• Lun - Vie de 10:00 am a 2:00 pm y 4:00 pm a 8:00 pm

  • Sabados de 10:00 am a 4:00 pm

  • Star Medica, Consultorio 823

  • 4819244

¿Sabe cuándo un niño necesita atención oftalmológica?

¿Sabe cuándo un niño necesita atención oftalmológica?

Hay que tomar en cuenta que el desarrollo visual de un niño se da desde que nace hasta los siete u ocho primeros años, por lo tanto, hay que tener especial atención en esta etapa para poder detectar a tiempo cualquier anomalía que se pueda presentar. Llevar al niño con oftalmólogo pediatra Mérida podrá prevenir problema futuros como pérdida de visión, así como evitar que el pequeño tenga un rendimiento escolar deficiente y en general una vida afectada por una visión pobre. Para cuidar la visión de sus hijos está la Dra. Eli Esparza, Certificada por el Consejo Mexicano de Oftalmología y con posgrado de alta especialidad en oftalmología pediátrica y es Miembro de la Asociación Mexicana de Oftalmología Pediátrica.

¿Sabe por qué es necesario que los niños usen lentes?

Los niños pueden necesitar utilizar lentes por diversos motivos, por lo general el objetivo de dar este tratamiento es para que su visión se vea fortalecida, si el pequeño tiene un ojo débil entonces ayudarán a fortalecerlo. También son útiles para mejorar ojos alineados incorrectamente, o si uno de los ojos tiene mala visión, entonces es bueno protegerlo. Para poder determinar si su hijo requiere de unos lentes, es necesario que se lleve al niño con oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán

Ahora bien, habrá que poner atención a ciertas señales que puede presentar el niño, por ejemplo, si el pequeño pone bizco los ojos, lo cual puede deberse a errores de refracción le que causará problemas de enfoque, en este sentido, es común que los  niños tiendan a entrecerrar los ojos para poder enfocar adecuadamente.

Por otro lado, si el niño comienza a inclinar la cabeza al tiempo que se cubre uno de los ojos para ajustar su visión y que la claridad de su visión aumente. Este puede ser un indicio que los ojos de su pequeño no se encuentran alineados o que padece otras afectaciones, como ambliopía, este último es muy común en los niños.

Si además suele acercarse mucho a la televisión o a los aparatos electrónicos como celulares o tabletas, también es una señal de que algo no anda bien y posiblemente tenga miopía, que es cuando la visión a larga distancia no es buena. Si tensa mucho los ojos o los tiene casados, podrá notarlo al momento de estar frotándose los ojos excesivamente, para poder determinar porque lo hace debe llevarlo con oftalmólogos para niños en Mérida, ya que este síntoma puede deberse a distintas afectaciones. También es posible que el niño realice un esfuerzo fuera de lo normal en sus ojos, esto puede ocasionar dolores de cabeza, así que, si nota que por la noche se queja, el esfuerzo ocular puede ser una de las causas.

Por otro lado, si el niño presenta una baja en su rendimiento escolar, asegúrese de que no se deba por alguna afectación de la visión. Esto suele ser común puesto que los problemas de visión impedirán al niño concentrarse y poder desempeñarse de manera adecuada.

Si su hijo presenta cualquiera de estos comportamientos o síntomas debe llevarlo a revisión para un examen completo. Por lo tanto, aspectos como la agudeza visual, la claridad de la visión y nitidez deben incluirse en el examen. Es importante que lo realice un oftalmólogo pediatra Mérida para verificar si su hijo tiene estrabismo y determinar si la salud tanto del interior como del exterior de los ojos está bien o si presenta alguna afectación que sea grave.

Si el niño tropieza demasiado con objetos o muebles puede ser por problemas de visión, es verdad que al principio el niño que aprende a caminar tropezará o caerá con facilidad. Sin embargo, pasado un tiempo habrá que estar atento y ver si esos tropezones o choques con paredes o muebles se pueden deber a afectaciones oculares.

Si el pequeño ya usa lentes como tratamiento por alguna enfermedad concreta, entonces es importante que no deje de llevarlo con el especialista para que lo revise periódicamente a fin de darle seguimiento.

Es importante tener presente que contar con una visión adecuada puede evitar muchos problemas, como un atraso en el desarrollo del aprendizaje del niño. Cuando está ya en edad escolar, los problemas visuales representan un gran obstáculo para su adecuado aprendizaje. Es por eso que es  crucial estar atento a la salud ocular de nuestros pequeños para que esto no interfiera con su desarrollo.

Como padres queremos que nuestros hijos tengan una buena infancia, que se diviertan, que aprendan sin sufrimiento, que puedan relacionarse y desarrollarse sin problemas. Por lo tanto, es importante que se dé prioridad a la salud integral de los pequeños, sobre todo cuando están en desarrollo. De esta manera podremos asegurar un bienestar para el resto de la vida de nuestros niños.

Por lo tanto, hay que estar atento a detectar los signos que pueden indicar algún problema, sobre todo cuando se tata de niños muy pequeño que aún no son capaces de describir o explicar bien que es lo que siente.

Habrá que estar atento si el niño presenta alguno de los síntomas, y si estos interfieren de forma significativa en el desarrollo y en su vida cotidiana, entonces hay que acudir con un profesional para que le realice los exámenes correspondientes, dé un diagnóstico y proporcione un tratamiento adecuado.

Por lo general, los problemas que se presenten la infancia suelen tener corrección y en la mayoría de los casos con el uso de lentes puede haber mejoría y prevención para complicaciones futuras.

Para que tenga seguridad que el oftalmólogo pediatra Mérida con el que lleve a su hijo tiene las habilidades necesarias para dar una buena atención, está la Dra. Eli Esparza, con preparación de Posgrado de Alta especialidad en Oftalmología pediátrica, tiene las credenciales y el conocimiento que le permite ser una profesional con experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares en la infancia. Agende una cita al teléfono (999) 481 9244.

Categories:
¿Sabe cuáles son los tipos de cataratas?

¿Sabe cuáles son los tipos de cataratas?

Por lo general las cataratas aparecen a causa de la edad, sin embargo, puede presentarse por distintos motivos. Esta afectación se da porque el lente del ojo comienza a nublarse. Si cree tener catarata o tiene antecedentes familiares, lo mejor es que vaya con oftalmólogos en Mérida, Yucatán para que le realicen un chequeo y den un diagnóstico adecuado. La mejor atención la encontrará con la Dra. Eli Esparza, especialista en oftalmología con gran experiencia en el tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades de adultos, como cataratas, pterigiones, glaucoma y enfermedades de la retina.

Distintos tipos de cataratas

Dentro de la enfermedad pueden encontrarse cinco tipos distintos de cataratas, sin embargo, cualquiera que sea el caso, la afectación siempre se solucionará con una operación de cataratas en Mérida:

A causa de la edad

Conforme avanza en edad el cristalino de los ojos suele presentar cambios propios del envejecimiento, es normal. Cuando la catarata se da por estos factores hablamos de la afectación más común. Ahora bien, puede presentarse con más probabilidad si la persona fuma, consume alcohol en demasía, tiene familiares directos que tienen esa enfermedad. Si la persona tiene diabetes también está en factor de riesgo o si en el pasado tuvo alguna intervención ocular. También si ha sido medicada con esteroides por un largo lapso.

