¿Cómo detectar a tiempo los problemas de visión en los niños?

¿Cómo detectar a tiempo los problemas de visión en los niños?

La gama de problemas visuales que puede impedir un correcto desarrollo en los niños es abismal. Por regla general, al nacer se practica un examen visual por parte de oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán, con la finalidad de comprobar que no existan afecciones congénitas, cataratas, problemas estructurales o infecciones en los ojos, como conjuntivitis; sin embargo, es más adelante cuando se evalúa la visión de los niños por medio de pruebas específicas. A medida que sus hijos crecen, conviene que permanezcan muy atentos a cualquier signo de problemas.

En los casos en los que no se detectan problemas infantiles de visión, la recomendación es realizar un examen ocular a los 3 años de edad y, si todo va bien, la siguiente consulta oftalmológica quedaría programada para los 5 años. A partir de esa edad, los exámenes visuales deberían ser anuales.

Algunos de los problemas oculares más comunes en los niños son los defectos refractivos, como la hipermetropía, que cuando es muy elevada les puede causar una mala visión; la miopía, que consiste en la incapacidad para ver bien de lejos; y el astigmatismo, una visión irregular. De hecho, la hipermetropía se puede llegar a considerar normal durante el desarrollo visual; no obstante, hay otras condiciones de salud de los ojos que pueden aparecer en los niños, como el daltonismo, una ceguera al color que ocurre cuando los colores no pueden ser vistos de manera normal; el estrabismo, una falta de paralelismo de los ojos; e incluso la ambliopía u ojo vago, que es la falta de visión de un ojo anatómicamente normal y que viene ocasionada por una falta de uso del mismo durante la etapa de desarrollo visual.

Los oftalmólogos en Mérida consideran que cualquier afección infantil de los ojos puede mostrar síntomas parcialmente claros, que indican que algo no va bien. Si sus bebés no enfocan la mirada, mueven los ojos de manera extraña, se frotan los párpados constantemente o tienen temblores oculares, es posible que padezcan algún problema de la vista.

Por otro lado, cuando los niños son mayores y se quejan de visión distorsionada o van mal en la escuela, además de ver muy de cerca el televisor o pasar horas frente a una pantalla de un dispositivo digital, es importante que visiten a los oculistas en Mérida para comprobar si existe alguna alteración.

La doctora Elizabeth Esparza es la especialista en salud ocular que ustedes necesitan para la atención de sus hijos, pues cuenta con la certificación profesional, la experiencia y la calidad humana para brindarles el mejor servicio. Visiten hoy su sitio web para que puedan comunicarse con ella.