http://elizabethesparza.com/cirugia-de-estrabismo-en-merida/1

El estrabismo es una condición oftalmológica que generalmente se presenta desde el nacimiento o en los primeros años de vida, y que consiste en la falta de alineación de un ojo con respecto al otro. Esta falta de alineación puede ser en sentido horizontal, ya sea hacia afuera o hacia adentro; puede presentarse en sentido vertical, hacia arriba o hacia abajo, o manifestarse en algunas posiciones específicas de la mirada (por ejemplo arriba y adentro, o en la mirada hacia arriba, etc.). Así mismo existen algunos síndromes específicos de estrabismo y otros tantos que se relacionan a la presentación del mismo. El estrabismo tiene un mundo muy diverso lleno de opciones de tratamiento, algunas veces con lentes, otras veces con cirugía de estrabismo en Mérida, o también es posible tener que utilizar una combinación de opciones para que logremos hacer que el estrabismo deje de ser notorio y en algunas ocasiones imperceptible.

Es muy importante valorar adecuadamente al paciente y clasificarlo en el tipo específico de estrabismo, ya que de esto depende el mejor tratamiento que se le pueda ofrecer, puesto que nosotros no podemos decidir si el paciente va a mejorar con lentes o con cirugía de estrabismo en Mérida, cada tipo de estrabismo tiene su propio tipo de tratamiento.

Las graduaciones de hipermetropía elevadas son las que en ocasiones se relacionan con las desviaciones oculares hacia adentro, cuando tenemos estos casos podemos ofrecer un tratamiento con lentes. El nombre de estas desviaciones son endotropias acomodativas y generalmente se presentan posterior a los seis meses de vida de los bebés, notándose más en la mirada de cerca. Lo que sucede en estos casos es que los ojos hacen mucho “esfuerzo” por enfocar las cosas para compensar su graduación y hacen una desviación de uno o ambos ojos hacia adentro. En estos casos podemos tener un excelente resultado con el uso de lentes y no necesitar de tratamiento quirúrgico.

En otros casos de desviaciones hacia adentro, que se catalogan como “endotropias no acomodativas”, el uso de lentes no está relacionado a la desviación y no podemos ofrecer un tratamiento conservador con lentes. Es en esos pacientes en los que una cirugía de estrabismo en Mérida puede darnos excelentes resultados y ser la opción para ayudar a mejorar la apariencia de desviación de nuestro paciente.

Durante este procedimiento, dependiendo del caso, se puede hacer operación en dos o más músculos extraoculares, siempre intentando manipular la menor cantidad de músculos. El objetivo de la cirugía de estrabismo en Mérida es debilitar los músculos que funcionan como ligas, y que están jalando en exceso los ojos hacia adentro. Al lograr un adecuado debilitamiento, los ojos consiguen tener una alineación normal o lo más cercano al centro.

De la misma forma el estrabismo o desviaciones oculares pueden presentarse hacia afuera y reciben el nombre de “exotropias”. Este tipo de desviaciones tienen un comportamiento diferente a las endotropias, es menos común que se relacionen al uso de lentes y tienen un inicio más insidioso y de forma intermitente. En un principio generalmente tienen periodos breves de desviación que generalmente se presentan en las mañanas al despertar o cuando el paciente está muy cansado, en estados de euforia o cuando se enferma; en algunas ocasiones puede pasar desapercibido en un principio hasta que la desviación se va haciendo más constante o de una mayor magnitud.

Otra sintomatología que puede dar este tipo de desviación es que el niño se cierra un ojo o se talla un ojo con mucha frecuencia y mucha molestia con la luz. En algunas ocasiones estas desviaciones se mantienen de poca constancia y rara vez son perceptibles, pero en otras, cuando la desviación se presenta de una manera más constante y se vuelve evidente es muy importante hacer la corrección mediante la cirugía de estrabismo en Mérida. Este tipo de estrabismo rara vez se relaciona al uso de lentes, y en general debe de ser corregida por medio de una operación, la cual consiste en debilitar los músculos de los ojos, llamados músculos extraoculares, que se encargan del movimiento de ojo hacia afuera; al lograr este debilitamiento se logra la alineación normal entre ambos ojos.

cirugia-de-estrabismo-en-merida2

No hay una regla en cuanto a la edad para realizar esta cirugía, más bien depende del tipo de manifestaciones que tenga el paciente, y como comentamos en líneas previas, la magnitud o cantidad de desviación que presenta el ojo y la frecuencia con la que se presenta durante el día, si es más del 50% del tiempo que el paciente está despierto.

