Conozcan los test visuales más comunes en oftalmología pediátrica

Conozcan los test visuales más comunes en oftalmología pediátrica

La realización de un test visual en la población adulta es un procedimiento muy sencillo e indoloro, ya que los pacientes poseen la capacidad de comunicarse fácilmente e interactuar, pero, en el caso de los niños, esta evaluación exploratoria puede representar un desafío para los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán. Determinar si los niños padecen alteraciones de la visión es algo que se recomienda hacer en edades muy tempranas; de hecho, el primer examen de la vista se lleva a cabo justo después de nacer, porque, en caso de que se diagnostique alguna enfermedad, la detección temprana puede ayudar a establecer el tratamiento más eficaz para corregirla.

Los test de visión en pacientes pediátricos los deben llevar a cabo oftalmólogos para niños en Mérida que dispongan de las herramientas y los conocimientos oportunos para interactuar con ellos, como la doctora Elizabeth Esparza, cirujano oftalmólogo de amplia trayectoria profesional que puede brindarles la atención profesional y humana que sus hijos necesitan. Y es que los exámenes de la vista infantiles tienen que ser rápidos y divertidos, de manera que los pequeños no pierdan la concentración.

Es menester que los especialistas a cargo evalúen las respuestas de los niños; además, resulta imperativo que sepan leer entre líneas y analizar los gestos que hagan los pacientes durante la revisión oftalmológica. Cuando se trata de niños, a veces es más importante lo que hacen que lo que dicen.

Para la evaluación de la salud ocular, hay muchos test que determinan la agudeza visual, pero, los que les presentamos a continuación, son los de uso más frecuente.

  1. Test de preferencia visual. Este examen está indicado para pacientes muy jóvenes; suele llevarse a cabo en niños entre los 6 meses y los 2 años de edad; por lo tanto, es muy probable que se realice durante la primera revisión de la vista. Consiste en enseñar a los niños unas láminas que tienen líneas blancas y negras sobre un fondo gris. Las franjas son cada vez más finas, por lo que llega un momento en que dejan de seguirlas con la mirada. Los oftalmólogos pediatras deben observar a los pacientes a través de un orificio, para comprobar que siguen con la mirada la secuencia de imágenes. Cuando los bebés giran la cabeza, se puede determinar la agudeza visual.
  2. Test HOTV. Se trata de un test visual especialmente indicado para los niños. El procedimiento guarda similitud con el test de los adultos, pero en este caso, en lugar de tener que decir las letras, se les da una cartilla en los que ellos tienen que señalar la figura o letra que ven, sin necesidad de saber cómo se llama.

Confíen en la doctora Elizabeth Esparza para la salud visual de sus hijos, ya que es una especialista altamente capacitada para atenderlos. Pónganse en contacto con nosotros a través de los medios disponibles en el sitio web.