Catarata traumática

Cuando tuvo una lesión ocular y fue grave, su lente ocular puede haber sido dañado, cuando esto sucede es posible que se presente la catarata. Puede ser evidente de manera inmediata después de ocurrir la lesión o desarrollarse conforme pasan los años. Por lo tanto, cuando ha tenido un trauma considerable en sus ojos, lo ideal será realizarse exámenes para detectar cualquier posibilidad de un desarrollo de esta afectación.

Catarata por exponerse a radiación

Existen algunas tipos de radiación que pueden ser dañinas para la salud ocular, este es el caso de los rayos ultravioletas emitidos por el sol. También pueden resultar dañados por la radiación que se da a personas con cáncer. Cualquier que sea el caso, lo ideal es realizarse un chequeo con oftalmólogos en Mérida para que puedan determinar si existe o no catarata.

Catarata pediátrica

Sí, los infantes también pueden presentar este tipo de afectación, aunque no es lo común pueden afectarlo, ya sea porque se prestan de forma congénita, es decir, desde su nacimiento, o bien, que la haya desarrollado en el transcurso de su niñez. Esta afectación es trasmitida por la genética, cuando se tienen familiares que la padecen existen posibilidades que los niño la presenten.

Sin embargo, no es la única manera en que se presenta, también es posible que el niño la padezca debido a complicaciones sucedidas  a lo largo de la gestación, también por alguna enfermedad que el niño haya padecido a lo largo de su infancia. Al mismo tiempo, si el infante tiene alguna lesión ocular severa también puede desarrollar cataratas, igual como sucede con las personas adultas. De la misma manera, la relación y tratamientos con esteroides pueden llegar a afectar la salud ocular del pequeño.

Hay que llevar al niño a que lo revisen oftalmólogos en Mérida Yucatán ya que se debe determinar si es grave, porque si es así podrá causar daños importantes y permanentes en la visión del niño, por lo tanto habrá que realizar un tratamiento de forma inmediata. Es bueno que se trate de manera rápida, así se evitará que el pequeño pueda desarrollar otras afectaciones oculares.

Ahora bien, si la catarata es menor, puede no dañar la visión, sin embargo, debe tratarse, esta puede ser controlada, y solo así estará asegurando que no causará más problemas oculares.

Catarata secundaria

Se da después de haberse sometido a una intervención de cataratas y posterior a eso la persona presenta de nueva cuenta una visión nublada. Aunque esta afectación suele ser normal después de haber tenido una intervención de catarata, su solución es sencilla. Por lo general se da un tratamiento de láser y eso es suficiente para poder arreglar este padecimiento.

Ahora bien, es verdad que las cataratas suelen prestarse con la edad y desarrollar a lo largo de los años, es decir, es un proceso gradual. Es importante que se le dé un tratamiento y un seguimiento, ya que esta enfermedad suele asustar a las personas, pues de inicio su aparición puede ser confundida con cambios propios de la edad, pero conforme va avanzado, la visión que se tiene durante la noche se verá afectada, también los colores se presentarán con menos intensidad.

Por lo tanto, al ver cambios en su visión, por más pequeños que sean, lo mejor es ir a realizarse un chequeo, si espera más tiempo cuando su visión está más afectada puede tener daños irreversibles. Además, al hacerse exámenes completos también detectará alguna otra enfermedad como glaucoma, entre otras.

Por lo tanto, si ya pasa de los 40 años es bueno realizarse un chequeo completo por lo menos cada dos años, y cuando se trate de personas que han rebasado los 65 años los exámenes deben ser cada año. Además de revisar la agudeza de la visión, es posible que tenga de dilatar las pupilas con el fin de dar un chequeo profundo en el interior del ojo.

Si presenta cataratas, el especialista debe revisar que tan intenso es el daño y el nublado de los ojos. Si salió positivo en catarata, se realizan más exámenes con el objetivo de ver si la persona ha sufrido algún otro trastorno ocular como el glaucoma o ha tenido alguna afectación considerable en la retina.

Para que le den un diagnóstico adecuado y preciso, determinar qué tan afectado esta su visión y qué tipo de catarata tiene, lo mejor es que vaya en cuanto se detecte el más mínimo cambio en su visión con un oftalmólogos en Mérida Yucatán. La Dra. Eli Esparza, especialista en oftalmología, tiene experiencia amplia en el tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades en adultos adultos como cataratas. Llame al teléfono (999) 481 9244 y agende su próxima visita.

Categories:
¿Cuáles son los problemas comunes en los ojos de los niños?

¿Cuáles son los problemas comunes en los ojos de los niños?

Tener ojos sanos es esencial para un buen desarrollo, por eso es importante que los niños sean examinados de forma temprana por oftalmólogos en Mérida, de esta manera podrán detectarse problemas visuales para tratarse a tiempo, a fin de prevenir un avance de las afectaciones oculares. Para poder atender a su hijo está la Dra. Eli Esparza, oftalmólogo, comprometida con la salud visual de todos sus pacientes, además posee una preparación de Posgrado de Alta especialidad en Oftalmología pediátrica.

Afectaciones comunes que atienden los oftalmólogos pediátricos

Son diversas las enfermedades que pueden afectar la visión de los niños, sin embargo, pueden detectarse a tiempo  a través de exámenes visuales realizados por Oftalmólogos para niños en Mérida que serán de gran ayuda para la prevención.

Ambliopía

Es la visión defectuosa en uno de los ojos, suele presentarse cuando existen ojos cruzados, o bien, cuando hay algún error de refracción ente los ojos. Es importante que se detecte esta situación, ya que, si no se da un tratamiento adecuado el ojo afectado puede sufrir un gran daño visual. Entre más temprano se trate la ambliopía habrá buenos resultados, por eso es importante realizar chequeos visuales a temprana edad.

Estrabismo

Aquí los ojos se encuentran desalineados y pueden moverse libremente en distintas direcciones. Hay que tener cuidado ya que si uno de los ojos tiene una desalineación severa puede devenir en una ambliopía. Sin embargo, cuando la afectación es detectada a tiempo puede corregirse.

Errores de refracción

Esto quiere decir que los ojos no son capaces de refractar la luz adecuadamente, por lo tanto, lo que se ve es borroso. Existen tres  tipos de errores de refracción comunes: el primero de ellos es la miopía, aquí se tienen problemas al momento de ver a distancia, esto puede solucionase con la implementación de lentes.

Otro de os errores es la hipermetropía, es fácilmente tratable también con lentes. Finalmente, está el astigmatismo, se ocasiona por una curvatura de la superficie  del ojo,  si provoca una visión borrosa entonces será necesario tratarse con lentes.

Retinopatía del prematuro

Es una afectación que se da en bebés prematuros, tiene una relación con la genética familiar, cuando se presenta es necesario que se realice un tratamiento de forma inmediata.

Ahora bien, dentro de las enfermedades que resultan a causa de la retinopatía se encuentran retinoblastoma, que no es otra cosa que un tumor maligno, y puede presentarse durante los tres primeros años.

Puede afectarse uno o los dos ojos, cuando esto pasa presentarán una pupila blanca y perdida visual. Es por eso que es importante que desde pequeño se lleve al niño al oftalmólogo infantil en Mérida, sobre todo si se tiene antecedentes de esta afectación en la familia.