Existen muchos mitos o creencias falsas con respecto al tratamiento del estrabismo, como por ejemplo, que si un niño presenta estrabismo en el primer año de vida es algo normal o que no amerita valoración, e incluso que no se debe de operar o que es “normal” durante la infancia y que se debe de tratar cuando el niño crezca. Esto no puede estar más que equivocado, ya que únicamente en los primeros 2 a 3 meses de vida de nuestros niños podría ser normal notar un poco de inestabilidad con respecto a la alineación ocular. Posterior a estos meses no existe una razón por la cual considerar normal que el niño no tenga una alineación adecuada.

Si notáramos en casa que nuestro niño tiene alguna característica de estrabismo, lo adecuado es llevarlo a valoración inmediata por múltiples razones. Desde muy pequeños podemos comenzar a hacer la valoración dependiendo del tipo de estrabismo que se presente, si la desviación está relacionada o no al uso de lentes, así como revisar si existe alguna otra causa por la cual se presenta. En algunas ocasiones la desviación es una manifestación de otra enfermedad, como el glaucoma congénito, desprendimiento de retina, alguna malformación en el fondo del ojo, o incluso pudiera llegar a ser la primera señal de retinoblastoma, el cual es el tipo de cáncer ocular más frecuente en los niños menores de 5 años. Es por esto que no debemos de esperar para realizar la primera valoración cuando notemos una falta de alineación ocular, ya que puede tratarse de un diagnóstico más delicado, que pueda comprometer incluso la vida de nuestros niños.

cirugia-de-estrabismo-en-merida3

Otra forma de tratamiento de las desviaciones es mediante la aplicación de toxina botulínica como método de debilitamiento del músculo extraocular que esté funcionando con mucha fuerza y causando la desviación. Este medicamento tiene un efecto de una parálisis transitoria en el músculo en el que se inyecta, mecanismo por el cual se logra hacerlo más débil. Cuando se aplica bajo las indicaciones adecuadas se ha visto que aunque el efecto del medicamento es transitorio, hasta en un 65 % de las veces se puede lograr una alineación permanente que no requiera de una cirugía posterior. Este tipo de tratamiento no es para todos los casos, y tiene sus indicaciones muy específicas. En el caso de los niños, aunque es un tratamiento poco invasivo, tiene que ser realizado en un quirófano bajo sedación y con la monitorización y vigilancia de un anestesiólogo para evitar complicaciones sistémicas.

Los adultos también pueden presentar desviaciones oculares que no se presentaron durante la infancia. Lo más común es que se presenten de forma aguda en los pacientes que padecen enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes mellitus y la hipertensión arterial sistémica. Cuando el paciente no tiene un buen control metabólico, parte de las manifestaciones que se pueden presentar es la parálisis de uno o de varios músculos extraoculares lo cual genera una desviación. La sintomatología es muy molesta y abrupta, ya que el paciente empieza a ver las imágenes dobles, malestar que se soluciona transitoriamente cerrando alguno de los dos ojos. En estos casos para disminuir las molestias se puede usar tratamiento con algún tipo de lentes especiales llamados prismas, o si la desviación es más amplia se da tratamiento con toxina botulínica, debilitando el músculo antagonista que esta funcionando de más al no tener quien lo contrarreste.

cirugia-de-estrabismo-en-merida4

Generalmente las parálisis de los músculos de los ojos, que son consecuencia de estas enfermedades, se solucionan por sí mismas al cabo de unos 6 a 10 meses y retomando el buen control metabólico de su enfermedad. El tratamiento que se da es para disminuir las molestas y que la recuperación se pueda llevar de una forma más armoniosa.

Otras causas de desviaciones oculares que se presentan de forma aguda pueden ser cosas más graves como aneurismas, tumos intraoculares, tumores en la órbita del ojo o aumento de la presión intracraneal. Es por esto que el estrabismo es un mundo diverso de patologías que pueden pasar de algo casi imperceptible, de solucionarse con lentes o una cirugía de estrabismo en Mérida, pero también puede ser un signo de alguna enfermedad que puede incluso llegar a comprometer la vida de nuestro paciente a cualquier edad, niños o adultos. Para el estudio complementario del estrabismo podríamos llegar a necesitar análisis complementarios, como una tomografía o una resonancia magnética, siempre para darle al paciente el diagnóstico más certero y el tratamiento oportuno. No duden en acudir con un oftalmólogo con especialidad en estrabismo cuando algún miembro de la familia presente este caso.