¿Cómo es el tratamiento para la ambliopía?

¿Cómo es el tratamiento para la ambliopía?

Una de las razones más frecuentes de visita a oculistas en Mérida por pacientes infantiles es la reducción de la visión en un ojo. Este padecimiento, conocido comúnmente como “ojo perezoso”, recibe el nombre clínico de ambliopía y es causado por una anomalía en el desarrollo visual en los primeros años de vida, lo que ocasiona que el ojo más débil presente una desviación ya sea hacia adentro o hacia afuera.

Para que nuestros visitantes conozcan más acerca de la ambliopía y cuenten con información que les permita detectarla, dedicaremos esta publicación en el blog de la Dra. Eli Esparza, oftalmóloga con una amplia experiencia y especializada en oftalmología pediátrica, a presentarles los signos y síntomas que caracterizan el padecimiento, así como las opciones de tratamiento disponibles actualmente.

La ambliopía por lo regular se presenta entre el nacimiento y los siete años y afecta únicamente un ojo, aunque en algunos casos puede llegar a presentarse en ambos, y es considerada la principal causa de pérdida de visión en niños. Con un tratamiento adecuado se pueden evitar las complicaciones de este padecimiento y para ello resulta fundamental tener un diagnóstico oportuno, el que sólo se puede obtener si se presta atención a la presencia de signos y síntomas en los pequeños.

Síntomas del ojo perezoso detectados por los oculistas en Mérida

Los síntomas y signos del ojo perezoso incluyen:

  • Desviación de un ojo hacia adentro o hacia afuera.
  • Ojos que en apariencia funcionan de manera descoordinada.
  • Poca percepción de profundidad.
  • Inclinación de la cabeza
  • Ojo entrecerrado o cerrado
  • Resultados anormales de exámenes de la visión.

En este punto es importante mencionar que si bien, el ojo perezoso puede identificarse por su desviación, la ambliopía no siempre se acompaña por esta y un examen ocular resulta imprescindible para identificar el problema.

La recomendación es consultar a un oftalmólogo infantil en Mérida si han detectado que uno de los ojos de sus hijos se desvía durante las primeras semanas de vida, en especial cuando se tienen antecedentes familiares de estrabismo, cataratas u otro tipo de enfermedades oculares, en cuyo caso tener un control de la visión será necesario para reducir los riesgos de que los niños presenten problemas a futuro.

De igual manera se recomienda que todos los pequeños de entre tres y cinco años se sometan a exámenes oculares completos de manera periódica para detectar oportunamente cualquier tipo de problema.

La ambliopía se desarrolla a partir de anomalías en las experiencias visuales del niño desde edad temprana, lo que origina un cambio en las vías nerviosas que se encuentran ubicadas entre la retina y el cerebro. Esto ocasiona que el ojo con mayor debilidad reciba menos señales visuales, lo que con el tiempo deriva en una disminución en la capacidad de los ojos para funcionar juntos, dando como resultado que el cerebro suprima o ignore los estímulos captados por el ojo débil.

Entre las causas más comunes que se encuentran relacionadas con el ojo perezoso se encuentra el estrabismo, la anisometropía refractiva y la privación. Por un lado, el estrabismo es un desequilibrio muscular que provoca que los ojos se desvíen o se crucen, por lo que no funcionan de manera coordinada.

Por su parte, la asimetría refractiva es una diferencia en la nitidez de la visión entre los dos ojos, ya sea ocasionada por una miopía o astigmatismo; en general cuando ocasiona ojo perezoso se encuentra combinada con estrabismo. Por otra parte, la privación es la falta de visión clara en un ojo ocasionada por múltiples problemas, entre ellas la presencia de cataratas y, si en estos casos la ambliopía no es tratada adecuadamente, puede avanzar a un problema de visión más grave.

¿Cómo se diagnóstica la ambliopía?

Para el diagnóstico de la ambliopía es necesario acudir con una oftalmólogo pediatra Mérida, como lo es la Dra. Eli Esparza, quien se encargue de realizar una revisión médica de la salud ocular y un examen minucioso para detectar estrabismo, diferencias de visión en los ojos o bien, visión deficiente en ambos ojos.

Durante la revisión se suelen emplear gotas para dilatar los ojos y métodos específicos según la edad de los pequeños. En niños que se encuentran aún en una etapa preverbal se puede usar un instrumento de aumento con luz para la detección de cataratas, así como pruebas que son de utilidad para evaluar la capacidad de los pequeños para fijar la mirada y seguir con sus ojos un objeto en movimiento. En los niños mayores de tres años se pueden usar pruebas con letras o imágenes para evaluar la visión cubriendo un ojo para examinar el otro.

Si el diagnóstico se confirma, se indicará un tratamiento especial según la causa que origina el ojo perezoso y el nivel de afectación de la visión por la enfermedad. Entre los tratamientos posibles se encuentran:

  • El uso de lentes de corrección para problemas como miopía, hipermetropía o astigmatismo, si se encuentran relacionados con la causa del ojo perezoso.
  • El uso de parches oculares, para estimular el uso del ojo debilitado.
  • Un filtro de Bergenter, que se coloca sobre el ojo más fuerte desenfocando su visión para estimular al ojo debilitado.
  • El uso de colirios, un medicamento que desenfoca temporalmente la visión del ojo más fuerte para propiciar el uso y fortalecimiento del ojo debilitado.
  • La cirugía, recomendada cuando los ojos del pequeño se separan o se cruzan.

Con la cirugía es posible hacer una reparación de los músculos oculares, así como tratar cataratas o atender los párpados caídos, los que también pueden dificultar una correcta visión. Finalmente existen otros tratamientos basados en realizar ciertas actividades, los que por lo regular se indican de manera complementaria a los que ya hemos mencionado.

En futuras publicaciones en este blog hablaremos a mayor detalle sobre el tratamiento para la ambliopía y otras condiciones que afectan especialmente a los pacientes más pequeños.

Les recordamos que si buscan los servicios de oculistas en Mérida especializadas en la atención de niños, la Dra. Eli Esparza es una de sus mejores opciones. Una de las mejores médico oftalmólogos en Mérida comprometida con mantenerse siempre actualizada y a la vanguardia, ofrece un trato profesional y amable para atender enfermedades oculares en la infancia, problemas de desarrollo visual y estrabismo.

Además, cuenta con una amplia experiencia en tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades de adultos, como cataratas, glaucoma, pterigiones y enfermedades de la retina. Para solicitar información detallada acerca de sus servicios o si gustan agendar una cita, no duden en ponerse en contacto con nosotros al teléfono (999) 481 9244, con gusto los atenderemos.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.