seguimiento visual hacia un objeto de forma eficiente, presentar un enfoque deficiente o la alineación en sus ojos será de forma anormal, esto será evidente después de haber pasado los primeros seis meses de vida.

Otra señal de necesitar un chequeo inmediato son los ojos enrojecidos de forma crónica y lagrimeo constante; también es importante checar si su pupila esta blanca. Cuando el niño ya está un poco más grande y ha entrado a la escuela, habrá otros síntomas o señales que deben considerarse, como no tener la capacidad de poder observar objetos cuando se encuentran distanciados, no poder leer bien lo que el maestro escribe en el pizarrón o batallar mucho para leer.

Ahora ya sabe, para un chequeo oportuno acuda con los oftalmólogos en Mérida, como la Dra. Eli Esparza, tiene una amplia experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares infantiles. Agende una cita al teléfono (999) 481 9244.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.