Otras de las enfermedades que se presentan a causa de la retinopatía es la catarata infantil, es decir, cuando el lente del ojo se ve afectado y puede presentarse en recién nacidos. También está el glaucoma congénito, es verdad que esto son casos raros, pero puede deberse a causa hereditaria. El glaucoma se da cuando la presión del ojo es alta, y cuando sucede en bebés es producto de un desarrollo inadecuado de los canales de drenaje de los ojos. Sin embargo, puede darse tratamiento a través de medicamentos, o bien, por medio de cirugía.

Por ello, cuando se sabe que existen enfermedades visuales en la familia derivadas de cuestiones genéticas, lo mejor es llevar al niño con algún oftalmólogo infantil en Mérida desde una edad temprana a fin de poder detectarla cualquier afectación.

Si sabe que su hijo puede tener riesgo de enfermedades oculares, entonces llévelo a que le realicen los exámenes pertinentes. Deben ser hechos por oftalmólogos en Mérida, sobre todo cuando existen antecedentes familiares o el niño tiene anomalías muy evidentes.

La importancia de realizar exámenes oculares al niño

Durante el primer año del bebé es necesario que se le realice exámenes a fin de confirmar su salud ocular, esto es un chequeo de rutina. Ahora bien, cuando crezca un poco más, alrededor de los tres años, de nueva cuenta es necesario realizar un examen para comprobar su salud visual, también es recomendable que se realice pruebas de agudeza visual.

Cuando el niño tenga aproximadamente cinco años, entonces será necesario que se haga un examen para revisar su alineación visual. Pasada esta edad las personas alrededor del niño, como padres y maestros, pueden estar al pendiente si ven algún comportamiento irregular, como dolor de cabeza o un esfuerzo visual, o si el niño tiene que entrecerrar los ojos para poder ver mejor.

De cualquier manera, si es algún estudio se ha encontrado afectación y se ha dado tratamiento como el uso de lentes, el niño debe ir periódicamente a realizarse chequeos a fin de poder dar un monitoreo o detectar cambios en su visión.

Ahora bien, habrá ciertos comportamientos que verá en su hijo que le darán indicaciones o sospechas que es necesario que se le realicen pruebas oculares a fin de detectar de forma temprana alguna enfermedad y poder prevenir un desarrollo que afecte de manera permanente su visión.

Algunas de las señales que el niño puede dar es frotarse los ojos de forma recurrente, presentar sensibilidad a la luz de forma intensa, no puede tener un seguimiento visual hacia un objeto de forma eficiente, presentar un enfoque deficiente o la alineación en sus ojos será de forma anormal, esto será evidente después de haber pasado los primeros seis meses de vida.

Otra señal de necesitar un chequeo inmediato son los ojos enrojecidos de forma crónica y lagrimeo constante; también es importante checar si su pupila esta blanca. Cuando el niño ya está un poco más grande y ha entrado a la escuela, habrá otros síntomas o señales que deben considerarse, como no tener la capacidad de poder observar objetos cuando se encuentran distanciados, no poder leer bien lo que el maestro escribe en el pizarrón o batallar mucho para leer.

Ahora ya sabe, para un chequeo oportuno acuda con los oftalmólogos en Mérida, como la Dra. Eli Esparza, tiene una amplia experiencia en temas de desarrollo visual y enfermedades oculares infantiles. Agende una cita al teléfono (999) 481 9244.

Categories:
Lo que necesitan saber sobre el astigmatismo

Lo que necesitan saber sobre el astigmatismo

El astigmatismo es una de las razones por las que se visitan oculistas en Mérida. Se trata de una imperfección frecuente en la visión ocasionadas por alteraciones en la curvatura del ojo que provoca que los objetos a la lejanía y cercanía se vean borrosos. El astigmatismo ocurre cuando la superficie de la córnea o el lente dentro del ojo presenta curvas irregulares en lugar de una superficie lisa y suave.

A menudo el astigmatismo se presenta desde el nacimiento y puede estar acompañado de miopía o hipermetropía. En muchos casos no es tan grave y no requiere de una acción correctiva, pero cuando lo es, las opciones de tratamiento son el uso de lentes correctivos o un procedimiento quirúrgico.

Síntomas

Los síntomas del astigmatismo incluyen visión borrosa o distorsionada, cansancio, incomodidad ocular, dificultades de visión nocturna, dolor de cabeza y ojos entrecerrados. Si estos síntomas impiden realizar las tareas cotidianas de manera normal o interfieren es conveniente consultar a oculistas en Mérida.

Es el oftalmólogo pediatra Mérida el que puede determinar si padecen astigmatismo y de ser así su gravedad y el tipo de tratamiento más adecuado en su caso. En niños y adolescentes puede ser difícil identificar un problema de visión, por lo que es necesario que un oftalmólogo pediatra u otro profesional capacitado y especializado en la atención de niños realice exámenes de vista en el período neonatal y haga controles de rutina cada año.

Causas

Los defectos refractivos son la causa del astigmatismo. En caso de que la correa del cristalino tenga curvas que no coinciden, los rayos de luz no pueden doblarse de la misma manera así que producen imágenes diferentes que se superponen o combinan y dan como resultado una visión borrosa.

El astigmatismo ocurre cuando la curva de la córnea o el cristalino es más pronunciada en una dirección que en otra. Se habla de astigmatismo corneal cuando la córnea tiene curvas desiguales y de astigmatismo lenticular si el cristalino es el que presenta desigualdad en las curvas.

Cualquier tipo de astigmatismo ocasiona visión borrosa, ya sea en una dirección horizontal, vertical o en sentido diagonal y puede estar presente desde el nacimiento, o bien, desarrollarse después de una lesión, de una enfermedad o de una cirugía ocular para el tratamiento de otra alteración o afección.

Es importante mencionar que el astigmatismo empeora a leer por poca luz, por sentarse muy cerca de la televisión o por entrecerrar los ojos. Como ya mencionamos, es un defecto refractivo por la forma de la córnea o del cristalino.

El astigmatismo puede presentarse en combinación con otros errores refractivos, como la miopía o la hipermetropía de los que encontrarán información detallada en nuestro archivo de blog.

Diagnóstico

Para el diagnóstico de la astigmatismo es necesario un examen ocular compuesto por pruebas que verifican la salud de los ojos y su capacidad refractiva. Los oftalmólogos pediatras en Mérida Yucatán pueden utilizar diferentes instrumentos para el examen y apuntar a los ojos con luces brillantes y pedirles que miran a través de distintas lentes para examinar diferentes aspectos de los ojos y la visión. Con esto pueden determinar la prescripción necesaria en lentes correctivos que les permitan tener una visión clara, ya sea a través de anteojos o lentes de contacto.

Tratamiento

El tratamiento del astigmatismo tiene como finalidad mejorar la claridad de la visión y dar alivio a la vista. Con las lentes correctivas se contrarresta el efecto de las curvaturas desiguales de la córnea y el cristalino. Los anteojos constan de lentes que compensan la forma desigual el ojo haciendo que la luz se doble de manera correcta y los lentes de contacto tienen el mismo efecto. También puede utilizarse un procedimiento llamado ortoqueratología en el que se emplean lentes de contacto rígidos durante la noche hasta que la curvatura del ojo se nivele, permitiendo que con el paso del tiempo se tenga que usar lentes con menor frecuencia.

Otra opción es la cirugía refractiva para mejorar la visión y reducir o eliminar por completo la necesidad de utilizar anteojos o lentes de contacto. Esta consiste en utilizar un rayo láser para remover las curvaturas de la córnea. Los tipos de cirugía para tratar el astigmatismo son:

  • LASIK (Queratomileusis in situ asistida por láser). En este procedimiento el cirujano hace un colgajo delgado en la córnea y con ayuda de un láser excímero esculpe la forma de la estructura y reposiciona el colgajo.
  • LASEK (Queratectomía subepitelial asistida por láser). En este procedimiento el cirujano afloja el epitelio protector de la córnea con un alcohol especial y usa un láser excímero para cambiar su curvatura y reposicionar el epitelio.
  • PRK (Queratectomía fotorrefractiva). En la queratectomía fotorrefractiva se sigue un procedimiento similar a la cirugía LASIK, pero la diferencia es que el cirujano extrae el epitelio y no lo vuelve a colocar, esto para que crezca naturalmente adaptándose a la nueva forma de la córnea.
  • Epi LASIK. Es una variación de la técnica LASIK y con el uso de una hoja roma mecanizada se separa una porción muy delgada del epitelio para que se reposicione después de remodelar la córnea.
  • SMILE (Extracción de lentillas de incisión pequeña). En este procedimiento se utiliza el láser para hacer una lentilla por debajo de la córnea que se retira después con una incisión muy pequeña. Este tratamiento solamente se recomienda para los casos acompañados de miopía leve.

También existen otros tipos de cirugías refractivas, como la extracción de lentes transparentes y lentes de contacto implantables. El especialista se encarga de determinar la mejor opción para ustedes después de hacer una evaluación completa de su visión.

Antes de tomar la decisión de someterse un procedimiento quirúrgico para el tratamiento de astigmatismo es importante que ustedes conozcan las complicaciones que podrían aparecer después de la cirugía. A pesar de ser poco común, puede ocurrir una subcorrección o sobrecorrección del problema inicial, los que se pueden tratar con otra cirugía, o bien, a través del uso de anteojos o lentes de contacto.

También podrían presentarse efectos secundarios en la visión, como ver destellos alrededor de las luces, infecciones, ojo seco, cicatrices en la córnea y en ocasiones muy raras pérdida de la visión.

La Dra. Elizabeth Esparza es una de las mejores opciones de oculistas en Mérida con especialidad en atención a pacientes pediátricos y que puede tratar el astigmatismo de manera integral ya sea en adultos o niños. Para agendar una cita o solicitar información detallada acerca de sus servicios llámenos al (999) 481 9244, con gusto los atenderemos.

Categories:
Preguntas frecuentes sobre la hipermetropía

Preguntas frecuentes sobre la hipermetropía

Una de las causas frecuentes de visita a oftalmólogos en Mérida es la hipermetropía, un defecto de visión bastante común en que los pacientes pueden ver con claridad los objetos lejanos pero no logran enfocar los objetos que están cerca. La hipermetropía afecta la capacidad de enfoque de las personas en diferente grado y en los casos más severos también se presentan dificultades para enfocar objetos a distancia.

Por lo regular, la hipermetropía y otros defectos de visión por refracción son hereditarios, por lo que las personas los manifiestan al nacer. El tratamiento incluye el uso de gafas o lentes de contacto o bien, un procedimiento quirúrgico

¿Cuáles son sus síntomas?

Los signos y síntomas de la hipermetropía incluyen dificultad para enfocar objetos cercanos, entrecerrar los ojos para tener una mejor visión, vista cansada con ardor en los ojos y dolor en los ojos o alrededor de ellos; malestar ocular, dolor de cabeza después de pasar un largo tiempo haciendo tareas a corta distancia, como escribir, trabajar en computadora o dibujar.

¿Cuándo consultar a un especialista?

Se recomienda consultar a oftalmólogos en Mérida cuando el grado de hipermetropía interfiere en la ejecución de tareas cotidianas o si la calidad de su visión les impide disfrutar de sus actividades. A través de una serie de pruebas, el especialista determinará la gravedad del defecto e indicará el tratamiento más adecuado según las características del padecimiento.

A veces no resulta muy evidente el tener un problema de visión, por eso se recomienda acudir a visitas de revisión de manera regular. Para adultos, se sugiere un examen ocular con dilatación de pupila cada uno o dos años a partir de los 40 años, en especial si tienen un riesgo alto de padecer enfermedades como el glaucoma. En caso de utilizar anteojos o tener un problema de salud que afecte la vista, como la diabetes, el examen ocular es necesario con mayor frecuencia de acuerdo con las recomendaciones médicas.

En niños y adolescentes, las pruebas por un oftalmólogo pediatra Mérida se recomiendan a los seis meses, a los tres años y durante los años escolares cada dos años para la detección de cualquier alteración en la visión.

¿Por qué se produce la hipermetropía?

El ojo tiene dos estructuras que se encargan del enfoque de la visión: la córnea y el lente. En un ojo sano en condiciones normales, estos elementos tienen una curvatura suave y superficie regular, características que permiten la refracción correcta de la luz captada para formar imágenes enfocadas en la retina. En caso de que el globo ocular sea más corto de lo normal o si la córnea no tiene una curvatura suficiente, se presenta la hipermetropía, que en adultos puede ocasionar que tanto objetos lejanos como cercanos se vean borrosos.

La hipermetropía puede asociarse con otros problemas de visión como ojos cruzados y vista cansada. Además, podría ocasionar una disminución en la calidad de vida y seguridad de quienes la padecen.

¿Cómo se diagnostica?

Para el diagnóstico de la hipermetropía es suficiente un examen ocular básico que incluya la evaluación de los ojos y de refracción de luz. Durante las pruebas es posible que el oftalmólogo infantil en Mérida aplique gotas para dilatar las pupilas y obtener imágenes más claras del interior de los ojos. Cabe mencionar que con estas gotas los pacientes pueden experimentar una mayor sensibilidad a la luz en las horas posteriores al examen.

¿Cómo se trata la hipermetropía?

El tratamiento de la hipermetropía está encaminado a ayudar a centrar la luz en la retina, ya sea a través de lentes correctivos o con una cirugía refractiva. El especialista determinará el tipo de tratamiento más adecuado para cada caso, y en algunas personas jóvenes se determina que las lentes del cristalino cuentan con suficiente flexibilidad para compensar la enfermedad sin utilizar anteojos.

Los anteojos o lentes de contacto recetados contrarrestan el tamaño menor del ojo o la curvatura disminuida de la córnea para facilitar el enfoque. Por otra parte, con la cirugía se moldea la forma de córnea a través de técnicas quirúrgicas especiales como las siguientes:

  • Queratomileusis in situ asistida con láser (LASIK). En este procedimiento el cirujano hace un colgajo delgado en la córnea para ajustar las curvas de la córnea y corregir el defecto de visión. Al realizarse de manera ambulatoria se considera la opción más rápida y menos molesta para los pacientes.
  • Queratectomía subepitelial asistida con láser (LASEK). Los oftalmólogos en Mérida hacen un colgajo ultradelgado en la cubierta de la córnea y con ayuda de un láser le dan una forma nueva a esta estructura. Con el procedimiento se cambia su curvatura y para finalizar se recoloca la cubierta protectora.
  • Queratectomía fotorrefractiva (PRK). Es un procedimiento similar al LASEK, pero en él se elimina por completo la cubierta protectora de la córnea y no se vuelve a colocar después de remodelarla esperando su crecimiento natural de acuerdo con la nueva forma de la estructura.

¿Se puede prevenir la hipermetropía?

Los especialistas pueden recomendar cambiar su estilo de vida y adoptar algunas medidas caseras que, si bien no permiten prevenir la hipermetropía, pueden proteger los ojos y la vista. Estas medidas incluyen examinarse los ojos de manera periódica a pesar de que no presenten alteraciones en la vista, controlar los trastornos de salud crónicos, en especial enfermedades como la diabetes y la hipertensión, ya que pueden afectar la vista si no son tratadas de manera adecuada. También protegerse los ojos del sol utilizando anteojos de sol que bloquean la radiación ultravioleta, así como evitar las lesiones oculares, esto a través del uso de equipo protector adecuado al hacer actividades deportivas, cortar el pasto, pintar o usar productos que despidan vapores tóxicos.

Mantener una alimentación saludable y evitar el consumo del tabaco también es altamente recomendable para mantener la salud de los ojos. Se sugiere incluir alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 y el uso de lentes correctivos adecuados para ayudar a optimizar la vista y con los exámenes periódicos ustedes se asegurarán de tener una prescripción correcta.

Se recomienda evitar hacer actividades que impliquen un esfuerzo en la visión con mala iluminación, por ejemplo, leer o pasar mucho tiempo en la computadora. Para reducir el esfuerzo ocular se sugiere tomar descansos de enfoque de objetos cercanos al menos cada 20 minutos. y en su lugar enfocar objetos de al menos seis metros de distancia durante 20 segundos.

En caso de presentar síntomas como pérdida repentina de la visión en un ojo, dolor, vista nublada o borrosa repentina. visión doble o destellos de luz, puntos oscuros o anillos alrededor de las luces. es importante consultar de inmediato al especialista porque podría tratarse de un trastorno ocular grave

Para el tratamiento de la hipermetropía, los servicios de oftalmólogos en Mérida es clave y la Dra. Elizabeth Esparza es una de las mejores opciones. Para agendar una cita o solicitar información detallada llámenos al (999) 481 9244, con gusto los atenderemos.

Categories:
¿Qué es la cirugía refractiva LASIK?

¿Qué es la cirugía refractiva LASIK?

Los oftalmólogos en Mérida, Yucatán ofrecen una alternativa quirúrgica para el tratamiento de defectos de visión, como la cirugía refractiva. El procedimiento permite mejorar o corregir la visión de personas con miopía, hipermetropía y astigmatismo y reducir o eliminar la necesidad de utilizar gafas o lentes de contacto.

Actualmente se dispone de diferentes técnicas quirúrgicas que permiten hacer un ajuste en la capacidad de visión a través de un moldeado de la córnea. A este tipo de técnicas se les conoce como refractivas y la más común es la LASIK (Laser Assisted in Situ Keratomileusis) o Queratomileusis in situ asistida por láser, en la que se utiliza un haz de luz enfocado en un punto para modificar la forma de la córnea.

En pacientes con miopía, las técnicas de cirugía refractiva reducen la curvatura de la córnea cuando es demasiado puntiaguda, lo que ocasiona que la capacidad de enfoque del ojo disminuya. De esta manera, las imágenes que se enfocan frente a la retina por una curva empinada de la córnea se empujan más cerca o directamente a la retina después del procedimiento quirúrgico, mejorando así la visión.

Por otro lado, para el astigmatismo las técnicas de cirugía refractiva empleadas moldean las porciones irregulares de la córnea para hacer su superficie más suave y simétrica. Como resultado, las imágenes se pueden enfocar claramente en la retina y se elimina la distorsión generada por las formas irregulares de la córnea que dispersan la luz.

¿Cuándo se indica?

Una cirugía refractiva se recomienda a aquellas personas que buscan disminuir su dependencia a lentes de contacto o anteojos. Sin embargo, es importante que cuenten con buena salud ocular y que conozcan los pormenores del procedimiento, que incluye los riesgos que implica y el tipo de cuidados requeridos para su recuperación. De igual manera se requiere que el error refractivo sea considerado adecuado para la cirugía por los oftalmólogos en Mérida, Yucatán.

Para seleccionar el método es necesario que el oculista realice un examen minucioso sobre su caso. A partir de la información recabada se les podrá recomendar el procedimiento más adecuado para ustedes.

¿Cómo funciona la cirugía LASIK?

Para una adecuada visión, los rayos de luz tienen que viajar por la córnea y el cristalino, elementos encargados de refractar la luz para que llegue a la retina, que convierte las luz en señales que en el cerebro son traducidas a imágenes. En caso de que la forma de la córnea o el cristalino impidan que la luz se refracte correctamente se presentan errores de visión.

A través del procedimiento LASIK se puede cambiar la forma de la córnea para mejorar el enfoque de la luz en la retina. Esta cirugía es adecuada para el tratamiento de miopía, hipermetropía y astigmatismo. Si la cirugía es exitosa, el paciente puede disminuir el uso de anteojos o de lentes de contacto e incluso prescindir de ellos por completo.

¿Quién puede operarse?

Un buen candidato para someterse al procedimiento LASIK es aquel paciente mayor de edad que no haya presentado muchos cambios en su prescripción ocular en el último año y que tenga un error refractivo que pueda tratarse con este método. Las córneas de los pacientes candidatos deben estar saludables y gruesas. Es importante que antes de decidir someterse a la cirugía sepan qué expectativas realistas pueden tener.

Las personas que no son consideradas buenas candidatas para el LASIK son las que tienen errores refractivos inestables o cambiantes, niveles extremos de miopía, hipermetropía o astigmatismo o un caso grave de ojos secos. Tampoco son buenos candidatos quienes tienen córneas muy delgadas, enfermedades o abrasiones en la córnea, queratocono, glaucoma avanzado, cataratas que afectan la visión, antecedentes de algunas infecciones oculares o diabetes no controlada. A las mujeres embarazadas o en lactancia y a los pacientes con historia de formación de queloides no se les recomienda este tipo de tratamiento.

Para determinar si son buenos candidatos para el procedimiento LASIK, los oftalmólogos en Mérida les harán un examen de ojos para revisar su salud general, les medirán su córnea y el tamaño de la pupila así como el error refractivo. En algunos casos también se les medirá la calidad y cantidad de lágrimas para descartar un problema de ojos secos.

Si se determina que son buenos candidatos, antes de la cirugía el oftalmólogo hablará con ustedes sobre sus necesidades de visión según su estilo de vida y las expectativas realistas del tratamiento. En este punto es importante mencionar que el LASIK puede permitirles realizar la mayoría de sus actividades normales sin el uso de lentes correctivos, pero es posible que tengan que usarlos para ciertas actividades, como leer o manejar un automóvil.

¿En qué consiste el procedimiento?

El LASIK se hace de manera ambulatoria y para comenzar se les aplica anestesia con gotas oftálmicas, se les coloca un espéculo para impedir el parpadeo y un anillo de succión para evitar el movimiento del ojo. Ustedes sentirán una presión similar al que experimentan al apoyar un dedo sobre el párpado. En esta fase del procedimiento su visión se volverá más tenue o verán todo oscuro.

Posteriormente, con un láser o un dispositivo llamado microquerátomo, los oculistas en Mérida hacen una solapa del espesor de un papel dentro de la córnea para levantarla y doblarla hacia atrás. Con esto se empieza a remodelar la córnea con el láser, que previamente se programa con las medidas de su ojo. Al finalizar el remoldeo, el especialista vuelve a colocar la solapa en su posición original y alisa los bordes.

Después del procedimiento les coloca un protector sobre el ojo mientras sana y les indica el uso de gotas especiales para reducir la sequedad y acelerar la curación del ojo.

¿Es un procedimiento riesgoso?

Al igual que cualquier procedimiento quirúrgico, la cirugía refractiva tiene sus riesgos y los pacientes pueden presentar de manera temporal o permanente algunos efectos secundarios. Estos incluyen dolor o malestar en los ojos, visión borrosa o nublada, comezón, deslumbramiento, sensibilidad a la luz, anillos de luz alrededor de las luces y manchas rojas o rosas de sangre que desaparecen gradualmente.

Otros riesgos, mucho menos frecuentes, son infecciones, empeoramiento de la visión y ceguera. Además, podría presentarse una hipercorrección o hipocorrección, problemas que pueden mejorarse con otra cirugía o con el uso de anteojos o lentes de contacto.

Si ustedes buscan oftalmólogos en Mérida, Yucatán para someterse a una cirugía refractiva que les permita mejorar su visión, la Dra. Elizabeth Esparza es una de las mejores opciones por su alta especialidad y experiencia. Los invitamos a contactarnos al teléfono (999) 481 9244 para agendar una cita, con gusto los atenderemos.

Categories:
Pruebas de visión en bebés y niños

Pruebas de visión en bebés y niños

La salud integral de bebés y niños es indispensable y por ello se recomienda un tamiz visual Mérida y exámenes oculares que permitan identificar problemas de visión. Para ello se recomienda a los padres recurrir a los servicios de oftalmólogos especializados en la atención de niños, como la Dra. Elizabeth Esparza.

¿Qué es y por qué se realiza un tamiz visual en recién nacidos?

Una de las pruebas que se deben realizar a bebés recién nacidos es el tamiz visual para la detección temprana de alteraciones en los ojos que puedan comprometer su desarrollo y visión. Al momento del nacimiento el médico se encarga de hacer una exploración externa con el fin de comprobar que sus cejas y párpados se hayan formado correctamente y que no presente cataratas u otras alteraciones congénitas que sean visibles en la parte frontal de los ojos. Posteriormente se le realiza la primera revisión ocular completa que da gran importancia a la parte posterior de los ojos.

Se recomienda que el tamiz lo lleve a cabo un oftalmólogo pediatra Mérida a las cuatro semanas del nacimiento del pequeño, para lo que utiliza un oftalmoscopio. Este instrumento se compone de varias lentes y una lámpara que permiten revisar las estructuras que se encuentran detrás del ojo, como nervios y retina, los que no son perceptibles a simple vista, pero que en caso de presentar alguna alteración pueden ocasionar problemas de visión de diferente gravedad en los pequeños.

Durante el examen la prueba de reflejo rojo es muy importante, una maniobra en la que se emite un destello rojizo sobre la pupila del bebé para comprobar el reflejo que produce, y en caso de ser blanco se sospecha de una patología como retinopatía, cataratas o tumores. Cuando se presentan indicios de alguna alteración el médico indica el tipo de pruebas complementarias que requiere para confirmar un diagnóstico y así poder brindar un tratamiento adecuado.

Es importante tener en consideración que, incluso cuando no se han detectado anomalías durante el examen ocular, es necesario que los niños sean revisados de manera periódica por un especialista. Esto en particular cuando presentan antecedentes familiares de problemas de visión o ceguera, son prematuros o tienen enfermedades como artritis idiopática, neurofibromatosis, síndrome de Down, discapacidad de aprendizaje, problemas conductuales o afecciones neuropsicológicas, ya que tienen mayor riesgos de desarrollar alteraciones de visión.

¿Cuándo y cómo se hace la evaluación de visión en niños?

El tamiz visual Mérida es un procedimiento de gran importancia en niños para identificar de manera oportuna alteraciones en su visión que les permitan recibir un tratamiento adecuado y reducir los riesgos de complicaciones en un futuro.

En los bebés recién nacidos se recomienda que un oftalmólogo se encargue de examinar sus ojos y lleve a cabo la prueba de reflejo rojo, en especial cuando se trata de un bebé prematuro o pertenece a un grupo de riesgo por antecedentes familiares de trastornos de visión u otro tipo de problemas médicos.

Esta prueba debe hacerse también seis meses después del nacimiento y al año, en la búsqueda de estrabismo, ambliopía o exotropía, problemas oculares que describiremos a detalle en futuras publicaciones en este blog.

A partir de los tres años, cuando los pequeños pueden cooperar con el examen proporcionando información, se recomienda revisar la agudeza visual para determinar su capacidad de enfocar de lejos, a media distancia y de cerca, y en caso de ser necesario para hacer las correcciones de visión se les indicará el uso de anteojos.

En caso de que se sospeche de problemas como estrabismo o ambliopía, miopía, hipermetropía, astigmatismo y otros problemas lo más conveniente es realizar un examen completo para obtener la mayor información posible, la que será de ayuda para la corrección exitosa de la visión.

En el caso de niños en edad escolar, se indica un examen para determinar la agudeza visual y la alineación anualmente, en especial caso de sospechar de un problema. Algunos de los signos que pueden ser de utilidad para identificar problemas de visión en niños son los dolores de cabeza recurrentes y, en algunos casos, un bajo desempeño escolar por las dificultades para ver con claridad.

¿En qué se diferencian una evaluación visual y un examen ocular?

Una evaluación de visión tiene por finalidad identificar la agudeza visual y capacidad de enfoque de los ojos a diferentes distancias y en caso de identificar deficiencias recomendar el uso de anteojos. Por otro lado, un examen ocular es más completo y comprende diferentes pruebas para diagnosticar problemas visuales, de modo que permite obtener información a mayor profundidad sobre la salud del ojo y el sistema visual.

Se recomienda que se realice un examen ocular completo no solo a los bebés recién nacidos, sino también en casos en que se identifican problemas. Cuando los resultados de una evaluación de agudeza visual no son los adecuados el oftalmólogo infantil en Mérida puede recomendar un examen ocular a profundidad o si el pequeño manifiesta quejas sobre su visión o presenta comportamientos visuales anormales.

Es importante considerar que los niños con afecciones como prematurez, síndrome de Down, neurofibromatosis, artritis juvenil idiopática o con un historial familiar de estrabismo, retinoblastoma, ambliopía, glaucoma o cataratas presentan un riesgo mayor de desarrollar problemas oculares, por lo que deben someterse a exámenes oculares con mayor frecuencia.

También se recomienda que quienes tienen una discapacidad de aprendizaje, afecciones neuropsicológicas, retardos en su desarrollo o problemas conductuales sean revisados por un oftalmólogo.

Para llevar a cabo un examen de agudeza visual y pruebas oculares en niños y un tamiz visual Mérida a bebés, los servicios de la Dra. Elizabeth Esparza son una excelente opción por ser una de las mejores oftalmólogas en Mérida, Yucatán especializada en la atención con los pacientes más pequeños. Para agendar una cita o solicitar información detallada acerca de sus servicios, contáctenos al teléfono (999) 481 9244 con gusto los atenderemos.

Categories:
¿Cómo es el tratamiento para la ambliopía?

¿Cómo es el tratamiento para la ambliopía?

Una de las razones más frecuentes de visita a oculistas en Mérida por pacientes infantiles es la reducción de la visión en un ojo. Este padecimiento, conocido comúnmente como “ojo perezoso”, recibe el nombre clínico de ambliopía y es causado por una anomalía en el desarrollo visual en los primeros años de vida, lo que ocasiona que el ojo más débil presente una desviación ya sea hacia adentro o hacia afuera.

Para que nuestros visitantes conozcan más acerca de la ambliopía y cuenten con información que les permita detectarla, dedicaremos esta publicación en el blog de la Dra. Eli Esparza, oftalmóloga con una amplia experiencia y especializada en oftalmología pediátrica, a presentarles los signos y síntomas que caracterizan el padecimiento, así como las opciones de tratamiento disponibles actualmente.

La ambliopía por lo regular se presenta entre el nacimiento y los siete años y afecta únicamente un ojo, aunque en algunos casos puede llegar a presentarse en ambos, y es considerada la principal causa de pérdida de visión en niños. Con un tratamiento adecuado se pueden evitar las complicaciones de este padecimiento y para ello resulta fundamental tener un diagnóstico oportuno, el que sólo se puede obtener si se presta atención a la presencia de signos y síntomas en los pequeños.

Síntomas del ojo perezoso detectados por los oculistas en Mérida

Los síntomas y signos del ojo perezoso incluyen:

  • Desviación de un ojo hacia adentro o hacia afuera.
  • Ojos que en apariencia funcionan de manera descoordinada.
  • Poca percepción de profundidad.
  • Inclinación de la cabeza
  • Ojo entrecerrado o cerrado
  • Resultados anormales de exámenes de la visión.

En este punto es importante mencionar que si bien, el ojo perezoso puede identificarse por su desviación, la ambliopía no siempre se acompaña por esta y un examen ocular resulta imprescindible para identificar el problema.

La recomendación es consultar a un oftalmólogo infantil en Mérida si han detectado que uno de los ojos de sus hijos se desvía durante las primeras semanas de vida, en especial cuando se tienen antecedentes familiares de estrabismo, cataratas u otro tipo de enfermedades oculares, en cuyo caso tener un control de la visión será necesario para reducir los riesgos de que los niños presenten problemas a futuro.

De igual manera se recomienda que todos los pequeños de entre tres y cinco años se sometan a exámenes oculares completos de manera periódica para detectar oportunamente cualquier tipo de problema.

La ambliopía se desarrolla a partir de anomalías en las experiencias visuales del niño desde edad temprana, lo que origina un cambio en las vías nerviosas que se encuentran ubicadas entre la retina y el cerebro. Esto ocasiona que el ojo con mayor debilidad reciba menos señales visuales, lo que con el tiempo deriva en una disminución en la capacidad de los ojos para funcionar juntos, dando como resultado que el cerebro suprima o ignore los estímulos captados por el ojo débil.

Entre las causas más comunes que se encuentran relacionadas con el ojo perezoso se encuentra el estrabismo, la anisometropía refractiva y la privación. Por un lado, el estrabismo es un desequilibrio muscular que provoca que los ojos se desvíen o se crucen, por lo que no funcionan de manera coordinada.

Por su parte, la asimetría refractiva es una diferencia en la nitidez de la visión entre los dos ojos, ya sea ocasionada por una miopía o astigmatismo; en general cuando ocasiona ojo perezoso se encuentra combinada con estrabismo. Por otra parte, la privación es la falta de visión clara en un ojo ocasionada por múltiples problemas, entre ellas la presencia de cataratas y, si en estos casos la ambliopía no es tratada adecuadamente, puede avanzar a un problema de visión más grave.

¿Cómo se diagnóstica la ambliopía?

Para el diagnóstico de la ambliopía es necesario acudir con una oftalmólogo pediatra Mérida, como lo es la Dra. Eli Esparza, quien se encargue de realizar una revisión médica de la salud ocular y un examen minucioso para detectar estrabismo, diferencias de visión en los ojos o bien, visión deficiente en ambos ojos.

Durante la revisión se suelen emplear gotas para dilatar los ojos y métodos específicos según la edad de los pequeños. En niños que se encuentran aún en una etapa preverbal se puede usar un instrumento de aumento con luz para la detección de cataratas, así como pruebas que son de utilidad para evaluar la capacidad de los pequeños para fijar la mirada y seguir con sus ojos un objeto en movimiento. En los niños mayores de tres años se pueden usar pruebas con letras o imágenes para evaluar la visión cubriendo un ojo para examinar el otro.

Si el diagnóstico se confirma, se indicará un tratamiento especial según la causa que origina el ojo perezoso y el nivel de afectación de la visión por la enfermedad. Entre los tratamientos posibles se encuentran:

  • El uso de lentes de corrección para problemas como miopía, hipermetropía o astigmatismo, si se encuentran relacionados con la causa del ojo perezoso.
  • El uso de parches oculares, para estimular el uso del ojo debilitado.
  • Un filtro de Bergenter, que se coloca sobre el ojo más fuerte desenfocando su visión para estimular al ojo debilitado.
  • El uso de colirios, un medicamento que desenfoca temporalmente la visión del ojo más fuerte para propiciar el uso y fortalecimiento del ojo debilitado.
  • La cirugía, recomendada cuando los ojos del pequeño se separan o se cruzan.

Con la cirugía es posible hacer una reparación de los músculos oculares, así como tratar cataratas o atender los párpados caídos, los que también pueden dificultar una correcta visión. Finalmente existen otros tratamientos basados en realizar ciertas actividades, los que por lo regular se indican de manera complementaria a los que ya hemos mencionado.

En futuras publicaciones en este blog hablaremos a mayor detalle sobre el tratamiento para la ambliopía y otras condiciones que afectan especialmente a los pacientes más pequeños.

Les recordamos que si buscan los servicios de oculistas en Mérida especializadas en la atención de niños, la Dra. Eli Esparza es una de sus mejores opciones. Una de las mejores médico oftalmólogos en Mérida comprometida con mantenerse siempre actualizada y a la vanguardia, ofrece un trato profesional y amable para atender enfermedades oculares en la infancia, problemas de desarrollo visual y estrabismo.

Además, cuenta con una amplia experiencia en tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades de adultos, como cataratas, glaucoma, pterigiones y enfermedades de la retina. Para solicitar información detallada acerca de sus servicios o si gustan agendar una cita, no duden en ponerse en contacto con nosotros al teléfono (999) 481 9244, con gusto los atenderemos.

Categories:
Tipos de estrabismo y tratamiento quirúrgico

Tipos de estrabismo y tratamiento quirúrgico

La Dra. Elizabeth Esparza es médico con especialidad en oftalmología pediátrica y cuenta con una amplia experiencia en cirugía de estrabismo en Mérida, una de las opciones de tratamiento disponibles para atender esta alteración que resulta muy frecuente en niños. Para que nuestros visitantes cuenten con información sobre el padecimiento, dedicaremos esta publicación en nuestro blog a hablar del tema.

El estrabismo es una alteración que frecuentemente presentan los pacientes infantiles y, además de tener consecuencias estéticas, afecta la agudeza visual y la visión binocular. Es precisamente por ello, que su diagnóstico y tratamiento precoz resultan de tanta importancia para tener un mejor pronóstico sensorial y permitir a los niños tener una adecuada visión. También ayudará, por supuesto, a evitar las incomodidades e inseguridad que las consecuencias estéticas del estrabismo les podría ocasionar.

Existen diferentes términos que podrán encontrar relacionados con estrabismo, uno de ellos es ambliopía, el que se emplea para referirse a la disminución de la agudeza de la visión sin que se identifique una causa orgánica. Otro es endotropia o esotropia, un tipo de estrabismo convergente, y exotropia o exoforia que es un estrabismo divergente.

Anteriormente en este blog ya hemos hablado de la ambliopía, sus características y tratamientos disponibles, por tanto, en esta ocasión nos enfocaremos exclusivamente a explicar los diferentes tipos de clasificaciones que recibe el estrabismo y su tratamiento quirúrgico.

Antes de entrar de lleno al tema es conveniente mencionar que los oftalmólogos en Mérida Yucatán especializados en atención infantil o pediátrica llevan a cabo una exploración sencilla que les permita detectar los trastornos mencionados e indicar el tipo de estudios avanzados requeridos para su tratamiento.

Son numerosas las pruebas que pueden llevarse a cabo para confirmar un diagnóstico y el tratamiento que resulte más adecuado, como el estudio de agudeza visual, la prueba de Hirschberg y el estudio de versiones y ducciones, los que describiremos en futuras publicaciones en este blog.

¿Qué es el estrabismo?

El estrabismo es una desviación de un eje del ojo en relación con la posición que debería tener cuando el otro ojo mira un objeto. Esta alteración puede tener como consecuencia la ambliopía, que es considerada la consecuencia más severa, pero existen otras como alteraciones sensoriales, en las que se incluye la diplopía que consiste en la visión doble de un objeto, y la confusión, fenómeno ocasionado por la localización en un mismo punto del espacio de dos objetos, es decir, una superposición de las imágenes.

También existen riesgos de alteraciones motoras, como contracturas y déficit muscular. Para evitar esta clase de complicaciones, se recomienda a los padres buscar la atención de oftalmólogos en Mérida que, a través de un buen diagnóstico, determinen la clase de tratamiento que pueda resultar más adecuada.

Después de realizar las pruebas diagnósticas, el especialista puede determinar el tipo de estrabismo que presenta el niño. Esta alteración se clasifica según la dirección en que se presenta la desviación en estrabismo convergente o endotropia, que es la desviación hacia adentro; estrabismo divergente o exotropía, que consiste en la desviación hacia afuera; hipertropía, cuando los ojos se desvían hacia arriba; hipertropia, cuando los ojos se desvían hacia abajo.

Según la persistencia del estrabismo puede ser constante, que aparece permanentemente; intermitente, que aparece sólo en algunas circunstancias o en un campo de visión específico, por ejemplo, en caso de enfermedad, nerviosismo o cansancio o al enfocar de lejos o cerca. Según la preferencia por un ojo el estrabismo puede ser alternante, empleando un ojo para fijar de manera indistinta mientras el otro se desvía o estrabismo monocular cuando se prefiere un ojo para la fijación y el otro se desvía constantemente. Además, existen otras clasificaciones según su momento de aparición y el tipo de fijación que se presente.

Tipos de tratamiento para el estrabismo

Existen diferentes opciones de tratamiento conservador para el estrabismo, pero la cirugía se recomienda en ciertos casos. Para corregir la endotropia congénita la cirugía puede hacerse a partir de los dos años y medio y tiene una finalidad estética, aunque constantemente se tienen que hacer reintervenciones.

La endotropia acomodativa pura puede tratarse con cirugía cuando la endotropia persiste después de la adición de dos cristales de +3D en los lentes bifocales recomendados como parte del tratamiento conservador, y en caso de que se presente descompensación con el fin de corregir la hipermetropía y atender la ambliopía.

En la endotropia parcialmente acomodativa la cirugía se recomienda cuando el ángulo residual desde un punto de vista estético es importante y en la no acomodativa se indica con fines estéticos con posibilidad de obtener ortoforia y la agudeza visual normal.

En caso de endotropia sensorial la finalidad de la cirugía es estética y se requieren frecuentes reintervenciones, mientras que con la exotropía intermitente la cirugía busca la curación definitiva y puede hacerse a partir de los seis años. Con exotropía constante, realizada a partir de los dos años y medio de edad la finalidad es estética, al igual que con las exotropias secundarias.

La cirugía de estrabismo en Mérida está diseñada con la finalidad de corregir las alteraciones estéticas, y en algunos casos, la agudeza visual. Para ello se operan los músculos extrínsecos del globo ocular o los músculos oculomotores, un grupo de seis músculos que se encargan de mover el globo ocular para reforzarlos o debilitarlos, según se requiera, y evitar así que el ojo se desvíe.

El procedimiento se lleva a cabo por fuera de los ojos y el número de músculos por intervenir depende de la clase de estrabismo diagnosticada y el nivel de desviación. En futuras publicaciones en este blog encontrarán información detallada acerca del procedimiento y otras opciones de tratamiento que puede indicar el especialista para corregir la desviación y mejorar la agudeza visual afectada por el estrabismo.

Les recordamos que la Dra. Elizabeth Esparza es especialista en atención de pacientes pediátricos y cuenta con amplia experiencia en cirugía de estrabismo en Mérida. Para solicitar información detallada acerca de sus servicios o agendar una cita, contáctenos al teléfono (999) 481 9244, con gusto los atenderemos.

Categories:
Tamizaje visual en niños: ¿Por qué debo llevar a mi hijo con el oftalmólogo?

Tamizaje visual en niños: ¿Por qué debo llevar a mi hijo con el oftalmólogo?

La evaluación en recién nacidos, mediante el tamiz visual en Mérida, es una medida preventiva de mucho valor y que puede llegar a ser determinante en la calidad de vida de sus hijos; es por ello que la doctora Elizabeth Esparza, oftalmóloga infantil de destacada trayectoria, recomienda la práctica de esta prueba antes del mes y medio de vida, a fin de detectar enfermedades congénitas que podrían mermar el desarrollo de la vista.

¿Por qué debo llevar a mi hijo a consulta una vez al año?

Es una pauta establecida por los oftalmólogos en Mérida y de todo el país, con el objetivo de ayudar a prevenir la evolución de posibles patologías en sus hijos. Sabemos que la buena visión es esencial para el bienestar físico y mental de todo ser humano, el éxito escolar y las relaciones sociales; y si bien el sistema óptico no está completamente desarrollado en los bebés y niños pequeños, se requiere evaluar periódicamente el modo en que están trabajando su vista.

¿Cómo y cuándo acudir con los oculistas en Mérida?

En los recién nacidos, una oftalmóloga pediatra, como la doctora Esparza, debe examinar los ojos y realizar las prueba de refracción, biomicroscopia y fondo de ojo bajo dilatación, que es un indicador básico para determinar que la estructura ocular es normal. Si sus hijos nacieron prematuramente o se encuentran en alto riego de tener problemas de la vista, el tamiz visual resulta esencial, porque podría ser determinante para su calidad de vida y su salud futura.

En los bebés menores de un año, debe realizarse en los primeros meses de vida, mientras que, al llegar a la edad preescolar, entre los tres años y los tres años y medio, deberán llevar a sus hijos a una revisión con la doctora Esparza, a fin de determinar problemas de agudeza visual o alteraciones en la alineación, como el estrabismo o el síndrome del ojo vago; así como errores refractivos que podrían afectar su capacidad de percepción y su rendimiento académico, como la miopía y el astigmatismo.

Pongan a sus pequeños en las manos de la doctora Elizabeth Esparza y permitan que les provea la atención que merecen. Si desean más información, sigan explorando su sitio web y no olviden agendar sus citas a través del chat en línea.

Categories: