• Lun - Vie de 10:00 am a 2:00 pm y 4:00 pm a 8:00 pm

  • Sabados de 10:00 am a 4:00 pm

  • Star Medica, Consultorio 823

  • 4819244

Lo que necesitan saber sobre el astigmatismo

Lo que necesitan saber sobre el astigmatismo

El astigmatismo es una de las razones por las que se visitan oculistas en Mérida. Se trata de una imperfección frecuente en la visión ocasionadas por alteraciones en la curvatura del ojo que provoca que los objetos a la lejanía y cercanía se vean borrosos. El astigmatismo ocurre cuando la superficie de la córnea o el lente dentro del ojo presenta curvas irregulares en lugar de una superficie lisa y suave.

A menudo el astigmatismo se presenta desde el nacimiento y puede estar acompañado de miopía o hipermetropía. En muchos casos no es tan grave y no requiere de una acción correctiva, pero cuando lo es, las opciones de tratamiento son el uso de lentes correctivos o un procedimiento quirúrgico.

Síntomas

Los síntomas del astigmatismo incluyen visión borrosa o distorsionada, cansancio, incomodidad ocular, dificultades de visión nocturna, dolor de cabeza y ojos entrecerrados. Si estos síntomas impiden realizar las tareas cotidianas de manera normal o interfieren es conveniente consultar a oculistas en Mérida.

Es el oftalmólogo pediatra Mérida el que puede determinar si padecen astigmatismo y de ser así su gravedad y el tipo de tratamiento más adecuado en su caso. En niños y adolescentes puede ser difícil identificar un problema de visión, por lo que es necesario que un oftalmólogo pediatra u otro profesional capacitado y especializado en la atención de niños realice exámenes de vista en el período neonatal y haga controles de rutina cada año.

Causas

Los defectos refractivos son la causa del astigmatismo. En caso de que la correa del cristalino tenga curvas que no coinciden, los rayos de luz no pueden doblarse de la misma manera así que producen imágenes diferentes que se superponen o combinan y dan como resultado una visión borrosa.

El astigmatismo ocurre cuando la curva de la córnea o el cristalino es más pronunciada en una dirección que en otra. Se habla de astigmatismo corneal cuando la córnea tiene curvas desiguales y de astigmatismo lenticular si el cristalino es el que presenta desigualdad en las curvas.

Cualquier tipo de astigmatismo ocasiona visión borrosa, ya sea en una dirección horizontal, vertical o en sentido diagonal y puede estar presente desde el nacimiento, o bien, desarrollarse después de una lesión, de una enfermedad o de una cirugía ocular para el tratamiento de otra alteración o afección.

Es importante mencionar que el astigmatismo empeora a leer por poca luz, por sentarse muy cerca de la televisión o por entrecerrar los ojos. Como ya mencionamos, es un defecto refractivo por la forma de la córnea o del cristalino.

El astigmatismo puede presentarse en combinación con otros errores refractivos, como la miopía o la hipermetropía de los que encontrarán información detallada en nuestro archivo de blog.

Diagnóstico

Para el diagnóstico de la astigmatismo es necesario un examen ocular compuesto por pruebas que verifican la salud de los ojos y su capacidad refractiva. Los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán pueden utilizar diferentes instrumentos para el examen y apuntar a los ojos con luces brillantes y pedirles que miran a través de distintas lentes para examinar diferentes aspectos de los ojos y la visión. Con esto pueden determinar la prescripción necesaria en lentes correctivos que les permitan tener una visión clara, ya sea a través de anteojos o lentes de contacto.

Tratamiento

El tratamiento del astigmatismo tiene como finalidad mejorar la claridad de la visión y dar alivio a la vista. Con las lentes correctivas se contrarresta el efecto de las curvaturas desiguales de la córnea y el cristalino. Los anteojos constan de lentes que compensan la forma desigual el ojo haciendo que la luz se doble de manera correcta y los lentes de contacto tienen el mismo efecto. También puede utilizarse un procedimiento llamado ortoqueratología en el que se emplean lentes de contacto rígidos durante la noche hasta que la curvatura del ojo se nivele, permitiendo que con el paso del tiempo se tenga que usar lentes con menor frecuencia.

Otra opción es la cirugía refractiva para mejorar la visión y reducir o eliminar por completo la necesidad de utilizar anteojos o lentes de contacto. Esta consiste en utilizar un rayo láser para remover las curvaturas de la córnea. Los tipos de cirugía para tratar el astigmatismo son:

  • LASIK (Queratomileusis in situ asistida por láser). En este procedimiento el cirujano hace un colgajo delgado en la córnea y con ayuda de un láser excímero esculpe la forma de la estructura y reposiciona el colgajo.
  • LASEK (Queratectomía subepitelial asistida por láser). En este procedimiento el cirujano afloja el epitelio protector de la córnea con un alcohol especial y usa un láser excímero para cambiar su curvatura y reposicionar el epitelio.
  • PRK (Queratectomía fotorrefractiva). En la queratectomía fotorrefractiva se sigue un procedimiento similar a la cirugía LASIK, pero la diferencia es que el cirujano extrae el epitelio y no lo vuelve a colocar, esto para que crezca naturalmente adaptándose a la nueva forma de la córnea.
  • Epi LASIK. Es una variación de la técnica LASIK y con el uso de una hoja roma mecanizada se separa una porción muy delgada del epitelio para que se reposicione después de remodelar la córnea.
  • SMILE (Extracción de lentillas de incisión pequeña). En este procedimiento se utiliza el láser para hacer una lentilla por debajo de la córnea que se retira después con una incisión muy pequeña. Este tratamiento solamente se recomienda para los casos acompañados de miopía leve.

También existen otros tipos de cirugías refractivas, como la extracción de lentes transparentes y lentes de contacto implantables. El especialista se encarga de determinar la mejor opción para ustedes después de hacer una evaluación completa de su visión.

Antes de tomar la decisión de someterse un procedimiento quirúrgico para el tratamiento de astigmatismo es importante que ustedes conozcan las complicaciones que podrían aparecer después de la cirugía. A pesar de ser poco común, puede ocurrir una subcorrección o sobrecorrección del problema inicial, los que se pueden tratar con otra cirugía, o bien, a través del uso de anteojos o lentes de contacto.

También podrían presentarse efectos secundarios en la visión, como ver destellos alrededor de las luces, infecciones, ojo seco, cicatrices en la córnea y en ocasiones muy raras pérdida de la visión.

La Dra. Elizabeth Esparza es una de las mejores opciones de oculistas en Mérida con especialidad en atención a pacientes pediátricos y que puede tratar el astigmatismo de manera integral ya sea en adultos o niños. Para agendar una cita o solicitar información detallada acerca de sus servicios llámenos al (999) 481 9244, con gusto los atenderemos.

Categories:
Preguntas frecuentes sobre la hipermetropía

Preguntas frecuentes sobre la hipermetropía

Una de las causas frecuentes de visita a oftalmólogos en Mérida es la hipermetropía, un defecto de visión bastante común en que los pacientes pueden ver con claridad los objetos lejanos pero no logran enfocar los objetos que están cerca. La hipermetropía afecta la capacidad de enfoque de las personas en diferente grado y en los casos más severos también se presentan dificultades para enfocar objetos a distancia.

Por lo regular, la hipermetropía y otros defectos de visión por refracción son hereditarios, por lo que las personas los manifiestan al nacer. El tratamiento incluye el uso de gafas o lentes de contacto o bien, un procedimiento quirúrgico

¿Cuáles son sus síntomas?

Los signos y síntomas de la hipermetropía incluyen dificultad para enfocar objetos cercanos, entrecerrar los ojos para tener una mejor visión, vista cansada con ardor en los ojos y dolor en los ojos o alrededor de ellos; malestar ocular, dolor de cabeza después de pasar un largo tiempo haciendo tareas a corta distancia, como escribir, trabajar en computadora o dibujar.

¿Cuándo consultar a un especialista?

Se recomienda consultar a oftalmólogos en Mérida cuando el grado de hipermetropía interfiere en la ejecución de tareas cotidianas o si la calidad de su visión les impide disfrutar de sus actividades. A través de una serie de pruebas, el especialista determinará la gravedad del defecto e indicará el tratamiento más adecuado según las características del padecimiento.

A veces no resulta muy evidente el tener un problema de visión, por eso se recomienda acudir a visitas de revisión de manera regular. Para adultos, se sugiere un examen ocular con dilatación de pupila cada uno o dos años a partir de los 40 años, en especial si tienen un riesgo alto de padecer enfermedades como el glaucoma. En caso de utilizar anteojos o tener un problema de salud que afecte la vista, como la diabetes, el examen ocular es necesario con mayor frecuencia de acuerdo con las recomendaciones médicas.

En niños y adolescentes, las pruebas por un oftalmólogo pediatra Mérida se recomiendan a los seis meses, a los tres años y durante los años escolares cada dos años para la detección de cualquier alteración en la visión.

¿Por qué se produce la hipermetropía?

El ojo tiene dos estructuras que se encargan del enfoque de la visión: la córnea y el lente. En un ojo sano en condiciones normales, estos elementos tienen una curvatura suave y superficie regular, características que permiten la refracción correcta de la luz captada para formar imágenes enfocadas en la retina. En caso de que el globo ocular sea más corto de lo normal o si la córnea no tiene una curvatura suficiente, se presenta la hipermetropía, que en adultos puede ocasionar que tanto objetos lejanos como cercanos se vean borrosos.

La hipermetropía puede asociarse con otros problemas de visión como ojos cruzados y vista cansada. Además, podría ocasionar una disminución en la calidad de vida y seguridad de quienes la padecen.

¿Cómo se diagnostica?

Para el diagnóstico de la hipermetropía es suficiente un examen ocular básico que incluya la evaluación de los ojos y de refracción de luz. Durante las pruebas es posible que el oftalmólogo infantil en Mérida aplique gotas para dilatar las pupilas y obtener imágenes más claras del interior de los ojos. Cabe mencionar que con estas gotas los pacientes pueden experimentar una mayor sensibilidad a la luz en las horas posteriores al examen.

¿Cómo se trata la hipermetropía?

El tratamiento de la hipermetropía está encaminado a ayudar a centrar la luz en la retina, ya sea a través de lentes correctivos o con una cirugía refractiva. El especialista determinará el tipo de tratamiento más adecuado para cada caso, y en algunas personas jóvenes se determina que las lentes del cristalino cuentan con suficiente flexibilidad para compensar la enfermedad sin utilizar anteojos.

Los anteojos o lentes de contacto recetados contrarrestan el tamaño menor del ojo o la curvatura disminuida de la córnea para facilitar el enfoque. Por otra parte, con la cirugía se moldea la forma de córnea a través de técnicas quirúrgicas especiales como las siguientes:

  • Queratomileusis in situ asistida con láser (LASIK). En este procedimiento el cirujano hace un colgajo delgado en la córnea para ajustar las curvas de la córnea y corregir el defecto de visión. Al realizarse de manera ambulatoria se considera la opción más rápida y menos molesta para los pacientes.
  • Queratectomía subepitelial asistida con láser (LASEK). Los oftalmólogos en Mérida hacen un colgajo ultradelgado en la cubierta de la córnea y con ayuda de un láser le dan una forma nueva a esta estructura. Con el procedimiento se cambia su curvatura y para finalizar se recoloca la cubierta protectora.
  • Queratectomía fotorrefractiva (PRK). Es un procedimiento similar al LASEK, pero en él se elimina por completo la cubierta protectora de la córnea y no se vuelve a colocar después de remodelarla esperando su crecimiento natural de acuerdo con la nueva forma de la estructura.

¿Se puede prevenir la hipermetropía?

Los especialistas pueden recomendar cambiar su estilo de vida y adoptar algunas medidas caseras que, si bien no permiten prevenir la hipermetropía, pueden proteger los ojos y la vista. Estas medidas incluyen examinarse los ojos de manera periódica a pesar de que no presenten alteraciones en la vista, controlar los trastornos de salud crónicos, en especial enfermedades como la diabetes y la hipertensión, ya que pueden afectar la vista si no son tratadas de manera adecuada. También protegerse los ojos del sol utilizando anteojos de sol que bloquean la radiación ultravioleta, así como evitar las lesiones oculares, esto a través del uso de equipo protector adecuado al hacer actividades deportivas, cortar el pasto, pintar o usar productos que despidan vapores tóxicos.

Mantener una alimentación saludable y evitar el consumo del tabaco también es altamente recomendable para mantener la salud de los ojos. Se sugiere incluir alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 y el uso de lentes correctivos adecuados para ayudar a optimizar la vista y con los exámenes periódicos ustedes se asegurarán de tener una prescripción correcta.

Se recomienda evitar hacer actividades que impliquen un esfuerzo en la visión con mala iluminación, por ejemplo, leer o pasar mucho tiempo en la computadora. Para reducir el esfuerzo ocular se sugiere tomar descansos de enfoque de objetos cercanos al menos cada 20 minutos. y en su lugar enfocar objetos de al menos seis metros de distancia durante 20 segundos.

En caso de presentar síntomas como pérdida repentina de la visión en un ojo, dolor, vista nublada o borrosa repentina. visión doble o destellos de luz, puntos oscuros o anillos alrededor de las luces. es importante consultar de inmediato al especialista porque podría tratarse de un trastorno ocular grave

Para el tratamiento de la hipermetropía, los servicios de oftalmólogos en Mérida es clave y la Dra. Elizabeth Esparza es una de las mejores opciones. Para agendar una cita o solicitar información detallada llámenos al (999) 481 9244, con gusto los atenderemos.

Categories:
Pruebas de visión en bebés y niños

Pruebas de visión en bebés y niños

La salud integral de bebés y niños es indispensable y por ello se recomienda un tamiz visual Mérida y exámenes oculares que permitan identificar problemas de visión. Para ello se recomienda a los padres recurrir a los servicios de oftalmólogos especializados en la atención de niños, como la Dra. Elizabeth Esparza.

¿Qué es y por qué se realiza un tamiz visual en recién nacidos?

Una de las pruebas que se deben realizar a bebés recién nacidos es el tamiz visual para la detección temprana de alteraciones en los ojos que puedan comprometer su desarrollo y visión. Al momento del nacimiento el médico se encarga de hacer una exploración externa con el fin de comprobar que sus cejas y párpados se hayan formado correctamente y que no presente cataratas u otras alteraciones congénitas que sean visibles en la parte frontal de los ojos. Posteriormente se le realiza la primera revisión ocular completa que da gran importancia a la parte posterior de los ojos.

Se recomienda que el tamiz lo lleve a cabo un oftalmólogo pediatra Mérida a las cuatro semanas del nacimiento del pequeño, para lo que utiliza un oftalmoscopio. Este instrumento se compone de varias lentes y una lámpara que permiten revisar las estructuras que se encuentran detrás del ojo, como nervios y retina, los que no son perceptibles a simple vista, pero que en caso de presentar alguna alteración pueden ocasionar problemas de visión de diferente gravedad en los pequeños.

Durante el examen la prueba de reflejo rojo es muy importante, una maniobra en la que se emite un destello rojizo sobre la pupila del bebé para comprobar el reflejo que produce, y en caso de ser blanco se sospecha de una patología como retinopatía, cataratas o tumores. Cuando se presentan indicios de alguna alteración el médico indica el tipo de pruebas complementarias que requiere para confirmar un diagnóstico y así poder brindar un tratamiento adecuado.

Es importante tener en consideración que, incluso cuando no se han detectado anomalías durante el examen ocular, es necesario que los niños sean revisados de manera periódica por un especialista. Esto en particular cuando presentan antecedentes familiares de problemas de visión o ceguera, son prematuros o tienen enfermedades como artritis idiopática, neurofibromatosis, síndrome de Down, discapacidad de aprendizaje, problemas conductuales o afecciones neuropsicológicas, ya que tienen mayor riesgos de desarrollar alteraciones de visión.

