3 Razones para llevar a los niños a consulta oftalmológica

3 Razones para llevar a los niños a consulta oftalmológica

Los oftalmólogos pediatras en Mérida coinciden en que el ojo es un órgano que se encuentra en constante desarrollo durante la infancia, lo que significa que, en los primeros días de vida, los ojos están inmaduros, adquiriendo competencias visuales a medida que pasa el tiempo; es por ello que se recomienda acudir a consulta regular, porque, si hay algún problema, lo ideal es tratarlo pronto, de manera que se pueda asegurar la calidad de vida de los pacientes.

A pesar de que hay un sinnúmero de patologías refractivas que pueden ser diagnosticadas y atacadas en fases tempranas, hoy queremos compartirles algunas de las más frecuentes:

  • Miopía. Se trata de una dificultad para ver de lejos y que suele manifestarse a partir de los 10 años, aunque también puede ocurrir en etapas precoces. Una señal de miopía en los niños puede ser que se quejen de que no pueden leer la pizarra con facilidad, que tiendan a acercarse mucho a los libros, a fin de distinguir las letras con claridad; o que vean la televisión o el ordenador demasiado cerca.
  • Hipermetropía. Los oftalmólogos para niños en Mérida identifican la hipermetropía como la dificultad para ver las cosas de cerca, y los pequeños suelen presentar dolores de cabeza al leer, por lo que hay ocasiones en las que pueden sufrir una baja significativa en sus calificaciones escolares.
  • Se produce cuando la curvatura de la córnea no es regular, lo que provoca una seria distorsión de las imágenes; de hecho, algunos síntomas relacionados incluyen dolores de cabeza, fatiga ocular, dificultad para leer, tanto de cerca como de lejos; y cansancio.

Si estas condiciones de salud ocular no se detectan a tiempo, es posible que sus hijos presenten más problemas asociados con las funciones visuales, además de ciertas complicaciones, a lo largo de sus vidas. A propósito de esto, la doctora Elizabeth Esparza, una de las mejores oculistas en Mérida, recomienda que lleven a sus niños a consulta con el oftalmólogo pediatra desde los primeros meses tras el nacimiento, a fin de prevenir complicaciones, porque, el riesgo de no tratar un vicio refractivo o una desviación es que aparezca la ambliopía, también conocida como ojo flojo, que es la falta de desarrollo de la visión, y que ha incidido en el 4 por ciento de la población infantil.

La doctora Elizabeth Esparza sabe que sus hijos son su mayor tesoro, por eso aconseja que sean responsables con las visitas al oftalmólogo. Para conocer más acerca de sus servicios, los invitamos cordialmente a que exploren su sitio web.

Leave your comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.