¿Cuándo y cómo se hace la evaluación de visión en niños?

El tamiz visual Mérida es un procedimiento de gran importancia en niños para identificar de manera oportuna alteraciones en su visión que les permitan recibir un tratamiento adecuado y reducir los riesgos de complicaciones en un futuro.

En los bebés recién nacidos se recomienda que un oftalmólogo se encargue de examinar sus ojos y lleve a cabo la prueba de reflejo rojo, en especial cuando se trata de un bebé prematuro o pertenece a un grupo de riesgo por antecedentes familiares de trastornos de visión u otro tipo de problemas médicos.

Esta prueba debe hacerse también seis meses después del nacimiento y al año, en la búsqueda de estrabismo, ambliopía o exotropía, problemas oculares que describiremos a detalle en futuras publicaciones en este blog.

A partir de los tres años, cuando los pequeños pueden cooperar con el examen proporcionando información, se recomienda revisar la agudeza visual para determinar su capacidad de enfocar de lejos, a media distancia y de cerca, y en caso de ser necesario para hacer las correcciones de visión se les indicará el uso de anteojos.

En caso de que se sospeche de problemas como estrabismo o ambliopía, miopía, hipermetropía, astigmatismo y otros problemas lo más conveniente es realizar un examen completo para obtener la mayor información posible, la que será de ayuda para la corrección exitosa de la visión.

En el caso de niños en edad escolar, se indica un examen para determinar la agudeza visual y la alineación anualmente, en especial caso de sospechar de un problema. Algunos de los signos que pueden ser de utilidad para identificar problemas de visión en niños son los dolores de cabeza recurrentes y, en algunos casos, un bajo desempeño escolar por las dificultades para ver con claridad.

¿En qué se diferencian una evaluación visual y un examen ocular?

Una evaluación de visión tiene por finalidad identificar la agudeza visual y capacidad de enfoque de los ojos a diferentes distancias y en caso de identificar deficiencias recomendar el uso de anteojos. Por otro lado, un examen ocular es más completo y comprende diferentes pruebas para diagnosticar problemas visuales, de modo que permite obtener información a mayor profundidad sobre la salud del ojo y el sistema visual.

Se recomienda que se realice un examen ocular completo no solo a los bebés recién nacidos, sino también en casos en que se identifican problemas. Cuando los resultados de una evaluación de agudeza visual no son los adecuados el oftalmólogo infantil en Mérida puede recomendar un examen ocular a profundidad o si el pequeño manifiesta quejas sobre su visión o presenta comportamientos visuales anormales.

Es importante considerar que los niños con afecciones como prematurez, síndrome de Down, neurofibromatosis, artritis juvenil idiopática o con un historial familiar de estrabismo, retinoblastoma, ambliopía, glaucoma o cataratas presentan un riesgo mayor de desarrollar problemas oculares, por lo que deben someterse a exámenes oculares con mayor frecuencia.

También se recomienda que quienes tienen una discapacidad de aprendizaje, afecciones neuropsicológicas, retardos en su desarrollo o problemas conductuales sean revisados por un oftalmólogo.

Para llevar a cabo un examen de agudeza visual y pruebas oculares en niños y un tamiz visual Mérida a bebés, los servicios de la Dra. Elizabeth Esparza son una excelente opción por ser una de las mejores oftalmólogas en Mérida, Yucatán especializada en la atención con los pacientes más pequeños. Para agendar una cita o solicitar información detallada acerca de sus servicios, contáctenos al teléfono (999) 481 9244 con gusto los atenderemos.

Categories:
La prevención es la clave para evitar enfermedades visuales en los niños

La prevención es la clave para evitar enfermedades visuales en los niños

Son múltiples las patologías oculares que pueden afectar la salud visual de sus hijos, por lo que una detección temprana es fundamental para evitar daños permanentes y una influencia negativa en el proceso de aprendizaje. Es por ello que se hace énfasis en la importancia de que sus hijos visiten al oftalmólogo pediatra Mérida de manera periódica.

Leer Más

Categories: